jueves, 1 de octubre de 2009

La Abundancia

*
Esto lo escribí en enero de 2007 aquí: http://www.despertardivino.cl/aspbb/shauds/view.asp?msgID=9355 Ahora lo comparto también en este 'nuevo' blog, que en aquel entonces aún no existía.

La Abundancia

Recibí por mail la idea de que sería interesante si intercambiábamos lo que hemos aprendido sobre el tema del trabajo, dinero, en fin, el tema de la Abundancia. Voy a tratar de explicar a mi manera cómo entiendo estos temas, aportando una pieza más para nuestro puzzle, complementaria con los aportes que podéis añadir, ya que mis ejemplos de referencia vienen centrados en lo que yo conozco, y cada uno tenéis vuestros propios ejemplos-tesoros, que quizás sintáis el impulso de compartir. Y si de estos intercambios surge un pokito de Luz para todos, ¡bienvenida sea!

Tenemos la teoría y la práctica. La teoría la conocemos de sobra (así y todo espero acordarme de hacer algunas referencias más abajo, para clarificar en una especie de resumen y sobre todo por si lee alguien poco familiarizado con las técnicas de manifestación). Así que, en cuanto a la teoría, quizás más abajo haga alguna breve referencia, y la práctica somos nosotros, los ejemplos cotidianos de nuestras vidas.

Pero para empezar, ni teorías ni prácticas, paso de todo eso, voy al grano, a la Verdad: la Abundancia es lo que hay, es lo que vivimos. Creer lo contrario es una tergiversación de lo que en realidad vivimos. La Vida es Abundancia, y esto es así Ahora y Siempre. Siempre fue así, siempre será así, y hay Abundancia en este mismo instante. Y no solo una porción o muestra de Abundancia: tenemos, ahora mismo, TODO lo que necesitamos.

Me gusta el ejemplo del Aire, no me canso de ponerlo jejeje. El Aire nos envuelve constantemente, nos rodea, nos nutre, nos limpia con su brisa, nos da energía. Ningún humano es “pobre” en Aire. Unos podemos respirar más profundamente, otros menos, pero el Aire está disponible en la misma medida para todos. Hace milenios ya había Aire, y poca gente se preocupa de que por tanto respirarlo se vaya a acabar. Es un magnífico ejemplo de Abundancia. Cuando respiro, cuando tomo Aire, lo hago sin prisas, sabiendo que nadie me va a quitar mi ración. Cuando expulso el aire de mis pulmones, no lo hago con miedo de si dispondré de Aire en la siguiente inspiración, sino que confío en ello, ni siquiera me planteo lo contrario. Jamás he tenido dificultades “aero-financieras”, siempre dispongo de todo el Aire que requiero, sin necesidad de almacenarlo en “bancos de Aire” ni en bombonas de oxígeno guardadas en el desván, por si algún día hiciesen falta. Mi actitud respecto al Aire es más confiada, no trato de controlarlo, de almacenarlo, simplemente lo disfruto tal como viene, y nunca me ha faltado, el Aire siempre ha sido generoso conmigo.

Nunca me han preocupado los ladrones de Aire, si es que los hubiese realmente. Si un supuesto ladrón se acerca a mí (a mi nariz, supongo) a “robar” mi Aire, no me molestará. Que se lo lleve todo si quiere, a mí me llegará más, pues la Abundancia es muy real. Si alguien me dijera: “no respires ese Aire, que es mío”, aparte de reírle la gracia, bastaría con torcer la cabeza y respirar (respirando el mismo Aire en realidad, pues hay un solo Aire que se intermezcla con todos nosotros). Antes de haber nacido cada uno de nosotros, la Vida ya había creado generosamente todo el Aire que pudiéramos necesitar (y mucho más). El Aire es Abundante. La Verdad es la Abundancia. La pobreza es un mito (frase destinada a ser malinterpretada por quienes no la comprenden, y sin embargo es algo completamente cierto).

Bien, pues el ejemplo anterior del Aire, yo afirmo que es aplicable a TODO lo que necesitemos. La Vida es Abundancia. Abundancia de Belleza, Amor, Libertad, Espontaneidad, Armonía, Creatividad, Dinero, Salud, Ideas, Aventuras, Magia, Sabiduría, Fuerza, Juventud, Éxtasis, Alegría, Paz, Felicidad, etc etc etc.

¿Entonces por qué sufren algunas personas? Porque malinterpretan los hechos que viven. No captan la Abundancia, el Regalo, el sentido que tienen. Por ejemplo, tal como le decía a un Amigo hace poco, la Felicidad nunca depende realmente de los acontecimientos externos, sino de nuestra actitud hacia ellos. La Vida es Abundancia, pero a veces no confiamos en ello, y cuando nos viene algo “desagradable”, en lugar de investigar a qué se debe este regalo, tratamos de huir de él, o nos desanimamos por su presencia. Llega el momento de poner ejemplos. La “práctica”.

Algunas personas se desaniman cuando se quedan sin trabajo. Quizás piensan que dejan de ser útiles. Frecuentemente sencillamente lo que les preocupa es no tener suficiente dinero para encarar sus gastos.

Otras personas, al contrario, tienen un trabajo que detestan y en cierta forma envidian a quienes disponen de “tiempo libre”. Sin embargo, cada persona tiene exactamente a su alcance aquello que necesita. Si la Vida te trae algo, por algo será… algo podemos aprender. No se trata de huir de las lecciones, sino de saborear los regalos que la Vida nos trae y captar lo que significan. Disponer de un trabajo es Abundancia. “Carecer” de trabajo es Abundancia. En ambos casos la Vida trae a tu Vida las circunstancias exactas que te estimularán a ir “hacia arriba”.

Esto no significa que si por ejemplo una persona siente que detesta su trabajo, deba permanecer en ese trabajo “porque la Vida me lo trajo, debe ser que quiere esto para mí”. No. La Vida no te limita así. La Vida trae las circunstancias que nos rodean, PERO también trae a nuestro interior el empuje, impulsos, intuiciones, que nos permiten cambiar lo que sintamos que queremos cambiar, así como mejorar lo que sintamos que queremos mejorar. La Vida nos trae Libertad, y esa Libertad podemos ejercerla desde el conocimiento de que no estamos encerrados en una trampa, sino recibiendo permanentemente regalo tras regalo, ¡eso es la Abundancia!

Con el dinero sucede lo mismo. La Vida pone a nuestro alcance constantemente todo lo que necesitemos, incluido el dinero. Cuando viene menos dinero del que esperábamos, antes que desanimarnos podemos saborear lo que sí hay. Y siempre hay algo: la esposa, el esposo, los hijos, las amistades, las aventuras, el Amor interior. Valoremos lo que sí tenemos, esa Abundancia. Si HOY estoy vivo, es evidente que al menos hasta el día de HOY he tenido todo lo que necesité, incluido el dinero requerido para estar vivo HOY.

Por mi parte, el tema estaría acabado con lo ya dicho. Juguemos y seamos felices con lo que la Vida nos trae. Con los regalos que tenemos Ahora. Ah sí, recordar que los Regalos del Ahora incluyen nuestros deseos, así que si la Vida nos trae deseos, por ejemplo el deseo de disponer de muuuuucho más dinero, SABOREEMOS ESE DESEO TAMBIÉN, EN EL AHORA. Y de un modo intuitivo, sin sensación de carencia, sino sintiéndonos plenos, iremos atrayendo el resto de cosas que vayamos requiriendo, incluidos los pensamientos y sentimientos que sean oportunos para manifestar esos deseos que la Vida puso en cada uno de nosotros.

Hablo sobre mi vida, es el ejemplo que mejor conozco. No tengo lo que se dice un “trabajo fijo”, sino que de alguna manera, desde siempre fui muy poco convencional en este tema, mi ideal número Uno era siempre la Libertad, así que renuncié a sondear trabajos mejor remunerados que lo que hago actualmente. Trabajo a un ritmo que me encanta, en el taller de un amigo, y nos ponemos de acuerdo según las circunstancias. No tengo horarios fijos, suelo ir por las tardes aunque no siempre, puedo tomarme vacaciones cuando quiera, por semanas o meses, en cualquier época del año. Además el ambiente laboral en ese taller es estupendo, somos pocos pero buenos amigos. Es típico (cuando trabajo, actualmente sigo de vacaciones) que eche unas 12 horas a la semana. Pero no hay regla fija, a veces puedo hacer mucho más si hay una urgencia en esa época, y a veces aún mucho menos de esas 12 horas semanales. Alguno dirá: ¿cómo es eso, dónde está la trampa? Bien, el truco es que mi vida no requiere mucho dinero, solo lo básico. El truco es también que sigo viviendo con mis padres (soy soltero), con lo cual no tengo gastos excesivos. El truco es que no me preocupa el futuro: no tengo hijos a los que sostener, no tengo miedo a no tener una jubilación pagada por el Gobierno, no temo quedar sin trabajo. El truco es que sé que la Vida me proporciona todo lo que necesito. El truco es que sé que si algún día requiero más dinero del que uso actualmente, la Vida me lo traerá. El truco es que no temo en absoluto, llegado un momento crítico algún día, a tener que ir caminando por el mundo, improvisando como un anónimo vagabundo. La Vida sostiene a Bill Gates y a los vagabundos por igual. Con la misma Abundancia. Simplemente, a cada uno de ellos les proporciona las experiencias que necesita para espabilarse, cada uno a su ritmo.

Mi ritmo de vida laboral-financiero a veces despierta la curiosidad de mis amigos, les cuesta creer que exista alguien así, que viva tan al día, con tanta improvisación. Muchos de mis amigos desconocen de mi faceta espiritual, así que se extrañan más todavía jajajajaja…

No sé si mi propio ejemplo habrá servido para que alguno de vosotros capte que la Abundancia está Aquí, Ya, Ahora, independientemente de si los Bill Gates del mundo tienen dinero, nosotros Amor, otros lo que requieran. Por cierto, Bill Gates usa nuestro dinero, y esto es difícil de entender para algunos, pero el Dinero, como el Aire, es energía Unidad, todos usamos de la misma Fuente, y por mi parte me fío del buen hacer de quienes han manifestado acceso a él. El Dinero no es malo. No lo necesitamos obsesivamente, pero no es malo, al revés, es un Juego más y podemos saborearlo como cualquier otra energía que nos acerque la Vida, con Alegría y Espontaneidad. Es tan bueno y decente fluir con el Dinero como con el Amor. Y os garantizo, puesto que no hay reglas fijas, que tan “espiritual” puede ser un millonario como un vagabundo. El Dinero es solo un Aspecto de la Energía, la cual la podemos manifestar y la manifestamos en las formas que más se adapten a nuestros movimientos.

Y jo… ahora soy “esclavo” de mis propias palabras jejeje… porque dije al principio que mencionaría algo sobre las “teorías” para manifestar. Pero no tengo ganas, de hecho en lo ya dicho está la energía, la Radiación para conseguir lo que uno requiera. Podría borrar lo que puse arriba, pero mejor simplemente acabo con estos comentarios:

1) Propongo que quien conozca libros sobre el tema (manifestar nuestros deseos) los comparta aquí.

2) Por mi parte, aviso que es nuestra Esencia la que hace y deshace acontecimientos en nuestras vidas, y cada acontecimiento es un Regalo.

3) Como nosotros estamos aprendiendo que somos Uno con nuestra Esencia, podemos intervenir para mejorar cosas. No quiero dar reglas (buscad informaciones y las encontraréis) porque por pura intuición acertáis siempre. Basta desear algo para que ese algo empiece a acercarse a vuestra vida. Y si además tenéis confianza en que la Vida es Buena, es Armonía y os Ama, todo sucede más deprisa.

Pero es clave aplicar lo que he ido explicando antes, es clave darnos cuenta de que ya somos Abundantes, que la Vida es Abundancia y siempre nos trae y ha traído y nos traerá todo lo que sea útil a nuestras vidas. Esto es importante saberlo y comprenderlo para deshacer los bloqueos y desplegar nuestra Felicidad. Desde la Felicidad, todo sale Bien.

Como el Aire siempre nos envuelve y nutre, la Vida nos regala su Abundancia en todos los demás Aspectos. Si usamos técnicas de manifestación, que sea con Alegría, agradecidos desde lo que ya tenemos, como un Juego de… “¡mejoremos aún más!”, pero en plan Alegre, en plan Abundante. Porque si usamos técnicas desde el punto de vista de que “ahora soy pobre, tengo carencia, y deseo manifestar Abundancia”, entonces ¡la hemos cagado! Porque ya hemos aceptado una mentira: la pobreza, y eso crea bloqueos. Es mucho más alegre agradecer por la Abundancia que ya tenemos, y desde esa Abundancia, seguir manifestando creativamente muchas más ideas-energías, situaciones, acontecimientos, dinero, lo que sea que nos guste. Pero apoyados en nuestra ACTUAL ABUNDANCIA, en esta Felicidad de Ahora. El Camino Verdadero es desde la Abundancia hacia la Abundancia, no es desde la pobreza hacia la Abundancia, puesto que la escasez no existe realmente.

La Vida Es Abundancia. ¡YO SOY LA ABUNDANCIA!

Ojalá esto aporte algo, es una pieza más del puzzle, poned vosotros otras y nos divertiremos ;-)

Zenda

*

2 comentarios:

  1. Hola Zenda...me ha gustado mucho el texto y creo que tienes mucha razón,pero lamentablemente nos han hecho creer que la vida es el fin,cuando en realidad la vida es el camino .

    ResponderEliminar
  2. Me gusta mucho tu frase de que la vida no es la meta sino el camino. Es buenísima. Gracias, JAF.

    ResponderEliminar