lunes, 15 de diciembre de 2014

No hay barreras: justo ahora ya lo eres todo

*
Nada puede impedirte ser lo que eres. Ya eres lo que eres. No hay barreras reales que te impidan disfrutar de tu Ser. Nada te separa realmente de tu plenitud ilimitada. La eternidad está a tu alcance ahora, en ti, y siempre estará disponible.

La única "barrera" es aparente: tus imaginarios pensamientos de separación. Conceptos como "lo diferente", "el tiempo", "el espacio", "la forma", "los límites", "los problemas", etc, son meras fantasías que te has permitido aceptar. Comienza a cuestionarlas y tu proceso de despertar se comienza a acelerar.

Ahora mismo tienes acceso a la Totalidad de tu Ser. Ahora mismo, en este mismo Momento eterno, tienes acceso a la Plenitud. El tiempo es una proyección/fantasía con la cual tratas de seguir jugando a que aún no puedes reconocer tu Ser. Pero el tiempo es ilusorio. Puedes comenzar a cuestionarlo ahora. En este mismo instante.

Este Momento de ahora, despojado de sus "adornos duales", es el mismo Momento de Ser que vive en toda la eternidad. Ya lo eres Todo, ahora.

Nunca te faltará la certeza de ser, ni siquiera mientras aún pareces dormido en la dualidad. La certeza de ser es el aroma que te recuerda la eternidad. La certeza de ser está disponible ahora. Y poner tu atención en el ser, te reconecta a reconocer tu Realidad.

No le concedas importancia al tiempo; no te creas las apariencias. Fluye entre ellas con confianza, acompañado por la infalible certeza de ser que siempre te acompaña. Nada te separa de Ti, pues ya eres Tú: ahora.
*

No hay comentarios:

Publicar un comentario