domingo, 27 de noviembre de 2016

Advaita profundo

*
Dada la costumbre en este mundo de distorsionar las enseñanzas y aligerarlas de profundidad y eficacia, da gusto encontrar enfoques profundos de los caminos espirituales. En este sentido, y dentro de la tradición del Advaita, me ha gustado el siguiente artículo de David Rodrigo (Acharya Jijñasu) que ha publicado la web de AdvaitaInfo. Es profundo, me resuena todo lo que dice y en mi opinión lo que se expresa está en concordancia con algunos de los puntos esenciales que otros maestros o enseñanzas han expresado, como Ramana Maharshi y Un Curso de Milagros.

Aquí copio solamente el comienzo, la parte final, y unos fragmentos sueltos del medio, separados por puntos suspensivos (...):

Lo que parece no es lo que es. Tú no eres un individuo.

Observa lo que aparece frente a tus sentidos como un manto de ilusión, de fantasía, de pesadilla, porque te oculta lo Real y lo Real es lo que todos más echamos siempre de menos, lo más deseado por todos: la Felicidad absoluta, la Belleza que no pasa, la Existencia que no muere, el Saber que no erra ni duda, el Amor siempre colmado que no decae, la Experiencia sin límites de ningún tipo (espacio, tiempo, objetos), la Libertad total, Ser infinito.


(...) 

Entonces, ¿cómo se es la satisfacción total?
―No hay que hacer nada para ser lo que es, lo que eres.
Entonces, ¿me quedo como estoy?
―¿Sientes la satisfacción total, siempre?
No.
―Entonces no puedes quedarte como estás. No renuncies a la satisfacción total. No renuncies a ti. No mueras en vida.
¿Qué hago pues cuando no se puede hacer nada para ser lo que eres?
―Tienes que cambiar total y conscientemente tus creencias radicales (de raíz) para levantar en tu entendimiento el velo de Maya y, por tanto, Ser directamente, inmediatamente, sin obstáculos, lo que eres: la satisfacción infinita.


Los obstáculos a Ser lo que verdaderamente eres no existen más que en tu entendimiento mental. Esos obstáculos se eliminan cambiando tu entendimiento mental para entender que lo conocido (percibido, experimentado) es apariencia que oculta lo que es, la Verdad tan anhelada. Y que lo que es no es percibido porque eres tú y no un objeto de percepción diferente a ti. Tú, lo que es, te conoces a ti mismo directamente, porque eres tú y tú eres un ser sensible, consciente.

Ahora mismo, como siempre, tú eres eso ya, un ser consciente, pero estás conociendo y conociéndote a través de tu mente y tus sentidos, que son los instrumentos que sólo ven el manto de Maya "la apariencia". Tu mente y tus sentidos, el cuerpo sutil que habita dentro de tu cuerpo físico, no son tu ser. En cuanto levantes con tu mente con creencias transformadas el velo de Maya, brillarás totalmente como tu propio Ser infinito, eterno, perfecto, pleno, libre.

(...)

Entonces, simplemente relájate, siente esa paz en ti, en tu interior (...)

(...)

Observa esa paz que existe en tu interior, donde no hay nada más que sí misma: Paz. Paz ―ausencia de objetos externos e internos y de movimientos, de agitación―, hallada en cuanto tu mente-corazón deja conscientemente de actuar. 

Siente tu paz interior, sin más. Es Felicidad en Paz. Dicha, Belleza en sí misma, sin otro, sin percepción de otro, sin acción, sin lucha, sin competencia, sin temor, sin apego. En Paz. Felicidad en Paz. Belleza y Amor en sí, sin otro, en ti siempre.

(...)

Esa Felicidad en Paz que experimentas en tu interior eres tú porque siempre está ahí, en tu ser más profundo. Cuando no la sientes es sólo porque tu mente-corazón está aferrada a lo que ésta percibe externa e internamente con la idea equivocada de realidad y de yo agente y experimentador de dicha realidad percibida. Estás atrapado en el manto de Maya, en la ignorancia radical.

Entonces lo único que tienes que hacer es estar muy atento, en cada percepción, en cada respiración, en cada palpitar, en cada emoción, en cada movimiento, en cada acto: ¿Dónde estás colocando tu mente-corazón?

(...)

¡Atento! ¿Dónde colocas tu mente-corazón? Negando todo lo aparente, al observar que viene y va, sin tú lanzar tu mente-corazón tras ello, ésta reposa conscientemente y conscientemente siente la Paz, la Dicha interior, el Amor sin otro por enamorar y gozar, la Belleza sin rostro, Dios sin nombre, la Plenitud en sí, lo infinito.

Entonces, recuerda que eso no es una experiencia más, sino la base permanente e inmutable, real, de toda experiencia cambiante de Maya "lo aparente". Eso, estando siempre en ti, eres tú, y no tus ideas-emociones-acciones-experiencias cambiantes, operaciones de los instrumentos de tu cuerpo-mente.

Eso es lo permanente no sólo en tu interior, sino bajo el manto de la diferenciación, el movimiento, la limitación y el conflicto que proyecta Maya en la perfección Real, una e inmutable.

Eso es la Verdad de todo esto. Eso es tu propio Ser.

¡Atento en tu divagar por el manto de Maya que llamamos mundo! Obsérvate: ¿Dónde estoy colocando mi mente-corazón?

Niega lo percibido externa e internamente, que tu mente repose en tu propia Paz infinita, colmada, auto-luminosa, sin otro, acción ni transformación, sin lucha, sin miedo, sin ganar, retener ni perder. 

Eso es la Verdad del mundo. Eso eres tú. Y no hay en verdad nada más.

☼☼☼

Animo a que, quien vea que le resuenan estas palabras, lea el artículo entero, que no tiene desperdicio y podéis encontrarlo completo aquí: http://www.advaitainfo.com/colaboraciones/levanta-el-manto-de-maya.html

El índice sobre David Rodrigo en la web de AdvaitaInfo: http://www.advaitainfo.com/maestros/david-rodrigo.html

Artículos de David Rodrigo en la web Yogaenred.com: http://www.yogaenred.com/tag/david-rodrigo/

Saludos
*

3 comentarios:

  1. El comunicado de David Rodrigo aunque básico , es teórico. Aunque muchos experimentamos esa Paz/Agradecimiento/Amor, no lo hacemos de forma continuada; tal vez ,por eso, se nos dio el Curso de Milagros con la herramienta del perdón, y ocurre , que para perdonar , hay que ver de frente lo que se te presenta y haciéndote responsable , perdonar. Esto es la parte práctica de la filosofía de no dualidad. Con esto quiero decir que "no vale" mirar hacia otra parte cuando tienes a un hermano requiriendo ayuda, porque se supone que tu Paz es inquebrantable y lo que ves es ilusorio. Puedes implicarte en la circunstancia externa (sabiendo que tú la provocas mentalmente) y conservando la Paz. No hay que olvidar que si sigues percibiendo dolor o confusión tienes que seguir perdonando.
    Un Saludo y gracias por tu interesante aportación.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Masira!!

      Tú dices:
      "Aunque muchos experimentamos esa Paz/Agradecimiento/Amor"

      Yo creo que somos muy pocos, personas que digan:
      "Yo soy"
      "Yo soy Consciencia"
      "Yo soy Eso"
      no conozco a nadie así en persona.

      Un beso.

      Eliminar
  2. RAMANA:
    Dios es el que ve
    no es un objeto que pueda ser visto

    DAVID:
    Lo que es no es percibido porque eres tú
    no es un objeto de percepción diferente a ti

    Gracias TONI por esta entrada, para mí lo Advaita es lo más.

    ResponderEliminar