sábado, 29 de junio de 2013

Intemporalidad

*
Este Momento es el mismo Momento de siempre...
*

miércoles, 26 de junio de 2013

Robert Adams es pura inspiración

*
La pura inspiración tiene muchos nombres, todos ellos son un solo Ser. Entre esos múltiples nombres tenemos Ramana Maharshi y Nisargadatta Maharaj, por mencionar dos de los más frecuentes en este blog. Más recientemente he sabido de Robert Adams, que es tan inspirador como ellos.

Creo que hace unos años ya había leído alguna que otra cita dispersa de Robert Adams, pero eran breves líneas citadas en algún otro libro. Así que ha sido más recientemente cuando he podido leerle más largamente, gracias a las traducciones de la página www.advaitainfo.com y doy gracias de que exista tal página, y agradezco a sus difusores, sean quienes sean, pues en ella he podido leer textos muy inspiradores y oportunos, entre ellos los de Robert Adams que me han llegado al corazón.

Así que comento sobre Robert Adams por si alguien más resuena.

Textos o artículos sobre Robert Adams o basados en sus diálogos, en la página de advaitainfo, podéis encontrarlos en esta sección: http://www.advaitainfo.com/maestros/robert-adams.html

Y vídeos de algunos de sus satsangs, en la década de los 90 o así, subtitulados en español, podeis encontrarlos aquí: http://vimeo.com/user10951172/videos (de momento son 3 páginas de vídeos, los de satsangs indican la fecha de cada satsang, por si alguien prefiere verlos en orden cronológico). Los vídeos no tienen desperdicio, no solamente por las palabras, sino por la intensidad de sus silencios, incluso el tono de voz, todo... ¡Gracias Henry por haber subido estos vídeos!

Gracias también a Orbem; en su blog Advaita Tenerife fue donde encontré los vídeos de los satsangs de Robert Adams, aquí: http://advaitatenerife.blogspot.com/2012/07/robert-adams-satsangs.html

¡Gracias a todos los seres inspiradores!
*


martes, 18 de junio de 2013

Sólo el ego puede sufrir

*
Sólo el ego puede sufrir. Pero el ego no existe, y el sufrimiento tampoco. Ambos, como todo lo limitado, son ilusorios. Por lo tanto, sólo podemos creer que sufrimos cuando insistimos en identificarnos con el ego. Lo cual es una creencia/identificación falsa, porque el ego no es nuestro Ser. Cuando dejamos de jugar al juego del ego y nos identificamos con nuestro verdadero Ser ilimitado, el sufrimiento se hace imposible.

En definitiva: sólo las ilusiones pueden sufrir, porque el sufrimiento es una ilusión. Y es suficiente con dejar de creer en ellas para que desaparezcan para siempre.

Las ilusiones dependen de los límites: tiempo, forma, etc. Pero ni el tiempo es real, ni lo son las formas ni ningún tipo de límite o separación.

En realidad las ilusiones nunca existieron...

((Casi lo mismo, escrito de otra manera pero similarmente breve, en este post de otro de mis blogs: Soy lo que Soy, serenamente inmutable, eternamente en estado de gracia)) 


☼☼☼

Otros posts de este blog relacionados con el tema

Mundo irreal, paz real. Verdadera y falsa unidad: http://jugandoalegremente.blogspot.com/2012/08/mundo-irreal-paz-real-verdadera-y-falsa.html

A lo que sí existe no puede dolerle lo que no existe: http://jugandoalegremente.blogspot.com/2012/09/a-lo-que-si-existe-no-puede-dolerle-lo.html

El dolor es una ilusión: http://jugandoalegremente.blogspot.com/2014/01/el-dolor-es-una-ilusion.html

El pseudoproblema del 'sufrimiento' (por Wei Wu Wei): http://jugandoalegremente.blogspot.com/2011/03/el-pseudoproblema-del-sufrimiento.html
*

lunes, 10 de junio de 2013

Los estereogramas como metáfora

*
Avión

Las 3 imágenes que aparecen en este post (incluida la que hay sobre estas líneas) son estereogramas: tras el velo de confusión, si se miran correctamente, se ocultan sorprendentes imágenes en 3 dimensiones. La primera (la que hay encima de este párrafo) corresponde a un avión, la segunda a una especie de "Buda" (pues se trata de una figura humana sentada en postura de meditación), la tercera a un dragón en 3-D, delante de una pared donde hay dibujados otros dragones de adorno).

Más abajo en este post explico cómo ver este tipo de imágenes llamadas estereogramas. Pero primero un par de cosas. Primero copiaré un párrafo de una experiencia (o "no-experiencia", puesto que desapareció el individuo) impersonal que tuvo en 2006 María Martínez:

Me levanté para marchar, porque ahora las nubes grises eran espesas y continuas. Mientras ascendía la suave loma caminando conscientemente, algo se fue moviendo dentro de mí y entonces me di cuenta. Lo “vi”. Es como si mi cabeza se hubiera dado la vuelta como un guante y se hubiera colocado de otra manera, algo parecido a cuando miramos un dibujo en tres dimensiones y después de un rato de pronto lo “vemos” por fin, sin haber hecho nada para conseguirlo. Pero decirlo así no es tampoco correcto, porque allí no había nadie que viera nada. Simplemente estaba la Conciencia, y lo extraordinario es que ¡había sido así siempre! Era tan evidente, tan cercano, tan accesible, que parecía imposible no haberse dado cuenta antes. ¿Cómo explicar esto con palabras? ¡Estaba al alcance de todos! ¡no había que hacer nada, absolutamente nada! Era algo tan simple, ¡tan obvio! La Luz que miraba por estos ojos había estado mirando siempre, y la persona no se daba cuenta!. Decir siempre es también incorrecto, porque en esa Presencia no había tiempo ni espacio. Estaba ahí, inmutable y eterna.

El relato lo he copiado de un blog que ella misma abrió en 2006, parece ser que exclusivamente para compartir el relato de los últimos días de un seminario o retiro que había realizado con Consuelo Martín, más el relato de los días siguientes al fin del retiro. Ahí "sucedió"... "eso". Se puede leer el conjunto de relatos en el blog: http://conciencia-no-dual.blogspot.com/ (el blog contiene solamente esos pocos relatos, y quedó inactivo desde entonces, desde ese año 2006). El párrafo que he copiado se encuentra en el relato número 4: http://conciencia-no-dual.blogspot.com/2006/09/4-presencia-el-secreto-abierto_15.html

Al leer ese párrafo me vino la idea de escribir también sobre los estereogramas, pues ahí menciona eso como metáfora.Y es lo segundo que quiero mencionar en este post. Los estereogramas como metáfora.

La metáfora solamente tiene sentido para quienes vean la figura tridimensional que cada estereograma "oculta". Puede servir para ilustrar el apego a nuestra manera de ver, y para ilustrar que intentar controlar lo que vemos es un obstáculo para captar lo que una mirada inocente y sin esfuerzo nos puede revelar.

Si al mirar la imagen insistimos en querer forzar el resultado, no veremos nada. Es precisamente cuando dejamos de "empujar" y cuando nuestros ojos se rinden, cuando de repente aparece la espléndida figura tridimensional. Y entonces resulta sorprendente. Una imagen bella, en volumen, viva, estaba ahí desde el principio y no la veíamos.

Puesto que la técnica para ver los estereogramas consiste en mirar unos centímetros más allá de ellos, es como si la imagen en sí fuese un velo, y si nos enfocamos en el velo (en las ilusiones) no podremos ver la realidad que hay "detrás".

Sirve también para ilustrar que no hay que hacer nada. Porque si se intenta hacer un esfuerzo, no se ve nada. Pero cuando se relaja la vista, entonces "aparece" lo que estaba ahí todo el rato. Por supuesto, "no hacer nada" no significa no mirar al estereograma. Significa simplemente que el resultado ya está ahí, y que lo veremos si seguimos los consejos y miramos con una mirada relajada, sin hacer nada más, sin añadir ningún esfuerzo por nuestra cuenta. La figura se revelará por sí misma cuando miremos correctamente, sin tratar de controlar, relajadamente.

Los estereogramas pueden servirnos también para ilustrar el apego a las ilusiones. Si nos apegamos a la manera de ver "normal", no vemos nada, estamos "ciegos" o "dormidos". Pero si permitimos relajadamente que todo sea como es, y dejamos nuestra mirada libre y tranquila (pero siguiendo los consejos), será posible ver la figura que está ahí siempre. Igualmente la paz-no-dual está siempre con nosotros (es nuestro propio Ser), pero si nos apegamos al modo habitual-personal-humano-limitado de ver/pensar, no captaremos la paz que es nuestro propio Ser. Sin embargo, al desapegarnos de las ilusiones (incluido el desapego hacia la "propia persona") surge el reconocimiento de lo real, y aunque es una inmensa paz que siempre está y estuvo "aquí", resulta sorprendente reconocerla, como sorprende también reconocer la figura de un estereograma, la cual ya estaba ahí cuando nos negábamos a verla. El reconocimiento de la paz puede resultar sin duda sorprendente cuando uno estaba habituado a no reconocerla y habituado a proyectar un imaginario mundo tan diferente a la inmutable, ilimitada y gloriosísimamente agradable y arrulladora paz.

Bien, para quien le guste, aquí abajo tenemos otros dos estereogramas. Para quien nunca haya visto ninguno, explico un poco cómo se deben mirar:

Cómo ver los estereogramas

1) La imagen conviene que esté agrandada, sería genial que el estereograma ocupase buena parte de la pantalla. Así es más fácil.

2) Se aconseja acercar los ojos a unos 15 centímetros de la imagen, y tratar de mirar más allá de ella, como traspasándola con la mirada. Imagina que hubiera algo a la misma distancia pero detrás de la pantalla, y la pantalla fuese una ventana de cristal: ¡no mires el cristal, sino a través de él, 15 centímetros más allá! Es como mirar a 30 centímetros de tus ojos, con la pantalla en medio a 15 centímetros, como velo que ocultaría lo que hay "detrás" si miramos el velo en vez de traspasarlo con la mirada. ¡Hay que ir más allá de las ilusiones, no quedarnos en ellas pues son un simple velo jejeje!

3) Relajarse y esperar, unos segundos o un minuto. No intentar ver nada voluntariamente, sino simplemente olvidarnos de todo y relajarnos traspasando la imagen con la mirada. Hay personas que tienen falicidad para "ver", mientras que otras no consiguen ver más allá del velo y dudan de que los estereogramas no sean más que una broma. Una vez que se ve por primera vez, luego resulta fácil repetir la experiencia.

4) Hay libros que explican cómo ver los estereogramas.

Os dejo con otros dos estereogramas.

 Buda en postura meditativa

Dragón

Los copié de esta página: http://www.taringa.net/posts/imagenes/15362405/3d-en-tu-monitor-Estereogramas-imperdible.html (si no conseguís agrandarlos a un tamaño razonable en el blog, en esta página sí salen en un tamaño lo suficientemente grande para que sea fácil verlos).

¡Saludos!
*

viernes, 7 de junio de 2013

¿Existe el libre albedrío? ¿O toda elección es ilusoria? ¿Y en qué sentido?

*
El siguiente tema surgió en este foro de Advaita: http://www.advaitainfo.com/foro/viewtopic.php?f=2&t=114 y lo copio ahora al blog pues toca un tema muy oportuno.

En el foro, el tema fue titulado así: Atención y creencias

El post inicial nos dio la chispa para participar, mediante las siguientes preguntas/sugerencias: 

Hola amigos,
me gustaría conocer vuestra opinión sobre este tema:
Puesto que no existe el libre albedrío, ni nadie que lo pueda ejercer,
¿existe posibilidad alguna de un control sobre lo que se cree?
¿Podemos elegir entre el sueño de separación y el despertar a lo que somos?
Y sobre todo, de verdad podemos dirigir "nuestra" atención" según nuestro querer?
¿hacia dentro, hacia fuera, a lo que somos, cuando queremos...en fin el control sobre la atención?
¿o hasta esto es inevitable?
:?:
Os deseo un buen día! :)

Fin de ese post introductorio. Y lo que ahora copio, fue lo que se me ocurrió postear en respuesta. No es un texto pulido, ni mucho menos exacto (aunque todo lo que se diga con palabras será siempre inexacto), pero una mente intuitiva y receptiva sabe fluir transcendiendo las inexactitudes del lenguaje y captar la dirección hacia la que apuntan las palabras. La explicación es solamente un conjunto de aclaraciones aproximativas, improvisadas para el foro pero que bien entendidas se puede intuir la dirección hacia la que apunta el mensaje, más allá de las inexactitudes que pueda haber a la hora de expresar las ideas.

Copia del post:

 Yo creo que de lo que se trata es de ser prácticos. O sufres, o no sufres. Quien sufre está alimentando la dualidad (lo sepa o no) y el antídoto es elegir la verdad: elegir despertar (mediante el discernimiento y el desapego, los cuales surgen con miles de variantes o matices según cada tradición).

No importa que elegir sea ilusorio. Ni que el sufrimiento sea ilusorio. La cuestión es: ¿sientes que sufres? Si la respuesta es "sí", entonces ya has estado tomando decisiones (ilusiones), y sólo mediante las "decisiones-antídoto" despertarás. Sólo después de experimentar el despertar sabes que el sufrimiento nunca fue real, ni tampoco las decisiones que tomaste (tanto las decisiones que proyectaban ilusiones, como las decisiones que apoyaban el despertar), pero una vez que "alguien" parece que se ha dormido, estará enredado con el tema de la decisión hasta que despierte del todo. Esto es independiente del hecho de que toda decisión es ilusoria. El elegir solamente se da mientras uno proyecta separación con su propio Ser Absoluto.

Por eso, en la práctica, si sufres, elige el "clavo correcto": elige despertar, o elige discernir, o autoindagar, etc. Pero si te niegas a elegir mientras todavía sientes que eres humano, el sufrimiento se reproducirá y se "alargará" el sueño, al rechazar el último sueño (el sueño del despertar).

Ramesh Balsekar sabía esto cuando decía cosas como: elegir es ilusorio, ¡pero en la práctica haz como que pudieras elegir!

Y en Un Curso de Milagros (UCDM) también se toca el tema, dejo unas breves citas aunque descontextuadas pero se puede intuir la onda:

La percepción se basa en elegir, pero el conocimiento no. (T.25.III.3.1) (Pág. 589)

En este mundo hay que tomar decisiones, y hay que tomarlas tanto si son ilusorias como si no. (S.1.I.2.4) (Pág. 8 de El Canto de la Oración, en la edición publicada por Grano de Mostaza)

La idea de que hay alternativas entre las que elegir es una ilusión. Aun así, dentro de esta ilusión yace el des-hacimiento de todas las ilusiones, incluida ella. (T.26.III.6.4) (Pág. 615)

Este es el mundo de los opuestos. Y tienes que elegir entre ellos a cada instante mientras el mundo siga siendo real para ti. No obstante, debes aprender cuáles son las alternativas que verdaderamente tienes (...). (S.2.I.10.1-3) (Pág 25 de El Canto de la Oración)


En la primera: «La percepción se basa en elegir, pero el conocimiento no», en UCDM se llama "conocimiento" a la pura realidad, lo que ES (no los objetos o percepciones que "parecen ser" en el mundo), lo Absoluto. Hay quienes prefieren la palabra "Autoconocimiento", o "Conocimiento del Sí Mismo". La palabra usada es lo de menos. Lo esencial es entender que desde la pura verdad absoluta no hay elección posible (ES lo que ES, y nada más es, por lo que no tiene sentido elegir, no hay alternativa a la Verdad). Pero quien sufre o se siente un ser humano o un ser limitado (de cualquier tipo, sea "físico", "astral", etc, eso da igual) ya ha decidido, y ha decidido en favor de proyectar separación/dualidad. Eso no es real, es un sueño y del sueño se despierta tomando la decisión contraria: dejar de apreciar el sueño, discernirlo como un sueño sin ningún valor, y desapegarse de él, entonces surge un último sueño, el "despertar", y luego quizás la risa de ver que todo había sido un chiste, pues el Ser nunca ha dejado de Ser y nunca hubo sueño ni sufrimiento ni dualidad. Pero eso se sabe después de decidir correctamente (aunque elegir sea una ilusión) en favor de despertar. ((Nota: he subrayado la palabra "después" en la frase anterior, porque aunque el tiempo sea también ilusorio, lo que estamos diciendo son consejos que solamente son útiles en la práctica para quienes aún creemos (o mejor dicho: sentimos, percibimos) vivir en el tiempo. En ese sentido, la palabra "después" sabrá entenderse, así como la palabra "elegir" o cualquier otra. Porque no estoy escribiendo esto para que lo lea lo Absoluto, sino para mí mismo o cualquier otro aspecto de la mente que aunque sepa intelectualmente que las ilusiones son ilusorias, aún así a veces experimenta sufrimiento o la sensación de ser humano; y en tal ilusorio "nivel", estas palabras, este lenguaje y estas ideas pueden ser bienvenidas, al menos para una mente receptiva; quien escribe esto es una entidad ilusoria, pero quien lo lea también lo es, y no tendría sentido que se quejara del lenguaje usado, sino que lo útil sería tratar de entender si tiene sentido, y de alguna manera despertar))

Resumiendo. Elegir es ilusorio. Sufrir es ilusorio. Ni siquiera importa demasiado "quién sufre", porque eso que sufre no es el Ser, sino lo ilusorio. Lo que sufre no existe. Lo que elige no existe. Lo que elige autoindagar (o despertar mediante cualquier "clavo correcto") no existe. El que elige no existe. Pero si haces como que puedes elegir y eliges el "clavo correcto", experimentarás la ilusión del despertar, tras la cual todo estará aclarado y este tipo de conversaciones serán risibles y ya no servirán para nada.

Por eso en UCDM se dice también:

Elegir implica que la mente está dividida. El Espíritu Santo es una de las alternativas que puedes elegir. (T.5.II.6.6-7) (Págs. 83-84)

((El "Espíritu Santo" es una de las metáforas o "clavos correctos" que ofrece UCDM; en otras tradiciones llaman a esta metáfora con palabras como "Maestro Interior", "Sad Guru", etc))

Aunque elegir sea ilusorio, y aquel que elige también sea ilusorio, hay algo que no es ilusorio, y que metafóricamente tenemos que decir que parece haberse superpuesto sobre Ello otro "algo" que está "confundido" o "ignorante" o "soñando". Sólo lo Último es lo Real (y Ello es eternamente Pleno, "siempre despierto" por así decir, aunque la noción de "despertar" no tiene sentido para Eso que nunca ha dormido). Pero si una mente sufre, esto implica que ya se "ha salido" (aunque "salir" sea imposible) de su verdadero Ser, por eso tal mente se dice que es "ignorante" o "está confundida" o "está soñando". Y si esa mente percibe que sufre, puede elegir los "clavos correctos", y despertar del sufrimiento. A este nivel (DENTRO DEL SUEÑO) sí tiene sentido elegir. Pero hay una única decisión útil: despertar. Todas las demás decisiones entran en la categoría de "decisiones inútiles", doblemente ilusorias, que son las que suelen tenerse en cuenta en los comentarios de los sabios que hablan de la ilusoriedad del libre albedrío y de la ilusoriedad del elegir.

Si sufres, entonces ¡elige bien! Y si te apegas a seguir eligiendo ilusiones, entonces diremos como dijo Nisargadatta Maharaj: "¡Pues entonces sigue sufriendo!" (No recuerdo sus palabras exactas, son una aproximación).

Y me despido con un par de citas, una cita breve de UCDM sobre el tema, con su estilo tan práctico:

Toda decisión está basada en lo que se ha aprendido. Y la verdad no es algo que se pueda aprender sino tan sólo reconocer. En este reconocimiento reside su aceptación, y al aceptarse, se conoce. Mas el conocimiento se encuentra más allá de los objetivos que nos proponemos enseñar dentro del marco de este curso. (L.PI.138.5.1-4) (Págs. 282-283)

Y la cita final es un poco más larga, de una conversación con Nisargadatta Maharaj en "Yo Soy Eso":

Pregunta: Lo único que quiero es paz.

Maharaj: Puede lograr toda la paz que quiera, sólo tiene que pedirla.

Pregunta: La estoy pidiendo.

Maharaj: Debe pedirla con un corazón indiviso y vivir una vida íntegra.

Pregunta: ¿Cómo?

Maharaj: Aléjese de todo lo que inquiete su mente. Renuncie a todo lo que altere su paz. Si quiere paz, merézcala.

Pregunta: Sin duda todo el mundo merece la paz.

Maharaj: Sólo la merecen quienes no la perturban.

Pregunta: ¿De qué modo perturbo yo la paz?

Maharaj: Siendo esclavo de sus deseos y de sus temores.

Pregunta: ¿Incluso cuando están justificados?

Maharaj: Las reacciones emocionales de la ignorancia o la inadvertencia nunca están justificadas. Busque una mente clara y un corazón limpio. Lo único que necesita es permanecer tranquilamente alerta, investigando la auténtica naturaleza de sí mismo. Este es el único camino hacia la paz. 


Página 48, capítulo 8 (según la numeración de páginas de la publicación de Editorial SIRIO, 4ª edición)

Quien finja que ha trascendido el elegir pero todavía sienta ser humano y a veces sufra, ¡es que en realidad no ha despertado! Pero cuando se canse de sufrir, siempre podrá elegir el clavo correcto y despertar. No importa que incluso ese elegir (elegir el despertar) sea también ilusorio. Lo que importa es que funciona: despierta. Conduce a la ultima de las ilusiones: el despertar. Luego de eso ya no queda nada ilusorio, ni siquiera la noción de despertar. Por eso no sería exagerado decir que elegir despertar (o a Dios, o la Verdad, o la autoindagación, o el discernimiento) es la única decisión verdadera (aunque elegir es siempre ilusorio, podemos llamar a ese tipo de decisión una decisión verdadera, para diferenciarla de elegir entre deseos que alimentan el sueño, como por ejemplo: "¿me compro un coche de color rojo o de color verde? ¿Me caso con mi novia o no?", etc). Por eso, la única verdadera elección es la decisión de despertar. Y seguirá siendo una decisión verdadera en la práctica hasta que ese último sueño llamado "despertar" sea experimentado (no importa quién lo experimenta, pues tal entidad es también ilusoria). Y sólo después del despertar, y una vez desvanecido incluso el despertar, sólo entonces sólo queda lo que ES, metafóricamente podríamos decir que podría fluir una risa por la absurda fantasía "previa" del dormir/despertar. Se reconoce lo Absoluto y ahí ya no hay elección (ni real ni ilusoria: ¡no hay alternativas cuando sólo hay Unidad!). Pero hasta que se reconoce Eso (lo que ya ES, pues siempre ES), Y SE VIVE, ¡elegir sabiamente es lo único que en la práctica facilita reconocer lo que somos y siempre seguiremos siendo: lo Absoluto, único, ilimitado e inmutable!

Y lo Absoluto no dice nada. No dice que la elección sea ilusoria o no. Simplemente la elección no existe. Y Ello no habla. ¡Y menos sobre inexistentes ilusiones!

Todo este vocabulario que usamos en conversaciones como ésta de este foro, no es en el nivel Absoluto. Es en el nivel de quienes aún percibimos límites, y de quienes por consiguiente nos parece que podemos elegir. Sabemos que en la práctica elegimos (elijo ponerme una camiseta u otra, o ir al cine o leer un libro), aunque intelectualmente sepamos que la elección sea una ilusión, como también lo es la aparente entidad que "parece elegir", con la cual me identifico mientras siento ser un ser limitado (mientras parezca haber a veces sufrimiento, pues la verdad es paz constante y profundamente infinita, sin altibajos). Si sabemos eso, también sabremos que dentro de este nivel ilusorio o sueño, sólo el "clavo correcto" (que es otra ilusión) nos permitirá experimentar la última ilusión: el despertar. Por lo tanto, elijamos. Pero elijamos bien, eligiendo la única verdadera opción disponible (eligiendo despertar), que es la única elección que no contribuye a alimentar el autoengaño de la dualidad. Aunque elegir sea ilusorio. Aunque el "ese" que elige sea ilusorio (aparentemente elegimos mediante el "personaje", por lo cual se requiere de la humildad de reconocer que todavía estamos parcialmente identificados con el ilusorio personaje... pero en realidad no es el personaje quien "elige", sino la Mente que lo sueña... y aún sobre esto hay un matiz que comento más abajo). Aunque el despertar sea ilusorio. Pero si a veces te parece sufrir, ¡entonces elige bien! Como decía Nisargadatta: ¡Al menos no perturbes la paz! Entonces volveremos a ser conscientes de la paz. Y la paz y el despertar son hermanos, y nos "conectan" ("reconcilian", "ayudan a reconocer") con lo Absoluto, lo que siempre ES, pero que no nos parece que sea en la práctica hasta que nos desapeguemos de las ilusiones (mediante el discernimiento) y así reconozcamos de nuevo lo que SIEMPRE ES, SIEMPRE SOY. NO HAY NADA MÁS QUE LO ILIMITADO, PLENA FELICIDAD CONSTANTEMENTE INFINITA, sin el más mínimo altibajo, sin la más mínima interrupción. Algunos egos creen que eso no puede ser posible. Otros egos creen que sí es posible. Pero los egos son ilusorios. No se trata de creerlo o no. No se trata de creer que sea posible, sino de vivirlo, DISFRUTAR LO QUE SOY... SER LO ILIMITADO, RECONOCIÉNDOLO PLENAMENTE (lo cual es imposible para quien insiste en negarlo, apegándose a ilusiones, lo cual proyecta la apariencia de ego+mundo y uno luego tiende a identificarse con dicha proyección). El antídoto: discernir, desapegarse de todas las ilusiones. Este proceso de discernimiento+desapego sucede espontáneamente en cuanto una mente elige despertar.

Un par de guiños finales: EL individuo soñado es imposible que disponga de "libre albedrío". Sólo lo parece debido a nuestra identificación con él. Sin embargo no somos ese individuo soñado, sino "el soñador", o sea, la Mente Global que sueña todo el sueño (ojito porque tal mente es también ilusoria pero es la Puerta al Despertar). Tal Mente Global sí parece decidir: es la Mente que determina el guión: si alguien enferma o nace o muere o va al cine o no... y luego el personaje cree que es él quien ha decidido ir al cine, pero fue la Mente Global quien diseñó/eligió ese guión). Y no somos personajes separados, sino que todos somos esa misma Mente Global (la última ilusión: la Mente que puede "despertar"). Pero incluso esa Mente o Gran Proyector, es también una entidad ilusoria. Identificarnos con esa Mente es una ayuda para facilitar el despertar, pues está más cerca de la verdad que identificarnos con el pequeño personaje que percibimos ser. Pero una vez que nos desidentificamos del personaje, mediante el discernimiento+desapego de las ilusiones sucederá por sí misma la desidentificación también de la Mente Global o Gran Proyector. Porque ese Gran Proyector todavía se autoengaña. Pero lo Absoluto lo trasciende. Y en el Absoluto no hay autoengaño, ni mundo limitado, ni separaciones, ni altibajos, ni sufrimiento de ningún tipo, ¡solamente el puro Ser, el Momento intemporal, la única verdadera Felicidad ilimitada, la Paz inmutable, lo que no hay palabras para describir! Y puesto que no hay palabras, mejor es dedicar las palabras para explicar cómo elegir el "clavo correcto". Si se procede así, el resto sucede espontáneamente.

El guiño final: el despertar es inevitable. Esto no se puede evitar, ni se puede elegir impedirlo. La última ilusión, llamada "despertar", es inevitable; y bien entendido es correcto decir incluso que ya ha sucedido (pues el tiempo no es lo que parece, sino que es otra simple ilusión). Pero mientras uno no lo siente así (mientras uno cree ser algo que a veces sufre; incluso si cree ser "pura conciencia, pero una conciencia que a veces sufre"), mientras esa ilusión persista, habrá sensación de tiempo, sensación de tener que tomar decisiones, y aún así el despertar es inevitable: no se puede impedir. Lo más que puede "elegir" cualquier mente es cuándo despertar (y ni siquiera eso, pues eso ya "se eligió", incluso ya "sucedió"). O sea: aceptar la verdad ahora, o retrasar (demorar, rechazar, negar) la aceptación de ese Momento intemporal...

¡Gracias Leo por sacar tema, gracias Troman y Antfran y a todos quienes participéis, sea escribiendo o leyendo o resonando jejeje! ¡Y gracias a todos, a cada aspecto del Ser, en cualquier "época" ilusoria! ¡Saludos a todos!

Fin de la copia. En el foro hay algún comentario más, aparte de si surgen nuevos comentarios, pues se trata de un hilo muy reciente, aún no han transcurrido ni 24 horas desde que se abrió el tema y no es descartable que alguien más sienta la bondad de compartir nuevos matices o las ideas oportunas que deban fluir.

El tema ha sido el del "elegir", pero podría haberse escrito algo muy parecido para tocar el tema del "deseo" u otros similares, pues la noción de "deseo" y la de "elegir" van conectadas. En cualquier caso, este post ha fluido así, y así ha de venir bien.

¡Saludos!
*

martes, 4 de junio de 2013

Pequeño poema infinito

*
Los siguientes dos versos, de Federico García Lorca:

Pero el 2 no ha sido nunca un número 
 porque es una angustia y su sombra...
   
Pequeño poema infinito.
Nueva York, 10 de enero de 1930.

Y tras leer estas dos breves líneas me vino a la mente el aroma no-dual de tales palabras. ¿No sería un guiño de García Lorca a la no-dualidad? ¿Conocía Federico García Lorca este tema? No tengo ni idea, pero es una posibilidad. Además, siendo un literato es normal que haya tenido ocasión de indagar en todo tipo de ideas, como la de la obra "La vida es sueño" u otras, como algunos guiños fugaces a la verdad en las obras de Shakespeare. Es también probable que a alguien culto como él le interesara la filosofía en general. Lo que quedaría por ver es si simpatizaba con la idea de la no-dualidad o no. Pero saber, sabía. Presentir, presentía. ¿Son esos versos un guiño no-dual? Pues... ni idea jejeje

En fin, simplemente comento este tema. Añado unas líneas sobre Federico García Lorca, copiadas de la web: http://federicogarcialorca.net/

Se sentía, como él lo dijo en una entrevista a El Sol de Madrid poco antes de su muerte, íntegramente español.

               Yo soy español integral y me sería imposible vivir fuera de mis límites geográficos; pero odio al que es español por ser español nada más, yo soy hermano de todos y execro al hombre que se sacrifica por una idea nacionalista, abstracta, por el sólo hecho de que ama a su patria con una venda en los ojos. El chino bueno está más cerca de mí que el español malo. Canto a España y la siento hasta la médula, pero antes que esto soy hombre del mundo y hermano de todos. Desde luego no creo en la frontera política.

Y copio ahora, de la web Poemas del alma, lo que parece ser el "Pequeño poema infinito", copiado entero, para ver dónde iban situados esos dos versos que iniciaron este post:

Pequeño poema infinito

Equivocar el camino
es llegar a la nieve
y llegar a la nieve
es pacer durante veinte siglos las hierbas de los cementerios.

Equivocar el camino
es llegar a la mujer,
la mujer que no teme la luz,
la mujer que no teme a los gallos
y los gallos que no saben cantar sobre la nieve.

Pero si la nieve se equivoca de corazón
puede llegar el viento Austro
y como el aire no hace caso de los gemidos
tendremos que pacer otra vez las hierbas de los cementerios.

Yo vi dos dolorosas espigas de cera
que enterraban un paisaje de volcanes
y vi dos niños locos que empujaban llorando las pupilas de un asesino.

Pero el dos no ha sido nunca un número
porque es una angustia y su sombra,
porque es la guitarra donde el amor se desespera,
porque es la demostración de otro infinito que no es suyo
y es las murallas del muerto
y el castigo de la nueva resurrección sin finales.
Los muertos odian el número dos,
pero el número dos adormece a las mujeres
y como la mujer teme la luz
la luz tiembla delante de los gallos
y los gallos sólo saben votar sobre la nieve
tendremos que pacer sin descanso las hierbas de los cementerios.

Aprovecho para mencionar una película sencilla y apacible: La luz prodigiosa (2003).Uno de los protagonistas de la película (el personaje interpretado por el actor Alfredo Landa) llega a sospechar que el hombre al que décadas atrás encontró medio moribundo y al cual salvó tras un fusilamiento en agosto de 1936, cuando él era un joven pastor que casualmente presenció la escena, ahora 40 años después es un olvidado mendigo, y él sospecha que pudiera ser nada más ni nada menos que Federico García Lorca. La película es agradable de ver, sin efectos especiales ni giros espectaculares, sino centrada en el silencio y la sencillez. La música es de Ennio Morricone.

Saludos
*

lunes, 3 de junio de 2013

Relatando una "experiencia de Dios" [VÍDEO]

*
La siguiente entrevista es un vídeo de Nick Arandes, entrevistando a un amigo (se llama Cristian Leonel Andreini) que practicó meditación y tuvo una experiencia muy profunda de algo así como la detención del pensamiento combinado con unas visiones simbólicas (una especie de revelación envuelta con algunos símbolos), y en definitiva algo así como una "experiencia de Dios" o de Unidad.

Luego hablan sobre algunos aspectos de su práctica espiritual, para retornar de nuevo al final del vídeo a aquella reveladora experiencia que se había mencionado más detalladamente a lo largo de la primera mitad del vídeo. 

El vídeo dura 26 minutos y puede verse aquí: http://youtu.be/_8JOZ5gff9s

Saludos
*