jueves, 23 de febrero de 2012

Un viaje sin distancia

*
El viaje a Dios es simplemente el redespertar del conocimiento de dónde estás siempre y de lo que eres eternamente. Es un viaje sin distancia hacia una meta que nunca ha cambiado. La verdad sólo puede ser experimentada. No se puede describir ni explicar. Yo puedo hacerte consciente de las condiciones que la facilitan, pero la experiencia en sí forma parte del ámbito de Dios. Juntos podemos satisfacer sus condiciones, pero la verdad vendrá a ti por su cuenta. (UCDM; T.8.VI.9.6-11)

Es posible aprender este curso inmediatamente, a no ser que creas que lo que Dios dispone requiere tiempo. Y esto sólo puede significar que prefieres seguir demorando reconocer el hecho de que lo que Su Voluntad dispone ya se ha cumplido. (UCDM; T.15.IV.1.1-2)

Tú contemplaste lo que no era real y hallaste desesperación. Mas ¿qué otra cosa podías haber encontrado al ir en pos de lo irreal? El mundo irreal es desesperante, pues nunca podrá ser real. Y tú que compartes el Ser de Dios con Él, nunca podrás sentirte satisfecho sin la realidad. Lo que Dios no te dio no tiene poder sobre ti, y la atracción del amor por el amor sigue siendo irresistible. La función del amor es unir todas las cosas en sí mismo, y mantenerlas unidas extendiendo su plenitud. (UCDM; T.12.VIII.7.6-11)

Pues los ojos fueron concebidos para que viesen un mundo que no existe, y los oídos, para que oyesen voces insonoras. (T.28.V.5.4)

El mundo que tú ves no existe porque el lugar desde donde lo percibes no es real. (T.28.V.7.2)

¡El mundo no existe! Éste es el pensamiento básico que este curso se propone enseñar. No todo el mundo está listo para aceptar esto, y cada cual irá tan lejos a lo largo del camino que conduce a la verdad, como se permita a sí mismo ser guiado. Regresará e irá todavía más lejos, o tal vez retrocederá un poco para luego regresar de nuevo. (UCDM; L.PI.132.6.2-5)

Mas la curación es el regalo que se les hace a aquellos que están listos para aprender que el mundo no existe y que pueden aceptar esta lección ahora. (UCDM; L.PI.132.7.1)

El mundo no existe aparte de tus ideas porque las ideas no abandonan su fuente, y tú mantienes el mundo intacto en tu mente mediante tus pensamientos. (UCDM; L.PI.132.10.3)

Nada es más fácil de reconocer que la verdad, ya que es un reconocimiento inmediato, inequívoco y natural. Te has enseñado a ti mismo a no reconocerla, y esto ha sido muy difícil para ti. (UCDM; T.7.XI.5.7-9)

¿Por qué esperar al Cielo? Los que buscan la luz están simplemente cubriéndose los ojos. La luz ya está en ellos. La iluminación es simplemente un reconocimiento, no un cambio. (UCDM; L.PI.188.1.1-4)

No hay tiempo, lugar ni estado del que Dios esté ausente. No hay nada que temer. Es imposible que se pudiese concebir una brecha en la Plenitud de Dios. (UCDM; T.29.I.1.1-3)

((Nota: A quien le interese el libro del mismo nombre, «Viaje Sin Distancia», de Robert Skutch, lo encontrará en la Biblioteca del blog, tanto en formato Word como en formato PDF))
*

No hay comentarios:

Publicar un comentario