martes, 14 de diciembre de 2010

La música secreta

*
Este mundo no posee marcas, signos o evidencias de existencia, y los ruidos que contiene -como las voces, los sonidos del viento o de los animales-, escuchados atentamente, están siempre embebidos -desde siempre, por siempre y para siempre- en la eterna trama del silencio. Eso es debido a que el mundo no es más que un sueño, sólo un pensamiento, al que la interminable eternidad no le presta ninguna atención.

Por la noche, bajo la luna, o en una habitación tranquila, el silencio, la secreta música de lo No nacido se extiende, más allá de todo lo imaginable, más allá de la existencia.

Hablando con propiedad, despertar nunca es «despertar» porque la dorada eternidad nunca se ha dormido. Puedes afirmarlo por el constante sonido del Silencio que se abre paso, seccionando este mundo como un mágico diamante, a través del engaño que supone desconocer que tu mente es la causante del mundo.


Jack Kerouac
*

1 comentario: