jueves, 24 de septiembre de 2009

Un pequeño apunte acerca de la Ascensión

*
Es algo tarde y estoy a punto de acostarme, relajándome en manos de la Providencia en forma de dulces sueños, que en verdad son viajes y/o energías que decodificamos de otros niveles. Pero antes de acostarme quiero disfrutar compartiendo este pequeño apunte, que intuitivamente siento ganas de comentar.

Va sobre la importancia de los pensamientos y los sentimientos. Cuando acogemos un pensamiento, o un sentimiento, éste repercute intensamente en nuestro ser, incluso al nivel del cuerpo físico, aunque no nos demos cuenta conscientemente de ello ni de su alcance.

Recuerdo hace años, en mis inicios con la espiritualidad consciente allá por 1991 tras haber leído el Libro de Oro de Saint Germain. Imaginaba la LLama Violeta actuando, o decretaba con afirmaciones poderosas como 'Yo Soy la Resurrección y la Vida', o bien 'Yo Soy el Ser Ascendido que Soy', o afirmaciones similares ricas en Luz, y aunque a veces sentía sensaciones mientras las pronunciaba luego al cabo del rato dudaba si realmente había valido para algo. Sí, sí había valido; aunque yo no lo supiera conscientemente, aquellas afirmaciones y visualizaciones me habían puesto en conexión con pensamientos y sentimientos de alta frecuencia energética, y aunque mi personalidad humana dudara del resultado, mis células brillaban de alegría pues eran irradiadas de bellísima y liberadora Luz.

Incluso hoy en día -y han transcurrido bastantes años- ahora sé que aquellas invocaciones tuvieron su repercusión y todavía la tienen: siguen estando activas, trabajando en múltiples capas de mi ser. Efectivamente, cuán sabia era la coletilla que contenían algunas invocaciones con aquello de "esta energía es omnipotentemente activa, siempre permanente hasta la liberación bla bla bla..." o algo así, pues en verdad sucedió y sé que energías que en su día activé, siguen trabajando, y las energías limitadoras que hasta aquel entonces estaban activas, por fin empezaron a difuminarse. En parte por eso debe ser que hoy en día, hablando en general, vivo bastante pero que bastante tranquilo jejeje...

Muchos de los posts en blogs y webs, incluso muchas canalizaciones, ayudan a expandir la energía en este sentido, favoreciendo el aquietamiento de la mente limitada y la activación de la 'mente divina', que en el fondo es ir 'más allá de la mente' (de la antigua mente). Mediante pensamientos y sentimientos elevados conseguimos favorecer una elevación de las vibraciones de nuestro ser.

Como tantas veces se dijo: "Allí donde pones tu atención, allí estás tú". Para colaborar en nuestra Ascensión a la vez que en la Ascensión planetaria es muy útil ser conscientes de adónde dirigimos nuestra atención. Porque según donde enfoquemos el rayo de nuestra atención, nos nutriremos de energías más o menos elevadas.

Si concedemos atención a noticias que nos inducen miedo, o a imágenes que nos hacen sentir feamente, entonces no estamos jugando a nuestro favor. En cambio, si procuramos llevar nuestra atención a aquello que nos eleva, entonces nos elevamos alegremente y de manera muy fácil y espontánea.

Uno entre tantos recursos para dirigir nuestra atención hacia las Ondas Elevadas es el de las frases (que tanto usé yo, sobre todo hace años aunque últimamente todavía sigo activando algunas energías así). Recuerdo mucho este trío de decretos que usé tanto que se creó un ímpetu que los mantuvo activos sin necesidad de tener que repetirlos con la asiduidad que los repetía (hoy siguen activos sin esfuerzo):

1) Yo Soy el Anillo Magnético alrededor mío y de mis asuntos, a través del cual ninguna perturbación puede pasar ni mantenerse, y dentro del cual solamente puede manifestarse la perfecta Bondad -o voluntad- de Dios.

2) Yo Soy la LLama Violeta Transmutadora que consume y disuelve cualquier perturbación o energía limitadora en mi ser y en mi vida, y en los seres y vidas de toda la humanidad y de todos los seres, desde el principio mismo de los tiempos hasta que todos hayamos ascendido completamente en la Luz y seamos Libres.

3) Yo Soy la LLama Viviente de la Libertad Cósmica.

Este trío de afirmaciones, en mi caso concreto, fue cosa fina para elevar mis vibraciones pues me hacían sentir seguro y me inspiraban un buen pensar y sentir.

Pensar es útil. Pensar positivamente es muy beneficioso. Ir más allá del pensamiento y simplemente fluir con la intuición divina, es algo sabio.

Otra afirmación a la que le tengo mucho cariño es la de:

Yo Soy completamente Sano, Fuerte y Perfecto.

Normalmente la repetía 3 veces. De 3 en 3 me hacía sentir mejor, más intensamente. Desde el primer momento que empecé a usar este tipo de afirmaciones, aunque yo aún no lo notara sus efectos en mí eran poderosos. Al cabo del tiempo se van notando. Si uno echa la mirada atrás ve que aunque los cambios son graduales, al cabo del tiempo uno ha llegado a muy buen puerto.

Jamás debemos obsesionarnos con nada. Con las afirmaciones tampoco. Captemos la esencia de esto. Se trata de hacernos sentir bien para elevar las vibraciones. Si disfrutamos de decretar alguna frase que nos guste, eso es genial. Si no nos parece algo disfrutable, entonces busquemos otra manera de fluir. ¡Hay muchas formas de elevar nuestra vibración!

Una cosa más. La respiración. Es muy importante lo que respiramos. ¿Respiramos aire? Sí, pero no sólo eso. Respiramos energía, no solamente oxígeno sino que resonamos intensamente con aquello que nuestra atención esté enfocando mientras respiramos.

Cuando tomamos aire (en la inspiración) resonamos y captamos aquello donde se pose nuestra atención. Por ejemplo una foto que estemos viendo, o la música que estemos escuchando, o lo que estemos imaginando o atendiendo en ese momento. Es por esto que es tan beneficioso inspirar cuando nuestra atención se posa en el Sol o en la Naturaleza (por la Pureza y Alta Energía), o cuando miramos o imaginamos a alguien que nos inspira belleza, alegría o buenas sensaciones.

Cuando expulsamos el aire también podemos hacer grandes cosas con nuestra atención, por ejemplo podemos soltar las energías negativas si lo deseamos (para ello basta con expresar nuestra intención de hacerlo; y confiar en ello mientras lo imaginamos). También podemos transmitir Amor y Salud, cualquier energía positiva al expirar, llevando nuestra atención a la persona, ser o lugar que queremos bendecir. Esto eleva las vibraciones de los implicados.

Finalmente, las Grandes Radiaciones Mágicas para elevar de forma más rápida las vibraciones son el Amor y la Risa (la Alegría, la Actitud Juguetona, el Buen Humor). Intuitivamente sabemos en cada momento lo que hay a mano para hacer del momento un momentito agradable y acogedor. ¡Es sabio aprovechar las oportunidades que la Vida nos brinda en cada momento de nuestras vidas!

La Ascensión no es algo difícil ni rebuscado. Es algo simple y que sucede en cada instante, en cada momento, en cada respiración.

Yo Soy el Oro Vivo, Mágico y Luminoso que brilla como un Sol en el Corazón de cada célula y de cada ser del Universo.
*

4 comentarios:

  1. "yo soy" es sufienciente. yo soy es la base sobre la que se apoyan todos los conceptos. como mucho "yo soy la consciencia sin nombre, sin forma que se da cuenta que "yo soy". Así es impersonal, universal. "yo soy la luz, el oro vivo, yo soy la leche...todo esto es ego. Disculpen.

    ResponderEliminar
  2. Hola Anónimo! :-)

    No hay que de qué disculparse, al revés, bienvenido y gracias por compartir tu Sabiduría.

    El YO SOY, a secas, si uno intuye Lo Que Es y conecta con esta Esencia, es lo más elevado en el campo de la dualidad, es la Sagrada Puerta hacia lo que no tiene nombre, aunque llamémoslo Eso.

    El YO SOY es lo más elevado adonde una conciencia en dualidad debe enfocarse para trascender la dualiadad. Y fíjate, una vez descubierta esta puerta, se trasciende incluso lo que representa el YO SOY y se desvela ESO sin palabras ni nombre, llamémosle Totalidad o UNIDAD, pero es un asunto que no se puede explicar con palabras, de modo que con palabras sólo se sugiere conectar al YO SOY y el resto fluirá, el YO SOY es la Sagrada Puerta. Pero la consciencia no debe detenerse a las puertas, sino cruzar la Puerta del YO SOY y desvelar el Regalo que hay más allá jejeje...

    No comparto que decir "Yo Soy Luz" sea ego porque depende de qué está Uno queriendo expresar con palabras, las palabras no son sino postes indicadores. Así que depende de cada Resonancia concreta.

    Un saludo y no hay preocupaciones respecto a los egos, dado que en una Consciencia profunda es fácil descubrir que no existen realmente jejeje

    ¡Saludos! ;-)

    ResponderEliminar
  3. Querido mago creo que tienes intuición y entusiasmo y fuerza, y "muchas ganas de hablar".Claro que no hay ninguna preocupacion por los egos:todo es conciencia. para mi no hay mayúsculas (solo después del .):corto leña, camino, expreso algún poema..hablo, gozo, sufro.Siempre estoy en casa, todo ocurre "dentro" de la eseidad. ¿donde si no?

    "cuando miro a mi amada
    ¿con que ojos debo mirarla?
    -con los suyos,pues solo ella puede contemplanse a si misma"
    Es un placer, saludos.

    ResponderEliminar
  4. Lo mismo digo!: es un placer, un bello "canto de pájaros" surgido espontaneamente desde el Sí Mismo.

    Muchas gracias, SER, y saludos! ;-)

    ResponderEliminar