viernes, 25 de septiembre de 2009

La muerte es un mito

*
Esto lo escribí en 2006, o quizás incluso en 2005. Lo posteo ahora en este blog por si sirve de inspiración a alguien.

La muerte es un mito

No creas todo lo que te cuentan. Por tanto, tampoco creas estas palabras. Cree en lo que puedas comprobar por ti mismo. Cree en ti mismo.

¿Crees que vas a morir? ¡Vaya loca idea! Quien te haya convencido de eso te ha gastado una buena broma.

Cierto que las religiones prometen la muerte (con o sin resurrección posterior). La sociedad también promete muerte. ¿Qué se puede esperar de estos agoreros tan chapuceros? ¡Las religiones sí que están muertas! ¡La sociedad agoniza! No creas lo que te dicen. Cree en ti mismo: ¿estás vivo o estás muerto? ¡Pues entonces!

El miedo a la muerte proviene de la confusión, de la ignorancia; si comprendes, la muerte deja de ser un problema.

Si comprendes la Vida, comprendes la Muerte. No hay diferencia. Son lo mismo.

Esa cosa llamada “yo”

¿Sabes quién eres? (ya ves que me gustan las preguntas fáciles). No eres tu cuerpo y tu mente, aunque les des un nombre. El cuerpo no es nada concreto; es un vacío, un proceso. Los átomos y células que lo componen cambian constantemente. Las células que componen tu cuerpo no son las mismas que diez años atrás. El contenido de tu mente tampoco es el mismo. Todo cambia y nada permanece igual. ¿Qué hay en ti que sea constante? ¿A qué le llamas “yo”? ¿A un fantasma? ¿Existes de verdad? ¡Tú ni siquiera eres el mismo que eras hace cinco minutos! Mueres y naces momento tras momento.

La Vida equivale a Cambio

La Vida es dinámica, es un flujo de movimiento constante, de continua transformación. Vivir es cambiar.

Cuando caes en el sueño y duermes, no eres exactamente el mismo que cuando te levantas al despertar. Has cambiado. Quien quiera que fueses antes, ése ya murió. Y ahora eres otro “tú”.

La Vida es un constante morir, cambiar. Cada cambio es una pequeña muerte. Tú mismo eres la personificación de la Muerte. Estás muriendo a cada instante. Porque “tú” estás cambiando, mutando, transformándote en cada instante. Tú eres la Muerte.

La Muerte es la Vida. La Vida es la Muerte. Ambas son un flujo constante de Movimiento, de Cambio.

“YO SOY”

Lo que eres realmente no se puede explicar con palabras. Solo puedes intuirlo. Así que no te fíes de las palabras, que son solo indicadores, pistas. Fíjate más bien en lo que viene entre líneas, en el Silencio, en tu Intuición.
No eres tu cuerpo, ni tu mente, ni tus sentimientos. Eres la energía que origina todo eso y todo lo demás. Cuerpo y mente forman parte de ti, pero tú eres mucho más.

No eres el Universo, eres la Energía que lo originó. El Universo forma parte de Ti, pero tú no eres solo eso, eres mucho más.

Eres el Silencio que lo origina todo, el Vacío que es pura Plenitud. Eres el Uno y el Cero; a través de ti viene todo. No hay nada en la Creación que no seas Tú, que no forme parte de Ti. Tú naces y mueres constantemente en todos los seres.

Ahora

Permanece alerta al momento, al ahora. ¿Estás vivo ahora? ¿O estás muerto? Si estás vivo, ¿para qué molestarte en pensar en la muerte? El temor a la muerte es un concepto bastante artificial y no lo necesitas.

Siempre vives en el ahora. Hace diez años era “ahora”, y dentro de otros diez también. Sólo existe un Momento, y ese Momento Eres Tú.

Fíjate: ¿qué hay de malo en este ahora, en este preciso momento? Este ahora eres Tú, lo has creado Tú y no tiene nada de malo. Si quieres, puedes cambiarlo. O puedes relajarte aceptando el Ahora tal como viene. Sea como sea, estás a salvo. Porque siempre estás en el Ahora, que eres Tú.

Los problemas difíciles siempre están en el futuro o en el pasado, pero no en el Ahora. Fíjate que todo lo que te viene en el Ahora, son situaciones perfectamente manejables. No te dejes estafar por las apariencias. Abraza el Ahora y relájate en la Paz y Alegría que eres.

¿Naciste?

Si crees que naciste, te dejaste convencer por algún otro bromista. Mira: ¿qué pruebas tienes de tu nacimiento? ¿Crees eso porque tus padres así te lo han contado? ¿Lo crees porque te parece que hay “otros” que nacen, y por tanto “tú” debiste pasar por lo mismo?

¡Qué crédulo eres! (jajaja)

Tú existes desde antes incluso que existiera el Tiempo. Tú Eres el Ser que sobrevivirá a lo que hay más allá del Tiempo. El Tiempo “morirá”, ni siquiera es real. Tú usas el Tiempo como un instrumento. Cuando dejes de usarlo, el Tiempo morirá y “Tú” seguirás siendo el Uno, El Vacío-Plenitud que lo origina y disuelve todo.

Lo que Tú Eres nunca ha nacido ni morirá.

Eres capaz de todo

No hay límite en tu capacidad para crear. Puedes crear el mundo y la vida que desees. Tu Poder para crear no tiene límites, porque Tú eres el Límite y lo que hay a los lados de los límites. Eres Libre.
Si algo te asusta, cambia tu manera de verlo. Te asustas de ti mismo, de tus propios reflejos. Cualquier cosa que te llegue al Ahora es una oportunidad para descubrirte a ti mismo. Aunque te parezca lo contrario, todo lo tienes bajo control. Los acontecimientos son oportunos y apropiados para estimularte; y además puedes cambiarlos si lo prefieres así.

Nada es imposible para Ti. Debes ser osado y atreverte a conocerte. A veces te sientes inseguro porque “olvidaste” quién eres. Sientes que eres muy pequeño para poder cambiar tu mundo, tus circunstancias. Eso está bien, es correcto. Relájate y confía que tu Ser Profundo te guía y te lleva a salvo al conocimiento de Ti Mismo. Todo lo que vives, lo “bueno” y lo “malo”, te lo envía tu Yo Profundo; es un regalo que llegarás a comprender y valorar. Cuando te conozcas y sepas que eres uno con tu Ser Profundo, sabrás que nada es imposible para ti.

El ser humano es pequeño y débil, es una marioneta que no hace nada ni es responsable de nada (¡déjate de echar culpas sobre nada, pues tú, como humano, no haces nada!). En cambio, cuando sintonizas con lo que realmente Eres, “conectas” con ese Poder eterno que lo puede todo. Ese Poder eres Tú. Eres lo que mueve el Universo, la energía que mueve a todos los seres, incluidas esas “marionetas” llamadas humanos, que los pobrecitos no son responsables de nada…

Descubre quién eres, conecta al Poder que Eres. Eres la Libertad, capaz de todo. El humano por sí mismo no puede hacer nada, ni siquiera buscarse a “sí mismo”. Tú Eres ese impulso que lleva al humano de la mano, hacia la comprensión de que no existe el humano limitado, sino el ser divino multifacético.

Tú eres lo divino en todas las cosas. Lo puedes Todo. Y no hay nada que no seas Tú.

Amor

Algunos predican el amor y llevan las guerras consigo. Ok, que fluyan así; el Ser Profundo les guía y descubrirán lo que son: Todos Somos Uno.

No busques ansiosamente el amor, ni te obligues a practicarlo. No funciona así. Mejor, vive a tu ritmo siendo tú mismo. Déjate llevar por lo que te trae la Vida. Acepta el Ahora. Disfruta los impulsos de cada momento y vive feliz en el Ahora. Si te llega el deseo de cambiar algo, cámbialo, o simplemente saborea ese deseo. Todo lo que te llega es divino, incluso los deseos.

Tu vida es divina. Y si te llega el deseo de cambiar las cosas, ese deseo también forma parte de tu vida y es un deseo divino.

Todos Somos Uno. Saber eso, y saborearlo y comprenderlo y vivirlo, es el Amor.

No busques el Amor. Simplemente sé tú mismo, acéptate como eres y acepta lo que te llega al Ahora. Y entonces el Amor fluirá espontáneamente a tu vida. Es lo que eres realmente y está en todas partes. Acéptate a ti mismo y serás capaz de fluir con él. Sabrás que el Amor siempre estuvo presente. El Amor es el Ahora, es lo único que hay.

Sexo

Si te aceptas a ti mismo, aceptarás el valor de todo lo que te viene. Y si te surge un fluir sexual, lo aceptarás también. El sexo no tiene nada de malo. En realidad no hay nada realmente “malo” que puedas hacer, pues no existe el Mal absoluto. Tú Eres eso que abarca tanto el “bien” como el “mal”. Eres el Uno que funde a la dualidad.

La energía sexual es muy poderosa. Puedes expresarla mediante una relación sexual o expresarla de alguna otra manera. Sigue alegremente tus Impulsos y tu Intuición. Disfruta del Ahora.

Todas las modalidades sexuales son divinas, proceden del Ser Profundo. Sin embargo, no te fuerces a realizar ninguna de ellas. Tampoco te prives. Simplemente, cuando surja un impulso, fluye con él. Disfruta y sé feliz. La felicidad es Amor y te conecta con tu verdadero Ser, con el UNO.

¿Cómo?

Es una pregunta que no tienes por qué hacerte. Fluye con lo que te viene. Acéptalo. Abraza el Ahora. No necesitas un “cómo”. Tú ya eres Tú. Eres el Ser Profundo, Eres la Meta. Confía en Ti Mismo, en tu Ser Profundo que te cuida constantemente, y todo lo que necesites llegará a ti infaliblemente en el momento preciso.

Toda la información que necesitas, te llega. Los estímulos que necesitas, contigo están. Escucha tu Voz Profunda, escucha dentro de ti a tu Intuición, es divina. Y sabrás que eres capaz de cualquier cosa. Intuirás que eres el origen del universo. Sabrás qué puedes hacer y sentirás el impulso apropiado para hacerlo.

Puedes pedir a tu Yo Profundo que te envíe lo que necesites. Pero aunque no se lo pidas, Él te provee constantemente. Aunque tú te olvides de Él, Él nunca se olvida de ti.

Así que. ¿cómo? ¡Como tú quieras! Fluye espontáneamente y sé feliz. Hagas lo que hagas, todo va bien. Lo que haces cada momento, sea lo que sea, ése es el “cómo”.

¿Qué hago? ¿Qué puedo hacer?

Eres divino. No estás obligado a hacer nada, ni hay nada que no puedas hacer si te empeñas en ello.

Cualquier cosa que haces, bienvenida sea. Acéptala y acéptate. Todo lo que te surge hacer es divino. Cuando el viento sopla es el Ser Profundo el que sopla a través de él. Cuando tú haces algo, es el Ser Profundo el que hace a través de ti. Todo lo que ocurre en el Universo está ok.

¿Qué puedes hacer? Lo que quieras, lo que te fluya. Sin límites. Si te fluye el impulso de escribir un cuento, ok. Si te fluye ir al campo, o a la discoteca, o al cine o donde sea, ok. Si te fluye crear un cuerpo inmortal, ok. No lo necesitas realmente porque Tú Eres todo el Universo, pero si te fluye crear un Humano Inmortal, puedes hacerlo. No hay nada imposible para Ti.

Así que, ¡adelante! Escucha a tu Intuición y déjate llevar. Cualquier cosa que hagas está bien. Y no hay nada imposible para Ti. ¡Eres libre!

Elige lo que se te antoje hacer o ser (es el Ser Profundo quien te envía esos “antojos”). Disfruta del Ahora. Cada Momento es una Fiesta.

Este Momento es tan bueno como cualquier otro Momento de la eternidad.

Armonía

Tú eres la Armonía Universal. Eres divino. No puede sucederte nada “malo”, porque todo lo que llega a ti es divino. Los acontecimientos que sintonizas, son divinos. Lo sepas o no, siempre estás a salvo.

Siempre, siempre, siempre estás en el momento oportuno, en el lugar oportuno y haciendo lo que es oportuno. Para el que sabe mirar con la visión profunda, todo está OK.

Toni_Zenda

¡Saludos!
*

No hay comentarios:

Publicar un comentario