viernes, 25 de septiembre de 2009

Todo está OK

*

Todo está OK

No hay nada que lograr. La Vida no nos impone obligaciones ni metas, ni necesitamos alcanzar una supuesta perfección, pues ya somos la esencia que somos en este mismo momento… y somos exactamente como teníamos que ser en este instante (en el próximo instante ocurrirá todo de la manera propicia: si nuestro personaje en el juego ha de cambiar, cambiará de la manera propicia en un cambio guiado y efectuado por la Consciencia Única).

Sin embargo, hay un todo de opciones por jugar. Dentro de este espectáculo-juego que es el mundo podemos juguetear con cualquiera de las variantes posibles que surjan. Si nos surge relajarnos, podemos relajarnos y disfrutar del espectáculo que propone la Vida. Si nos surge tensión o conflictos, observemos adonde nos conducen y descubramos los tesoros implícitos en eso que nos rodea.

Todo es exactamente como tiene que ser, y sucede como tiene que suceder. Esto incluye nuestros deseos de que determinadas circunstancias cambien: tal deseo, y la energía implicada con él, también forma parte del guión total, y es exactamente como tiene que ser. Si nos surgen esfuerzos por cambiar, tal impulso es también exactamente como tiene que ser. Y si se agota el impulso, así sea. Surgirá lo que sea: relax, quietud, o un nuevo impulso diferente. Ok, así sea, es correcto y desde una mirada profunda, es exactamente como ha de ser.

Este momento es tan bueno como cualquier otro momento de la eternidad. Naturalmente, podemos sentir el deseo de cambiar nuestras circunstancias, y es correcto hacerlo si así nos fluye. También puede surgirnos simplemente “pararnos” y degustar el momento presente. Quizás algún tesoro oculto nos había pasado desapercibido jejeje…

El tiempo es una herramienta, no una necesidad. Podemos usar el futuro o el pasado en nuestro beneficio, sin obsesionarnos con ello, sin perder el contacto con el Ahora (la Unidad). Las circunstancias del “presente” son también una manera de ver las cosas; no es necesario obsesionarse con ello, es un juego; nada más. Lo real no son las circunstancias inscritas en el “tiempo”, sino la pura Consciencia atemporal, que es lo que somos y a lo que estamos conectados en todo momento de la “eternidad”.

No hay mal que por bien no venga. Porque de hecho no hay mal en términos absolutos. Dentro del juego sí hay situaciones que nos aparecen como trágicas, sin embargo el daño que producen no es irreversible ni real, aunque así lo parezca durante la etapa en la que estamos muy implicados en la superficie del juego.

Siempre, siempre, siempre estás en el lugar oportuno, en el momento oportuno y haciendo, pensando y sintiendo lo que es oportuno. Esto es así porque todo está conectado, todo forma una Unidad y ninguna parte escapa a la Armonía Universal.

--------------------------------------------------------------------------------------------

(Nota): El texto anterior lo escribí hace unos meses (al parecer, el 1 de marzo de 2009) y lo posteé en otro de mis blogs cuando aún no había creado este blog. Lo posteé originalmente aquí: http://nytz.wordpress.com/todo-esta-ok/

¡Saludos!
*

No hay comentarios:

Publicar un comentario