jueves, 3 de junio de 2010

SER en el Momento

*
En el Momento, Aquí y Ahora, está permanentemente el tesoro, nuestro SER. Desapegados del pasado y del futuro, desapegados incluso de interpretar conceptualmente el presente, simplemente SER... y la Felicidad divina, la Paz permanente, una enorme relajación y dicha nos "inundan", pues cuando dejamos de reforzar los velos que tapan la Verdad, Lo Real alborea espontáneamente en nuestra Consciencia.

Me gusta este párrafo de Ramesh Balsekar:

Hay casos registrados de prisioneros que, mientras esperaban la ejecución en una fila, han experimentado súbita e inesperadamente la paz y la alegría más profunda. En los campos de exterminio nazis hubo algunos prisioneros que, mientras esperaban en la cola que les conducía a las cámaras de gas, de repente empezaron a reír a carcajadas y a bromear con los guardias, que por supuesto pensaron que la tensión del momento les había llevado a la locura. Sin embargo, se había producido el milagro de la entrega al momento presente. Los prisioneros ya no tenían miedo a la muerte porque habían muerto al momento presente. La Consciencia se había liberado a sí misma de los estrechos confines de un objeto tridimensional humano.

Lo encontré en el libro "Paz y Armonía en la vida cotidiana", de Ramesh Balsekar. En el capítulo titulado: "La completa alegría de ser".
*

4 comentarios:

  1. La conciencia liberada de la idea de conciencia. La carcajada definitiva. La vida sin confines. Sin atarse al nacimiento ni escapando de la muerte, porque tanto el nacer como el morir son pasajeros, tal como lo demuestra el instante.
    El texto de Ramesh puede parecer crudo y áspero. Pero la vida tiene esos matices. Todos tenemos que pasar por esa puerta, la liberación inevitable.
    Un abrazo, Toni

    ResponderEliminar
  2. Hola FURIA DEL LAGO; Ramesh ofrece textos así de resonantes, en este caso con un ejemplo crudo, ciertamente, el cual ayuda mucho a señalar lo que pretendía remarcar.

    Un abrazo! :-)

    ResponderEliminar
  3. Muy buen texto.
    El aquí y ahora es lo único que tenemos, no hay más. Saber llegar a desapegarse de todo, crea una sensación de paz y libertad maravillosa.
    Gracias Toni.
    Un abrazo muy luminoso.

    ResponderEliminar
  4. Gracias a Ti, Sina. Mucha paz y un abrazo :-)

    ResponderEliminar