jueves, 24 de septiembre de 2009

No hay enemigo

*
Hubo una vez un grandísimo Sabio que aconsejó amar incluso a nuestros enemigos. Un consejo difícil de seguir en lo literal, pues ¡los enemigos son un mito y no existen jejeje!

Aquel Sabio, que expresaba la Sabiduría Crística, sabía esto muy bien. Y su consejo es muy válido. Por supuesto que no hay enemigos pero cuando amamos al aparente enemigo, esto crea la posibilidad de descubrir la Verdad. El Amor llena de Luz la situación y así puede esclarecerse la Verdad: no hay enemigos, sino Hermanos, reflejos de nosotros mismos.

No hay enemigo posible porque la Verdad es UNIDAD. Todos formamos parte de un mismo SER, de una misma UNIDAD. Somos 'sabores' o expresiones de una misma Unidad, y por lo tanto no somos enemigos ni competidores unos de otros, sino que somos Familia, somos compañeros de juegos, somos el más maravilloso Equipo Divino que pudiera existir. Todos formamos parte de esta Familia y no tenemos enemigos porque no hay nada que no sea la UNIDAD, no existe nada que no sea parte del SER y del AMOR.

El SER (nuestra Esencia) es Amor, es Sabiduría, es Alegría, es Confort, es Vitalidad, es todo lo Bueno y es Armonía. No existe nada que no sea el SER, pues del SER o UNIDAD provienen todas las energías. Acontezca lo que acontezca, siempre se trata de la Inteligencia del SER en Acción, por lo tanto es sabio confiar en que más allá de las apariencias hay algo bueno en cada situación. Algo bueno para todos los seres.

'Yo Soy' es nuestra puerta de acceso al SER. En el 'Yo Soy', la Esencia Vital en nosotros mismos, disponemos de toda la Energía, Sabiduría y Amor que podamos necesitar. Nunca nos va a faltar nada que nos sea imprescindible porque formamos parte del SER, el cual se nutre a Sí Mismo haciendo llegar a cada porción de Sí Mismo lo que sea necesario.

En fin, que no hay enemigo, sino Familia. No hay motivo real para temer a los 'otros', pues no existe nadie que no forme parte del SER. Los 'otros' son reflejos de nosotros mismos: son el SER visto desde un punto de vista diferente. Cuando sabemos y sentimos que 'Yo Soy la UNIDAD en todas partes' entonces los miedos a un posible enemigo externo se disuelven, pues sabemos que no puede venirnos nada que sea ajeno al AMOR que somos. ¡Sólo existe el SER, que es UNIDAD AMOROSA!

¡YO SOY la Única Fuerza en Acción!
*

No hay comentarios:

Publicar un comentario