lunes, 14 de febrero de 2011

Sólo un nivel

*
[Larry Shainberg —«Larry-san»— fue alumno de Kyudo Roshi, un maestro japonés de Zen que hablaba sólo un poco inglés]

Cuando le dije a Kyudo Roshi que estudiaba para ser monje, una mirada de incredulidad cruzó su rostro. Entonces comenzó a reír.

— ¿Tú, monje? ¿Larry-san monje? ¡Ja, ja, ja!

Creí por un instante que no iba a recuperar nunca el control sobre sí mismo, pero entonces, de súbito, dejó de reír y me miró fijamente.

— No, Larry-san. Tú no monje. Tú monje ahora. ¿Comprender? ¡Monje ahora! Escucha: «Yo, monje». Yo ser monje a los seis años. Cuatro años de templo, quince años monasterio. ¿Por qué tú querer ser monje?

Tartamudeando ligeramente le dije:

— Quiero llevar mi práctica a un nivel más profundo.

— ¿Nivel más profundo? —y comenzó de nuevo a reír—. ¿Qué querer decir: «Nivel más profundo»? La práctica Zen ser sólo de un nivel. Sin alturas, ¿entender? Sin diferencias.


Lawrence Shainberg

*

No hay comentarios:

Publicar un comentario