jueves, 5 de noviembre de 2009

Los pasos hacia la Libertad

*
El número de pasos requeridos para alcanzar la Libertad es el mismo que el número de pasos necesarios para alcanzar nuestros propios pies.

No eres tus cuerpos ni tus mentes, sino la Consciencia que los hace posibles y que los transciende. Vas mucho más allá de lo corporal y de lo mental.

Buscar la Libertad te aleja del Ser Libre que ya Eres, porque esa búsqueda te convence de que no eres libre, y ese convencimiento te ancla en la fantasía de la no-libertad (lo cual es solamente eso, una fantasía, no algo real).

Para experimentar Lo Que Eres simplemente tienes que desprenderte de las falsas creencias que "taponan" la Verdad. Para vivir la Libertad que Eres, tienes que desprenderte de la creencia de que no eres libre.

No se trata de buscar algo que no eres y agarrarlo fuerte. Se trata simplemente de soltar algo que ya agarraste: tus creencias limitadas. Y para soltar no se requieren pasos ni búsqueda, sólo soltar. Se puede soltar en un instante, no es necesario el tiempo.

La búsqueda es una etapa del "juego". Pero apegarse a la búsqueda es una adicción, es la droga espiritual que nos mantiene autoengañados cuando en realidad ya estamos maduros para "dar el salto" (soltar las creencias limitadoras).

Sin embargo, ese "salto al vacío" (al reino más allá de los conceptos) o ese "soltar los conceptos" es algo que el individuo "separado" no puede ni podrá jamás llevar a cabo. Este honor le corresponde a Aquello que ES Real: a nuestra Esencia, a la UNIDAD-BONDAD.

El ego "debe" renunciar a salvarse a sí mismo, en primer lugar porque nada está en peligro ni necesita ser salvado, y en segundo lugar porque el Único que hace y deshace en todas partes es la Unidad.

La Armonía hace que cada instante sea como ha de SER. No hay pasos hacia la Armonía-Libertad porque vayamos adonde vayamos, aquí está. Miremos adonde miremos, aquí está. El SER vibra eternamente en cada átomo y en cada porción del Omniverso.
*

No hay comentarios:

Publicar un comentario