sábado, 20 de junio de 2009

La Vida es tan fácil...

Simplemente sucede lo que tiene que suceder. Siempre. Y si algo no nos gusta, podemos cambiarlo. Porque ese cambio sería lo que toca que suceda. Todo fluyendo en Armonía desde la Unidad.

Si queremos hacer algo, podemos hacerlo. Y si no queremos o no tenemos ganas, podemos dejar de hacerlo y que la Vida fluya por sí sola (el mundo no va a explotar porque nosotros nos tomemos un relax; la Armonía bondadosa lo protege todo). De una forma u otra, la Vida es fácil. Fluye y refluye. En Armonía. En Bondad.

Hay felicidad de sobra para todos. Porque la felicidad aumenta cuando se comparte, en vez de disminuir. Así que cuanto más felices somos y más felicidad fluya, más felicidad hay disponible para toda la creación.

Este es un buen Momento para jugar, reír y pasarlo bien.

7 comentarios:

  1. Hola, Zenda querido.
    Me he convertido en una asidua lectora de este tu blog… Pues me gusta sentirte cada día…
    Y ya que hoy comentas sobre el fluir de la vida, me dejo llevar por ese flujo para comentar lo siguiente en relación a la referencia que haces sobre que “si algo no nos gusta, podemos cambiarlo”.
    Personalmente, cuando algo de lo que me presenta la vida no me gusta, lo que hago primero es aceptarlo en la certeza de que ello ha sido una creación mía y por tanto algo para ser experimentado , con todo lo que la experimentación implica: de observación de emoción, comprobación de reacción, resultados…
    Pero paradójicamente, desde que utilizo conscientemente ese enfoque de estar en disposición de aceptación, cada vez se me presentan menos acontecimientos que me disgustan.
    A veces interpreto que al haber desplazado el temor a atravesar cualquier tipo de experiencia, éstas pierden su razón de ser. Otras, seme ocurre pensar que quizá las experiencias llegan pero como no les cuelgo la etiqueta de buenas o malas, todas son tratadas de igual manera… Pero nada de eso es importa, pues tan sólo son razonamientos mentales y podría tener cientos de ellos al respecto y ninguno ser la Verdad…
    Pero lo que sí es importante es que cada día me sorprendo de lo hermoso que es vivir de esta manera…
    Hoy te ha tocado a ti leerme. Gracias por estar ahí.
    Un abrazo amoroso,
    Meli

    ResponderEliminar
  2. Muchas gracias Meli, ¡qué gran chorro de Sabiduría ha fluido a través de Ti! :-)

    Me gusta todo lo que has dicho, así que no lo voy a "cambiar" jejeje ;-)

    Jugar sí que voy a jugar: a compartir un matiz más. Entonces primero fluyó la idea "lo que no nos guste lo podemos cambiar", que es una forma muy coloquial de expresar algo (supongo que, como de costumbre, esto tiene pistas o "lecturas" en diferentes niveles). Luego ha fluido un matiz más refinado: "lo que no me gusta, lo acepto y lo experimento, transformándolo, fluyendo" (traduzco a mi manera jejeje). Este matiz más refinado quizás sea más fácil que lo intuyan los "Shaumbra". Quizás si alguien que entre por aquí a leer le cuesta captar este matiz, quizás lo capte mejor si lo reinterpreto de esta otra manera: "lo que no me gusta, lo comprendo y así se acaba resolviendo". Los conflictos desaparecen cuando los comprendemos jejeje (ni siquiera es necesario comprender intelectualmente, sino que basta con una comprensión equivalente a "acoger" el suceso en nuestro corazón).

    Acertijo para mí mismo: los 3 "matices" del párrafo anterior son 3 maneras de decir lo mismito jejeje... ¿Cómooorrrrrr? :-D

    Y bueno, tratando de resolver yo mismo mi propio acertijo, diría que aceptar algo incluye la posibilidad de transformar (cambiar) cualquier cosa en nuestra vida, ya que aceptar incluye aceptar también los deseos de cambiar cosas, si surgen tales deseos (a fin de cuentas somos creadores, nos va la marcha y cambiarlo todo, cuando nos da la gana jejeje). Y la comprensión (tercer matiz) ayuda tanto a aceptar como a transformar las circunstancias de nuestra vida jejeje

    ¡Ea, que somos Dioses Libres! ¡Hagamos lo que hagamos, es el fluir correcto! Así que... ¡sigamos jugando! ;-)

    ResponderEliminar
  3. Y dejo un matiz más... va en serio, aunque parezca un chiste:

    "Lo que no me gusta, me gusta" !!

    ¡Halaaaa! :-P (lo dejo como acertijo jejeje...).

    ResponderEliminar
  4. Ok… ¡Lo que no me gusta, me gusta! ¡Sabia frase, ingeniosa y breve!

    Tu forma de expresarte y lo que dices, siempre me dejan un gusto dulce, por eso te leo…

    Me ha encantado esta expresión tuya: Comprensión equivalente a "acoger" el suceso en nuestro corazón.

    Por otro lado, y escribiendo también para mí misma… jajaja… digo:

    La aceptación ya contiene en sí misma la semilla del cambio. Pues “cambio”, en este caso, significa haber hecho la transformación de enfoque necesaria para no tener que pasar nuevamente por acontecimientos que resuenen en nosotros con la vibración de “disgusto” o sufrimiento.

    EA…

    ResponderEliminar
  5. ¡Gracias de nuevo, Meli, por juguetear por aquí! :-)

    Mientras "jugamos" surgen ideas, matices, cariño, vibraciones... Invito a cualquiera que nos lea a que participe del juego, de la manera que le fluya, ya sea preguntando, matizando, riendo, compartiendo o como sea que suceda jejeje...

    Muy buen punto, Meli, ese de que la aceptación ya contiene en sí misma la semilla del cambio. De hecho la aceptación supone un cambio de actitud (respecto a cuando no aceptábamos), y ese cambio interior promueve cambios a nuestro alrededor como reflejo de nuestra nueva actitud ante la Vida.

    Añadiré una cosilla más, previendo algún futuro lector que necesite alguna pista para seguir más fácilmente el hilo de nuestros comentarios:

    "La Aceptación es ambiciosa".

    La anterior frase no se trata de una verdad "total", aunque trata de expresar algo en la onda de diferenciar la "aceptación" de eso otro llamado "conformismo". Es muy interesante no confundir "aceptación" con "conformismo".

    La aceptación es ambiciosa en el sentido de ser una actitud "ganadora", emprendedora, creativa, abierta a los cambios.

    El conformismo es una actitud "perdedora", derrotista.

    La aceptación sintoniza bien con la alegría, cuando le pillamos la onda.

    El conformismo sintoniza más bien con la mediocridad que puede conducir potencialmente al aburrimiento o incluso a la depresión.

    La aceptación es juguetona, es valiente, es una actitud soberana y creadora, es un abrirse a conocer nuestra Esencia.

    El conformismo es miedoso, temeroso, es una actitud victimista (lo opuesto a la actitud soberana), es un cerrarse... no cerrarse pero quizás ignorar parcialmente nuestros potenciales. Es desconocimiento de Uno Mismo.

    Y bueno, ¡qué bozacas soy! :-D Me enrollo como una persiana, ¡porque yo lo valgo, jajajaj!

    Por todo lo anterior es por lo que decía, a modo de síntesis, que "la aceptación es ambiciosa", entendiendo la vibración de la "ambición" en el sentido más elevado posible.

    Linda Meli, el post de hoy era breve y ha dado paso a un relajante juego de "cantos", matices e ideas jejeje... ¡Ha fluido más energía y jugueteo en los comentarios que en el post, me gusta así jejeje!

    Un saludo coloreado y juguetón, Meli.

    El Mago juguetón ;-)

    ResponderEliminar
  6. Sintonizo plenamente con lo que dices y me felicito por haber entrado "en juego" en esta ocasión. Pues, como dices, ha dado para mucho... y aun podría seguir si alguien más quisiera intervenir.

    Está visto que cada vez que uno se siente empujado por la intuición a "participar" en algo, hay que obedecer, pues la intuición siempre te conduce a buen puerto.

    Gracias amigo, por estar haciendo magia para mí.

    ResponderEliminar
  7. Ha sido agradable jugar :-)

    Y Señoras y Señores, con este comentario superamos el récord de comentarios de este blog, por primera vez 7 comentarios en un solo post!! jejeje! ;-)

    Me acuesto ya, que mañana aparte de ver el amanecer (que esta vez no lo veré empezar) tengo antes incluso una "cita" con el Arcángel Miguel jejeje... (Se trata de la onda esa de las efusiones que se recogen en esta web: http://2009-arcangel-miguel.blogspot.com/ y en este caso hay "sesión" a las 06:00 am hora española jejeje... Para quienes no sepáis la onda diré que viene a ser como una especie de "meditación", estirando al máximo el concepto de "meditación" jejeje).

    Cierro por hoy comentando que el atardecer de este día ha sido fabuloso, un Sol suave y encantador que me ha sentado genialísimamente bien! Y hace un ratito, ya de noche, he subido un rato a la terraza y ¡qué gustito!, cielo despejado, se veían algunas estrellas y había un vientecito fresco y agradable que me ha hechizado unos minutitos jejeje

    ¡Hasta otra, Meli! O con otras palabras y más profundamente: ¡Siempre juntos! :-)

    ResponderEliminar