domingo, 27 de septiembre de 2009

El dinero

*
Esta mañana he estado leyendo posts de un blog que me ha inspirado un comentario acerca del dinero. Lo he enviado como comentario a este post de dicho blog: http://genesis-buscadoresderespuestas.blogspot.com/2009/09/capitulo-8-en-que-dimension-estamos.html (aún no aparece porque lo acabo de enviar y está pendiente de aprobación). Y como me ha parecido un tema interesante de reflexionar, voy a copiar el comentario también aquí (lo he modificado ligerísimamente):

(...) Y ahora el matiz que quería comentar sobre el dinero. Para mí el dinero es un símbolo. El dinero físico ni siquiera me parece necesario (y por ejemplo los pájaros o las abejas viven sin él, entre tantos ejemplos no humanos jejeje) aunque probablemente tiene la valiosa función de recordarnos algo básico como lo siguiente: que toda relación es un intercambio, y que dar es recibir (y recibir es dar).

Por ejemplo, si soy el dependiente de una tienda y doy a un cliente una silla que necesita, entonces el cliente me da a cambio dinero, recordándome así que dar es recibir y que siempre se trata de un intercambio. Si escribo un libro y lo doy, y recibo dinero a cambio, entonces lo mismo: es un recordatorio y así funciona este símbolo del dinero. Para recordarnos que la energía que damos retorna y que dar es recibir (y recibir es dar).

Cuando elevamos la consciencia no necesitaremos este símbolo porque no necesitaremos que nos lo recuerden constantemente. Ya tendremos claro que si doy algo, incluso una palabra amable, me viene de retorno una Energía de intercambio, ya sea en forma de agradecimiento o de la forma que sea.

Entonces si doy una silla a quien la necesita, ya no necesito que me dé dinero a cambio, porque me acuerdo de la Verdad y no necesito que me la recuerden con este truco mnemotécnico del dinero jejeje... En ese caso soy consciente del confort que esa persona sentirá con la silla y eso es pago suficiente, porque Somos Uno. Además también fluye su agradecimiento (hacia mí directamente o hacia la Vida) y eso también es suficiente. El dinero quizás nos recuerda esto.

Cuando un padre da dinero a su hijo a cambio de "nada", esto es un dar desde una mayor consciencia, lo da para que su hijo lo pase bien, sea feliz (es una actitud más cercana a la Unidad). Cuando comprendamos bien este Dar espontáneo, sin pedir nada a cambio, entonces no necesitaremos más el símbolo del dinero: nos relacionaremos directamente con energías más sutiles (en cierto modo, de nuevo el dinero pero en un nivel de fluir más bello, mágico y sutil: pleno de amor y libertad). El símbolo del Dar sin pedir nada a cambio es el Sol (motivo de sobra para que desde la antigüedad, las monedas fueran redondas como el Sol). Se podría decir que el Sol es el Dinero más sutil, visible en el plano físico, entendiendo el concepto de Dinero de una forma elevada y no encerrando dicha idea en los conceptos limitados de la densidad.

Cuando somos conscientes no necesitamos hacer nada por dinero. Sabemos que hagamos lo que hagamos la Vida fluye con nosotros y nos provee de todo lo que necesitamos. Por lo tanto hacemos lo que nos haga felices, fluimos con espontánea alegría y compartimos por el placer de expandir la Vida. ¡Como el Sol, como los pájaros!

¡Saludos!

¡Saludos Soleados!
*

No hay comentarios:

Publicar un comentario