jueves, 12 de enero de 2017

Una sonrisa compartida durante 92 años; 92 años compartiendo amor

*
Cuando la sonrisa desaparece de nuestra vista
es porque se encuentra 
aún más profundamente 
en nuestro corazón. 

Gracias, abuela. 
Tú eres la sonrisa. 
*

6 comentarios:

  1. Siento ese comentario como si hablaras de mi propia abuela. Te envío un abrazo

    ResponderEliminar
  2. El pasado jueves 12 de enero tuve que ir a urgencias al hospital, era la primera vez que me encontraba en una situación así, estaba super nervioso, no podía “sentir ESO”, “ser ESO”. El viernes temprano otra vez al hospital. De repente me vino este comentario tuyo del 11 de marzo de 2016, 14:08:

    La palabra "aquiétate" me recuerda también a Ramana Maharshi y a Un Curso de Milagros, entre otros, y cómo no, a la famosa frase bíblica que dice:

    «Aquiétate y sabe que YO SOY DIOS».

    Una frase/idea que, por cierto, bien encarada, resuelve completamente el problema aparente de la dualidad.

    Un abrazo.

    Ese «Aquiétate y sabe que YO SOY DIOS» me llevó a “estar Ahí”. Te comento esto por la ayuda que das a los demás con tu blog. Tu abuela tiene que estar feliz de tener un nieto como tú.

    Un fuerte abrazo.
    rafavaello

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Rafa. La quietud, y el discernimiento que conduce a ella, son clave en el despertar.

      Me alegra que intuyeras la manera de resintonizar con la quietud. Espero que todo te vaya bien en esos asuntos corporales, que aunque sean asuntos ilusorios, son los recursos (reflejos) que podemos utilizar para profundizar en nuestro proceso de despertar, al ir aprovechando este tipo de oportunidades para ir tomando conciencia de que no somos el cuerpo, sino que todo lo del mundo es simplemente un reflejo. Cuando retrocedemos hasta la fuente, podemos finalmente retomar conciencia de que más allá del miedo, lo único real, lo único que realmente hay, es el amor infinito que es nuestro Ser.

      ¡Un abrazo!

      Eliminar
  3. Gracias Toni por hacernos RECORDAR (volver al corazón, a nuestro hogar)

    ResponderEliminar