miércoles, 13 de octubre de 2010

La Vida es Música

*
Todo forma parte de una ilimitada Sinfonía. Párate y escucha. Todo. Lo que aparece, sea lo que sea, forma parte del "pastel" o "sinfonía". Los sucesos, parezcan agradables, desagradables, o indiferentes, forman parte de esta maravillosa Música. Las emociones y los pensamientos también forman parte de esta sinfonía. Tienen su sonido profundo, tienen su sabor. Puedes simplemente escuchar, saborear, sin identificarte con nada. No eres un "yo-separado" ni eres las circunstancias que aparecen ni los sentimientos ni los pensamientos. No eres nada limitado. Simplemente escucha, saborea, sin identificación alguna con lo que aparezca.

Lo alegre y lo triste son en el núcleo lo mismo (igual que te conducen a la satisfacción tanto el comer una torta de azúcar como una torta de sal, ambas te quitan el hambre por medio de sabores diferentes). Saborea, saborea, escucha sin interpretar lo que aparece, sin usar los pensamientos ni la memoria para tratar de comprender. Simplemente escuchando, saboreando la Música en quietud (el cuerpo da igual si parece moverse o parece estar quieto, lo que importa es la quietud pura sin identificación: Lo Que Eres).

Sólo existe el Momento, que es Música. Relájate sin relajarte (date cuenta de la relajación eterna que ya ES), saborea sin saborear (directamente, sin necesidad de traducir a palabras).

Saborea si aparece placer, saborea si aparece dolor, saborea si aparece stress, saborea si aparece aburrimiento, saborea si aparece un puñetazo, saborea si aparece una puesta de sol, saborea si aparece un vertedero de basuras, saborea si aparece un vacío, saborea, saborea sin identificarte, saborea la sensación de identificación, saborea el ruido y el silencio, la vida y la muerte, la salud y la enfermedad, el todo y la nada, y descubre lo que permanece constantemente en toda circunstancia. Descubre el Momento eterno que siempre ES. Es tu Ser, la Unidad de plenitud ilimitada que Eres, la Armonía más allá del orden y el caos, el Amor, la Paz y la Bondad sin límites.

Todo es un Regalo para Ti. Tú eres el dador del Regalo, el receptor del Regalo y el propio Regalo. Saborea la quietud, escucha tu Música. Eres inmensamente amado por la Bondad que Eres.

Todo es Música. Tu Música. La Música que Eres. Vida. Momento. Bondad.
*

No hay comentarios:

Publicar un comentario