miércoles, 30 de septiembre de 2009

¡Quiero problemas! ¡Más, más, más problemas!

*
No hay problemas, sino retos (que además podemos rechazar si lo vemos oportuno). Es como si los 'problemas' en nuestras vidas... vienen a ser como... como... como acertijos, como problemas de ajedrez. Me gusta el ajedrez y me parece un buen ejemplo. Muchas veces he disfrutado resolviendo (o tratando de resolver jejeje) problemas de ajedrez. Cuando conseguía resolver uno, ¡buscaba otro! Y estos problemas nunca son un PROBLEMA, sino una oportunidad de ejercitar la mente y de pasarlo bien.

Así que redefinimos una nueva palabra en nuestro diccionario personal:

Problema: dícese de aquello que nos da la oportunidad de ejercitar nuestras cualidades y nos incita a disfrutar de la vida.

¡Quién va a tener miedo a los problemas!

¡Vida, envíame unos cuantos jajaja!
*

No hay comentarios:

Publicar un comentario