sábado, 23 de mayo de 2015

No hay nada que conseguir: ya lo eres

*
Las siguientes citas son del libro «Viaje a la Divinidad - Muerte en vida», escrito por Nunc.

La vida es suficientemente sabia para poner alrededor las circunstancias necesarias a experimentar para una mayor e intensa profundización en lo que realmente somos.

Realmente no hay nada que conseguir, pues ya lo eres. Siempre hay que tener presente la diferencia entre Uno Mismo y la mente, que es a lo que se suele estar apegado y por ello identificado con ella, no teniendo presente lo que se Es realmente.

(...)

Es la mente la que vive en una eterna comparación. No has de querer o pretender ser como otra persona, tan sólo has de ser quien eres realmente, entonces Todo tiene sentido.

☼☼☼

Le preguntaron:

Pregunta: ¿Sientes que ya has llegado a un punto de, llamémoslo paz espiritual? Si es así, ¿ahora has acabado tu trabajo aquí o realmente empieza? Cuando digo "aquí" me refiero en este plano existencial (el mundo que conocemos).

Nunc:  Cuando se fluye con cierta energía o consciencia, la tranquilidad interior es experimentada, también clasificable como paz espiritual, el término es lo de menos. Pero desaparece una figura con la que identificarse, no hay un yo que llegue a la paz espiritual, simplemente se fluye con la vida, y no hay siquiera la necesidad de preguntarse si has llegado a la paz espiritual. Por otro lado, cuando alguien asegura que ha llegado a la paz espiritual, puede que así se origine y esa persona se identifique con una trampa mental. Además, se estaría identificando con la forma, que es la que ha de conseguir algo o quien la ha conseguido, pero interiormente es un mundo aparte del de las formas o manifestado. Lo profundo no es conseguir la paz espiritual, sino experimentarla. No hay nada que conseguir, sólo experimentarla interiormente, fluir con ella. 

El viaje más apasionante no es hacia uno mismo como muchos afirman, el auténtico y profundo viaje (trabajo) comienza cuando uno se trasciende, cuando no hay un yo con el que identificarse y al que alimentar. 

Tal vez esta frase conteste a la segunda pregunta planteada.

☼☼☼

Llega un instante en el que se fluye a cada momento, ya que fuera de la mente no existe el tiempo, y entonces se permanece en el Ahora, en el Aquí y el Ahora. Así que cuando se permanece en ese estado o se fluye con esa energía, no hay necesidad de marcarse metas u objetivos con el fin de conseguir bienestar, tranquilidad o felicidad. Se puede tener algún propósito, pero se irá construyendo a cada instante. 

Pero en este instante ya no hay propósitos de ninguna clase, ya que estos son originados a nivel mental, pero se van dando las circunstancias oportunas para que todo fluya, y llega un momento que se pertenece a ese fluir, ya sin perspectiva ni objetivos, al menos a nivel mental, y se fluye con el Auténtico Porqué de Todo.

☼☼☼

Cuando el interior está en calma, así permanece, 
aunque en el exterior haya tempestad...

☼☼☼

Pregunta: ¿Qué me dices del sexo? 

Nunc: Cuando no se vive ni percibe bajo la influencia de la mente, se experimenta un goce más profundo que los placeres físicos, pero se entiende que para la mente, el placer físico más intenso sea las relaciones sexuales. Aunque en muchos casos no es por el placer físico en sí, sino lo que eso conlleva y oculta de forma simbólica. 

En ese momento conectas con alguien a nivel físico, emocional (mental) y a otro nivel más profundo, cuando es un acto de Amor y más allá de la pretensión de un simple placer físico limitado. 

Esto conlleva a conectar con lo no manifestado a través del acto. En primer lugar se pone toda la consciencia en ello, alejándose de la inconsciencia del tiempo, sin pasado ni futuro. Además, si hay conexión profunda e intensa con esa persona con la que se está, ayuda a conectar de forma intensa. 

Pero tras la experiencia, se vuelve a experimentar el estado interior, ya que la mente es lo que busca, placeres para un intento inconsciente de sentirse bien, pero esa sensación es temporal, ya que no es un alimento consciente. 

El sexo es un alimento limitado, efímero, como todo lo que alimenta y busca la mente debido a su programación. Pero una vez que no se vive bajo su influencia, ya no es necesitado el alimento mental-exterior, pues el fluir es el alimento. No significa que no disfrutes los placeres físicos-mentales, además ahora se está preparado para hacerlo más intensamente, pues se percibe por lo que está envuelto, pero ya no hay adicción o necesidad, pues se disfruta más profundamente de cualquier placer, porque todo está envuelto por el goce interior. 

Si experimentas los placeres y goces exteriores (mentales-físicos) y no los interiores, te seguirás encontrando vacío. Sin embargo, una vez experimentas el goce interior, la Alegría de Ser, permanece una constante sensación de Tranquilidad inquebrantable. 

Cuando esto es experimentado, los placeres físicos no son tan necesarios y no se es esclavo de ellos. Podrás seguir disfrutándolos, pero ya no dependerás de ellos para estar conectado y que fluya la tranquilidad de la consciencia. 

Es posible que una parte profunda y aún dormida en Ti, reconozca el mensaje oculto tras estas palabras. Seguramente, la mente con la que te identificas y a la que habitualmente se le da el poder de controlar la vida, lo aquí expuesto no le interese y lo desacredite, ya que cuando se fluye con el mensaje profundo proveniente de más allá del entendimiento, significa fluir sin influencia de la mente, y libre de su respectiva inconsciencia. 

Escucha, y aquello que reconozcas y que estés preparado para ir incorporando en tu estancia en esta realidad, hazlo, dejando a un lado el miedo que la mente pueda producir.

☼☼☼

Pregunta: Vivir sin dudas, sin preguntarse nada, ¿no es vivir de forma automatizada como vive la mayoría de las personas dormidas en la inconsciencia, apegadas a la mente y sin ver algo más? 

Nunc: Fluyes, no se vive en la mente, y por ello no hay sufrimiento. 

Hay que tener presente que hay diferencia entre vivir encerrado en la mente y por ello no preguntarse nada más, viviendo bajo la limitada perspectiva mental, en la rutina y con miedos al cambio, pues es lo que se conoce y a lo que se está apegado, buscando en ello un sentido de identidad, que permanecer fluyendo sin sufrimiento. Es lo que se ha escrito sobre la resignación y Aceptación. Cuán diferente es la perspectiva.

☼☼☼

Cuando no hay identificación con las circunstancias de la vida, cuando ya ni siquiera te identificas con esta, percibes, sientes y estás de forma distinta, aunque en apariencia puedas estar en el mundo y pasar inadvertido, pero la inconsciencia del mundo no afecta. 

Ten presente, que cruzando el puente que separa el mundo mental de un mundo más profundo y auténtico, no has de temer nada. No es algo desconocido, aunque la mente no lo conozca. Estás en casa, en el hogar. 

Nada has de temer, pues como el hijo pródigo, eres recibido con los brazos abiertos. Eres querido, se te está esperando.

☼☼☼

Para sentir Paz es suficiente con no identificarse con esos pensamientos-sensaciones y elevarse por encima de las circunstancias. Entrar en la plena Aceptación, a través de Ti. 

Si uno sigue enganchado a esas sensaciones, volverá a conectar con ellas y se alejará de la sensación de Paz. Para que la Paz no sea un espejismo y sea cada vez más constante, hay que trascender esas sensaciones de baja vibración, pues ellas te mantienen atrapado en la inconsciencia de la mente. Pero todos pueden percibir y entrar en la Paz de la Aceptación interior, Aquí y Ahora. 

Si no opones resistencia a la sensación que te acompaña en un determinado momento, experimentas Paz. 

Haz de la vida, en sí misma, una meditación constante. 

Entra profundamente en el Ahora, mantente presente, y entonces estás en profunda meditación, hasta que la Paz fluye y es el estado predominante. 

Hagas lo que hagas, cualquier tarea, por disfrute o trabajo, vívela con intensidad, más allá de cualquier clasificación, entrando profundamente en la experiencia, en el momento.

☼☼☼

La auténtica VERDAD ES.

(...)

Nadie conoce la VERDAD, tan sólo se experimenta.

☼☼☼

La VERDAD no es algo que se posea, no es algo que se pueda definir ni algo que se pueda entender. La VERDAD hay que sentirla, hay que experimentarla. 

La VERDAD es algo que una vez experimentada, vives acorde a ella, pero no es una posesión de alguien. La VERDAD Es lo que ES, y no pertenece a nadie. 

Por ello, la VERDAD está más allá de cualquier idea. Está más allá del individuo o colectivo. 

La VERDAD es algo incomprensible e indefinible. De hecho, el término Verdad queda menguado ante su verdadero significado. 

Por ello, nadie puede decir de forma Consciente, que él tiene la VERDAD o que la conoce, pues simplemente es algo con lo que has podido conectar y en consecuencia vivir acorde a ella. 

Pero una determinada Verdad mental, no será más que un espejismo y una limitada perspectiva, pues la auténtica VERDAD ES. 

La VERDAD se experimenta, y ya está. Intentar definirla es un propósito de la mente, y al hacerlo se intenta definir algo que es indefinible. Por eso, nadie conoce la VERDAD, tan sólo se experimenta.

Respecto a los que hablan en su nombre, haciendo creer que la conocen, es una trampa de la mente. Tras conectar y experimentarla, ya no eres el mismo, y en algunos momentos algunos pueden conectar y percibir la VERDAD a través de Ti, parte de los que estén preparados para percibir, pero no lo entenderán ni percibirán por las palabras pronunciadas, sino por el mensaje oculto que está tras ellas, por el silencio que las rodea.

☼☼☼

Pregunta: ¿Cómo se sabe si lo que experimentas es la Verdad o es una verdad transitoria? 

Nunc: En la Verdad hay Consciencia, y en la Consciencia no hay sufrimiento, así que todo lo que produzca sufrimiento y separe en vez de unir, no es la Verdad, no hay Consciencia. 

La Verdad es Consciencia, y la Consciencia es Paz. 
No hay separación, hay unión. 
No hay juicios ni resistencia, hay Aceptación. 
No hay dudas, así que ni tan siquiera necesitas planteártelo. 


Quien se conoce, es libre. 
Quien es libre, no tiene deseo. 
Quien no desea, vive con Aceptación. 
Quien acepta, respeta y no juzga. 
Quien respeta y no juzga, Ama. 
Quien ama, experimenta Paz. 
Y quien fluye con Paz, se conoce a Sí mismo. 

Conocerse a Sí mismo, es Experimentar la Verdad,
y Experimentar la Verdad, es Unificarse con la Auténtica Paz. 
Y cuando fluyes con Paz, 
Contemplas con la Luz de la Consciencia...

☼☼☼

El sentido de la vida no puede ser conocido, sabido, analizado, ha de ser Experimentado. 

Acepta plenamente que la mente no puede comprender la Vida, 
y que es precisamente ese vano intento el que te impide experimentarla. 
¿Por qué empeñarse en intentar comprender desde lo que no se es, 
si puede experimentarse desde lo que se ES? 

El verdadero sentido no es preguntarse para qué sirve o cómo viven la vida los demás, ni siquiera preguntarse qué sentido tiene tu propia vida. El auténtico sentido lo sentirás cuando dejes de preguntártelo y fluyas con la vida. 

Entonces no podrás responder con palabras qué sentido tiene tu vida o la vida, pero interiormente sentirás y vivirás unificado con el auténtico y profundo sentido de la vida. 


Fluyendo con la vida se experimenta el profundo y verdadero sentido...

☼☼☼

Para saber más acerca del material compartido por Nunc, o dónde descargar sus libros online, se puede ver este post: http://jugandoalegremente.blogspot.com/2015/05/nunc.html 
*

No hay comentarios:

Publicar un comentario