martes, 13 de marzo de 2012

Ramana Maharshi sobre la humildad

*
Estos comentarios de Bhagaván Sri Ramana Maharshi sobre la humildad, fueron escritos por Sadhu Natanánanda, los he tomado del libro «El Poder de la Presencia», volumen 1, de David Godman, páginas 160 y 161. Coloreo en azul las palabras de Ramana, y la parte final en verde son los comentarios de Sadhu Natanánanda respecto a este tema.

«El único beneficio de actividades como estudiar es aprender a ser humildes, pues la humildad es el unico ornamento auténtico de los sabios. Es la virtud que contiene a todas las demás, por lo que es ensalzada como riqueza de la gracia divina. (...) La humildad es, sin duda alguna, el distintivo de la destrucción del ego. (...) No es que la humildad solo la necesiten los devotos del Señor, sino que es la virtud que Lo caracteriza por excelencia».

«Nuestra grandeza aumenta en la misma medida en que nos volvemos humildes. La razón por la que Dios es supremo hasta el punto de que todo el universo se inclina ante Él es Su sublime estado de humildad, en el que el iluso del ego nunca puede brotar de forma inadvertida. Para el buscador inteligente que se proponga alcanzar la auténtica grandeza, lo mejor es que haga namaskaram [saludo tradicional hindú en forma de inclinación respetuosa/agradecida] a todo el mundo hasta que no le quede ni el más mínimo rastro del ego. Por otro lado, es muy peligroso aceptar las alabanzas de los demás.

»¡Es precisamente para comportarse de forma tan humilde, siempre al servicio de todas las criaturas, que Dios ha sido y es merecedor de todas las gloriosas alabanzas que jamás se hayan podido invocar en mundo alguno! Por el hecho de verse a Sí mismo en todo, por ser humilde incluso ante los devotos que se inclinan ante todo el mundo, y por mantenerse, con toda naturalidad, en una cumbre de una mansedumbre tal que nada ni nadie puede ser más manso que Él, al Señor Le ha llegado el estado de existencia suprema».
[De los 3 párrafos anteriores, los dos últimos se corresponden con los versos 494 al 497 de la obra Guru Vachaka Kovai]

Con palabras semejantes, Sri Bhagaván les recordaba a menudo a sus devotos que ser humildes es la única indicación de que se posee la gracia y que la humildad se debe aplicar en todos los aspectos de la vida. También decía que aquel que no es humilde no puede ser sadhu [persona que ha abandonado su estilo de vida familiar para dedicarse por completo a la vida espiritual], por muy superior que sea intelectualmente. Aunque todo el mundo lo veneraba como a Dios mismo, Sri Bhagaván siempre dio ejemplo de lo que predicaba sobre este tema con la humildad que rebosaba en todo lo que hacía.

¡Saludos!
*

No hay comentarios:

Publicar un comentario