lunes, 6 de febrero de 2012

Todo Uno

*


Metáforas, imágenes... ¿qué hay al "otro lado de mí"? ¿Hay un "otro lado"? ¿Hay realmente un "mí" separado? Cualquiera puede sopesar, ¿qué hay detrás de mí? Uno piensa: «Ah, ¡pues qué va a haber!: mi espalda». ¿Pero hay algo detrás de uno cuando no se gira la cabeza? ¿Hay una espalda? No hay nada. El mundo perceptual se construye a medida que vamos girando nuestra atención a los aparentes aquí o allá. La puerta tras de mí no existe ahora, sólo parecerá existir cuando me gire hacia ella. Mi espalda no existe, nunca he tenido espalda. ¿Parece existir la espalda cuando "me rasco la espalda"? Son puntos sueltos de sensorialidad. Los fuegos artificiales del llamado "sistema nervioso". Mi imaginación proyecta esos puntos sensoriales y completa la idea de una perfecta y entera espalda, o lo que sea. Pero... No hay espalda. No hay nada objetivo detrás de nosotros (ni siquiera delante, pero esto es más fuerte considerarlo de primeras). Lo que hay detrás de mí, es... Eso Uno... es lo que era y soy desde siempre, desde antes incluso de que un cuerpo haya aparentemente nacido... es eso que brilla sin brillo, eso que es Uno allá donde pueda llamarse algo "allá", o sea, lo que llaman "todas partes". Nada nos distingue ni nos separa, pues no hay distinción posible. Soy Lo Que Soy. Felicidad resplandeciente, una vez borradas las palabras e imágenes que solo sirven para juguetear y proponer un Mensaje, desde el Ser al Ser...
*

No hay comentarios:

Publicar un comentario