sábado, 11 de julio de 2009

Tan a gustito...

*
¡Vida, envuélveme!

Envuélveme en tu Amor. Envuélveme con tu Bondad, con tu Felicidad. Hazme sentir tan a gustito como Yo Soy Unido a Ti.

A cambio te ofrezco lo que Soy. Te ofrezco mi ser, mi alegría, mi placer. ¡Qué placer tan rico se sentía esta noche y esta mañana en contacto con la cama! Amo a la cama. Es hermoso experimentar al cuerpo sostenido por la dulzura de la amorosa cama.

Vida, recuérdame constantemente que somos UNO. Recuérdame siempre lo maravilloso que es jugar. Con la actitud juguetona, con la alegría espontánea del Momento, es cuando se comprende que no es necesario buscar la felicidad, no es necesario buscar nada sino que es maravilloso fluir y disfrutar con Eso que ya tenemos. Siempre tenemos a mano lo que es idóneo para nosotros en cada determinado momento.

El matiz entre fluir y buscar, es que el que busca siente que le falta algo y por eso busca con ansiedad y obsesión. En cambio fluir implica plenitud: es Uno moviéndose y jugando de una situación a otra por mero placer juguetón, por alegría y amor, y no debido a la obsesión de sentirse vacío y necesitar llenar ansiosamente ese hueco inexistente. Fluir es simplemente la dinámica de la Vida.

Vida, sigamos jugando. Como siempre, acompáñame acariciando mi espalda y cuidando mis sueños, que son niños traviesos envueltos en tu sabiduría armoniosa.

¡VIDA, SER, YA ES!
*

No hay comentarios:

Publicar un comentario