viernes, 2 de abril de 2010

No juzgues a nadie antes de haber caminado durante dos lunas con sus zapatos

*
No juzgues a nadie antes de haber caminado durante dos lunas con sus zapatos
(refrán de los indios sioux)

Copio a continuación un poema anónimo que tiene una onda parecida a la del refrán anterior.

Poema anónimo
Te ruego que no encuentres errores
En un hombre que cae o tropieza en el camino,
A menos que hayas caminado con sus zapatos o soportado su carga.

El zapato bien puede esconder de la vista, un clavo que cause dolor,

O la carga que él soporta, puesta en tus espaldas, bien puede hacerte tropezar también.


No desprecies al hombre que hoy está caído

A menos que hayas sentido el revés que ocasionó su caída

O que hayas sentido lo mismo que sólo los caídos conocen.
Tú puedes ser fuerte, pero si te enfrentaras con lo mismo que lo hizo caer

En la misma forma y en el mismo lugar,

Podría causar que tú también te tambalearas.


No seas severo con el hombre que se equivoca
Ni lo apedrees con palabras o con rocas

A menos que estés seguro, sí, absolutamente seguro

De que tú nunca te has equivocado.

Entiende que si acaso la voz del genio

Te murmurara con la misma suavidad

Con que le habló a ese hombre cuando se perdió

Te haría tambalear a ti también.


¡Saludos!
*

4 comentarios:

  1. La filosofía de los indios americanos siempre ha sido muy sabia.
    Me ha encantado este refran.
    Es la primera vez que entro en tu blog, y seguiré pasando, me gusta lo que escribes.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  2. Hola Yamuna!Es un refrán genial, sí. Me inspiran mucho los refranes o mensajes breves que con pocas palabras consiguen expresar mucho.

    Saludos

    ResponderEliminar