sábado, 29 de enero de 2011

El Silencio

*
El lenguaje es sólo un medio para comunicar los propios pensamientos de uno a otro. Sólo entra en operación después de que surgen los pensamientos; los otros pensamientos surgen después de que surge el pensamiento «yo»; el pensamiento «yo» es la raíz de toda conversación. Cuando uno permanece sin pensar, uno comprende a otro por medio del lenguaje universal del silencio.

El silencio está hablando siempre; es un flujo de lenguaje perenne; al hablar, es interrumpido. Estas palabras obstruyen ese lenguaje mudo. En un cable corre la electricidad. Con resistencia a su paso, esa electricidad brilla como una lámpara o hace girar un ventilador. Mientras está en el cable, sigue siendo energía eléctrica. Similarmente también, el silencio es el flujo del lenguaje eterno, obstruido por las palabras.

Lo que uno no logra conocer a través de una conversación que se extiende por varios años, se puede conocer en un instante en el Silencio, o frente al Silencio —por ejemplo, Dakshinamurti y sus cuatro discípulos.

Ése es el lenguaje más alto y más efectivo.

Ramana Maharshi
*

No hay comentarios:

Publicar un comentario