lunes, 12 de octubre de 2009

Todos los caminos llevan a Dios

*
El otro día comentaba que todas las personas son espirituales. A eso se puede añadir que todas las situaciones son también espirituales. Todo lo que sucede tiene valor si lo comprendemos bien. Que tenga valor no significa que debamos mantenerlo si no nos gusta, pero mientras la situación permanece, por algo es. Todo lo que sucede nos lleva a Dios, a la Verdad, a la Unidad, al Amor-Bondad.

Todos los trabajos, por tanto, son espirituales. Desde el barrendero o quienes trabajan en plantas de reciclaje (estos dos ejemplos corresponden a trabajos del Rayo Violeta) o cualquier trabajo, en cierta medida tiene siempre una componente espiritual, lo parezca o no. Estemos inmersos en la situación que sea, seguimos madurando, protegidos por la Sabiduría divina, protegidos por la Bondad de la Vida.

Bien, así pues todos los caminos conducen a Dios. Algunos caminos son más directamente "espirituales" que otros. Entre los caminos explícitamente espirituales se pueden clasificar como hacen en oriente, donde tradicionalmente resumen en tres los grupos de caminos hacia la Verdad. Ellos los nombran con su terminología, no me la sé de memoria pero lo explico con mis palabras: 1) El camino de la Acción (karma yoga o algo así lo llaman, creo). 2) El camino de la devoción (no recuerdo como lo llaman). 3) Y el camino de la indagación (lo llaman la senda del jnani, o algo así... quizás jnana yoga o jnani yoga, bueno, el nombre da igual).

Los explico un poco, pero hay que saber que esos 3 grupos de caminos no son exclusivos entre sí, hay quienes se enfocan más en uno pero hay quienes usan dos o los 3 grupos de caminos a la vez. Además conducen uno al otro, ya que la Verdad revela la onda de todos los caminos. Lo natural es que cada persona siga el camino que mejor se le adapta, de acuerdo a sus gustos, tendencias, impulsos y personalidad.

Más detalladamente:

1) El camino de la acción: es el que suele atraer a las personas físicas, con mucha energía para expresar. Por ejemplo, es el camino del "guerrero", el camino de las personas con mucho ímpetu físico. Realizar acciones desinteresadas (como el antiquísimo consejo de dar limosna o ayudar al prójimo) forma parte de este camino. Ayuda humanitaria, trabajo en hospitales, etc. Cualquier acción se convierte en parte de este camino si la vivimos como una acción desinteresada. Es la Vida la que actúa a través de nosotros. Fuera de la espiritualidad explícita, los deportistas están inmersos en este camino "físico" o "de la acción", así como la policía, soldados, etc.

2) El camino de la devoción: este camino atrae a las personas emocionales. Es el camino más explicitamente religioso, es el amor; también repetir mantrams con cariño forma parte de este camino. También bailar, el teatro, etc. Todo lo que nos lleve a expresar nuestras emociones. Las emociones también conducen a Dios.

3) El camino de la indagación: es el camino del conocimiento, de la sabiduría, y atrae a las personas con tendencia a lo mental, a las personas intelectuales o cerebrales. Consiste en analizar, indagar, averiguar, asistir a charlas, o leer libros, o la filosofía, etc etc etc. Con una mente suficientemente abierta este camino conduce a una todavía mayor apertura mental y a un aumento de las intuiciones (en realidad todos los caminos ayudan a las intuiciones, si las escuchamos).

Los 3 caminos son compatibles entre sí, es normal que alguien pase de estar más centrado en un camino a enfocarse más en otro, según las rachas.

La meditación, por ejemplo, puede considerarse como una de las formas del camino devocional (emociones) o del camino de la sabiduría (indagación), según cómo la enfoquemos.

Si os fijáis, los 3 grupos de caminos se corresponden con las vibraciones elevadas del Amor (camino devocional), Sabiduría (camino de la indagación) y Poder (camino de la Acción, mediante el Poder, la Fuerza, etc). Todo camino y toda situación tiene resonancias con estas 3 Radiaciones. En el ámbito laboral se pueden aportar unos ejemplos (destaco la resonancia o resonancias predominante o predominantes): policía (Poder -en onda de protección), política (Poder), ejército (Poder), médicos (Amor, Sabiduría), maestros (Amor, Sabiduría), psicólogos (Amor, Sabiduría), filósofos (Sabiduría), cantantes (Amor), etc etc etc. Todas las actividades tienen el potencial de vivirlas en la Onda más Elevada. Por ejemplo el policía puede practicar la comprensión de la acción desinteresada mientras trabaja. En todos los ámbitos se aprende. Todo depende del punto de vista.

Los 3 grupos de caminos, y las 3 Grandes Radiaciones del AMOR, SABIDURÍA y PODER, forman una Unidad. El SER es completo y expresa con plenitud las 3 Radiaciones. En los planos elevados el AMOR es la SABIDURÍA y es el PODER. TODO ES UNO.

Todos los caminos fluyen por sí solos hacia la Unidad. Todos los caminos llevan a Dios. Y el tiempo no es un límite. No se requiere tiempo, excepto que vamos madurando hasta darnos cuenta de que siempre, desde el principio, el camino es Dios, el tiempo es Dios y el caminante es Dios. Todo es Dios. La meta no está en el futuro, sino Aquí, Ahora. Ya somos el SER, estamos conectados 100% con lo que Somos, con la Unidad, con Dios, con la Divinidad. El "camino", en realidad, consiste en darnos cuenta de lo que ya somos. Ese proceso de darse cuenta se parece a un proceso de maduración. Es parte del Juego, no es algo problemático. Al final se desvela la Verdad. Se hace evidente que la meta no estaba allá lejos, sino que nosotros somos la meta desde siempre. Somos el SER. Ya lo somos. La UNIDAD ES.
*

No hay comentarios:

Publicar un comentario