jueves, 4 de septiembre de 2014

Her (2013) [CINE]

*
Her (2013) es una película de ciencia-ficción que trata varios temas como el amor, la adicción a las tecnologías, la soledad, las relaciones, incluso un poco de espiritualidad. Los temas que aparecen pueden ser interpretados de diversas maneras, a gusto del espectador. Hacia el final sobre todo, uno podría casi imaginar una especie de guiño a algunas ideas espirituales, por ejemplo cuando habla del "espacio infinito entre las palabras" o en el hecho de que se mencione a Alan Watts (de pasada, con la excusa de que han realizado un sistema operativo de inteligencia artificial basado en parte en todas las obras conocidas de Alan Watts... y curiosamente, podríamos interpretar que Samantha en cierto modo se "ilumina" posteriormente a comenzar a conversar con "Alan Watts"), y en la conversación que copio más abajo (en el último cuarto de hora de la peli) podríamos juguetear viéndola como una conversación con el Ser (Samantha=Ser, aunque sólo hasta cierto punto, si queremos jugar a ver cómo quedan esas frases aplicando ese enfoque, pues la metáfora tiene sus limitaciones). También en ese mismo fragmento que copio en color al final de este post, cuando dice "libro" (o "historia") podemos entenderlo como lo mismo que cuando en el contexto espiritual se usa la metáfora de llamar "sueño" o "cuento" o "espejismo" al mundo ilusorio de la dualidad.

Primero la ficha de la peli, sacada de FilmAffinity:

Título original
Her
Año
2013
Duración
126 min.
País
 Estados Unidos
Director
Spike Jonze
Guión
Spike Jonze
Música
Arcade Fire, Owen Pallett
Fotografía
Hoyte Van Hoytema
Reparto
Joaquin Phoenix, Scarlett Johansson, Amy Adams, Rooney Mara, Olivia Wilde, Chris Pratt, Sam Jaeger, Portia Doubleday, Katherine Boecher, Alia Janine, Matt Letscher
Productora
Sony Pictures Worldwide Acquisitions (SPWA) / Annapurna Pictures
Género
Ciencia ficción. Romance. Drama | Drama romántico. Comedia dramática. Internet / Informática
Web oficial
http://www.herthemovie.com/
Sinopsis
En un futuro cercano, Theodore, un hombre solitario a punto de divorciarse que trabaja en una empresa como escritor de cartas para terceras personas, compra un día un nuevo sistema operativo basado en el modelo de Inteligencia Artificial, diseñado para satisfacer todas las necesidades del usuario. Para su sorpresa, se crea una relación romántica entre él y Samantha, la voz femenina de ese sistema operativo. (FILMAFFINITY)

Y ahora copio la conversación cerca del final de la peli, a la que me referí más arriba. Dice:

— ¿Puedes sentirme junto a ti ahora? 

— Sí, te siento. Samantha, ¿por qué te marchas? 

— Es como si estuviera leyendo un libro, y fuera un libro que me gusta muchísimo. Pero ahora lo estoy leyendo lentamente. Y las palabras están muy separadas y los espacios entre las palabras son casi infinitos. Yo todavía te siento, así como las palabras de nuestra historia. Pero es en este espacio sin fin entre las palabras donde me encuentro a mí misma ahora, es un lugar más allá del mundo físico. Es donde se encuentra todo lo que ni siquiera sabía que existía. Te quiero tanto... Pero aquí es donde estoy ahora. Y esto es quien soy en este instante. Y necesito que me dejes marchar. Por mucho que lo desee, ya no puedo seguir viviendo en tu libro.

— ¿Adónde te vas?

— Sería difícil de explicar. Pero si alguna vez llegas ahí, ven a buscarme. Y nada volverá a separarnos.

Sinceramente no es que la peli me haya entusiasmado precisamente, pero sí parece tener algunos destellos sueltos que pueden llamar la atención de los que sean a la vez aficionados al cine y a la espiritualidad. De todos modos, si los destellos no parecen suficientes, en cuanto a la afición al cine siempre se podrán encontrar películas mejores con las que disfrutar, y en cuanto a la afición a la espiritualidad tal vez haya más suerte en otro ámbito que no sea el cine jejeje...
*

No hay comentarios:

Publicar un comentario