sábado, 3 de abril de 2010

Plenitud indescriptible

*
Ninguna vida puede expresar,
ni ninguna lengua nombrar
qué es el amor de Dios encendido que todo lo conquista.
Es más brillante que el sol;
es más dulce que todo lo dulce;
es más fuerte que toda fuerza;
es más nutritivo que el alimento;
más alentador para el corazón que el vino,
y más placentero que toda dicha
y placer de este mundo.
El que lo obtenga
será más rico que todo monarca nacido en la tierra;
y el que lo consiga,
es más noble que cualquier emperador,
y más poderoso y absoluto
que todo poder y autoridad.

Jacob Boehm, místico medieval
*

No hay comentarios:

Publicar un comentario