viernes, 3 de junio de 2011

Vida simple: pocos pensamientos, mucha felicidad

*
¡Gracias Padre/Madre, PAMMA, por regalarnos una mente simple que no necesite complicar! Gracias también por dejarnos jugar a "complicar", y a pesar del juego permanecer inmutable e incólume la mente pura incapaz de complicar.

La vida es simple cuando se vive directamente, puramente, sin mente.

Donde esté el amor, que se quiten las palabras.

¡Dios se basta a Sí mismo! :-)
*

4 comentarios:

  1. Santa Teresa de Ávila expresó en este poema:

    "Nada te turbe;
    nada te espante;
    todo se pasa;

    Dios no se muda,
    la paciencia
    todo lo alcanza.

    Quien a Dios tiene,
    nada le falta.
    Solo Dios basta."

    Tal como se afirma en el texto:
    "¡Dios se basta a Sí mismo!".

    ResponderEliminar
  2. Gracias por el poema. Es precioso :-)

    ResponderEliminar
  3. ¡Amo tu blog! recien lo encontré.
    Gratitud con Abrazo.
    :o)

    ResponderEliminar
  4. Gracias por tu amabilidad, Araroga. ¡Que disfrutes de todo! :-)

    ResponderEliminar