martes, 14 de febrero de 2012

La flexibilidad de Ramana Maharshi (ejemplificada en el trato con sus visitantes)

*
Otro comentario más sobre Bhagaván Sri Ramana Maharshi, relatado por su devoto Chalam:

A Bhagaván nunca le impresionaban los éxitos, la reputación o el linaje de la gente que iba a visitarlo. Aunque el visitante tuviera riquezas, belleza y poder, aunque fuera famoso o tuviera renombre por su filantropía o su altruismo, aunque hubiera hecho mucha sádhana o tapas... todo eso resultaba irrelevante cuando se encontraba ante Bhagaván. Cuando llegaba mucha gente así, ni siquiera levantaba la mirada para verlos. A veces, ni se fijaba en una persona nueva que le presentaban; en cambio, le sonreía a un devoto determinado y se interesaba por cómo estaba. En algunas ocasiones, se reía y trataba con mucho cariño a determinados devotos; en otras, los ignoraba por completo. Podía llegar alguien y él descendía a su nivel y le contestaba, con gran paciencia, todas las preguntas tontas que le planteara, pero también podía no abrir la boca cuando esa misma pregunta se la hacía otra persona.

Alguien le podía preguntar: «Bhagaván, ¿existen otros mundos?», y él respondía: «¿Quién es el que está haciendo esa pregunta?». Sin embargo, si otra persona le preguntaba lo mismo al cabo de un rato, igual le soltaba una charla sobre el significado de la muerte y le hacía una descripción detallada de otros mundos.

Copiado del libro «El Poder de la Presencia», volumen 1, de David Godman, página 252.

¡Saludos!
*

No hay comentarios:

Publicar un comentario