viernes, 13 de julio de 2012

Dar y recibir: Muchos, Uno, Ninguno

*
El dar es propio de los dioses. El recibir es propio de los humanos. Para los dioses no hay diferencia entre el dar y el recibir. La Plenitud trasciende el dar y el recibir, simplemente es. Del sueño denso y pesado de ser humanos, se despierta a la inconmensurable Plenitud eternamente inmutable, mediante el no-camino del sueño ligero y feliz de ser dioses. Muchos sueñan; sólo Uno despierta; y realmente Ninguno se ha dormido jamás.
*

No hay comentarios:

Publicar un comentario