domingo, 10 de junio de 2012

Hoy es el día más feliz de mi vida

Y Uno diría que Hoy no se acaba nunca. Ahora es siempre. HOY UNO. El ayuno de infelicidad des-cubre la eterna felicidad. ¡Hoyuno! Brindis de plenitud. Chin-chin... Ahora es Ahora. ¿Qué más se podría pedir?
*

No hay comentarios:

Publicar un comentario