sábado, 11 de julio de 2009

Soy Yo Sucediendo

Sean cuales sean las circunstancias aparentes, no es algo que me esté sucediendo, sino que Soy Yo Sucediendo. Todo está bien, fluye en la armonía de la Unidad.

Hace unos minutos he disfrutado del Momento, aromatizado por la luz del sol en la terraza, el bellísimo aire refrescando mi piel, bellos sonidos procedentes de la calle, del Ser. Ha sido más de media hora encantadora, mágica, que no cambiaría por nada del mundo. Sabía que me encontraba en el mejor lugar del mundo. Ya que sé que así sucede siempre: el Ser se encuentra siempre en la situación perfecta para cada momento. Me siento abundante, feliz, genial de estar siempre en el sitio y momento perfecto para mí.

Es maravilloso sentir profundamente que en todo momento vivimos en el Centro del Cosmos, en el SER.

Cuando nos sentimos en sintonía con la armonía de la Unidad, sentimos que todo tiene su momento, su lugar de ser. Mientras disfrutaba del sol y del aire en la terraza me he dado cuenta de la belleza de los pitidos de los coches. Todos son preciosos, forman parte de la Unidad y tienen su momento preciso para sonar en esta Orquesta precisa y bella que es la Unidad. No hay dos pitidos iguales, como no hay dos pisadas iguales. Podemos descubrir la creatividad de la Vida en cada momento, en cualquier circunstancia. Cada pisada es una sensación diferente, una puerta que nos conecta al Ser. Cada pisada, cada respiración, cada latido del corazón es una invitación a descubrir el Ser. No hay dos pisadas iguales, es imposible aburrirse cuando se mira la vida con ojos espontáneos, sin interpretar las cosas a través de la mente. La mente saca 'fotocopias' de circunstancias parecidas y las interpreta como meras repeticiones, perdiéndose lo que hay en Verdad, la grandiosidad de cada momento sutilmente diferente. Para la mente las pisadas son todas iguales, no capta la maravilla de cada una sino que copia una y pega esa imagen a todas las pisadas posteriores que encuentre en su camino. Si dejamos de interpretar el mundo con la mente, captamos Lo Que Es. Ahí no cabe el aburrimiento sino la maravilla, el pasmo, el éxtasis. Todo Esto está sucediendo ahora, fluye constantemente. Y la mente se lo salta mediante sus 'fotocopias' o simplificaciones, con sus etiquetas. Permitámosnos mirar el mundo directamente, sin interpretarlo. ¡WOW!

No hay comentarios:

Publicar un comentario