domingo, 5 de diciembre de 2010

Una interminable celebración

*
Ama a la vida.
A todo
-luces difusas,
mercados atestados
de verdes lechugas,
rojas fresas,
doradas uvas,
y moradas berenjenas-
¡Todo tan extraordinario!
¡Tan increíble!
Realmente entusiasmado,
hablas con la gente
y la gente te habla.
Les tocas
y ellos te tocan.
Todo es mágico,
como una interminable
celebración.

Eugene Ionesco

*

No hay comentarios:

Publicar un comentario