martes, 18 de octubre de 2011

Relámpagos

*
¿Qué importa estar a un lado u otro de la puerta cuando no hay ni «tú» ni puerta?

El sabio bebe agua clara de su propio pozo.

La sabiduría no puede ser prestada.

Todas las puertas son espejismos, excepto una, que no es una puerta, no conduce a ninguna parte y está siempre abierta.

No hay necesidad de claves para quien no quiere cambiar nada.

Lo que es ahora, es también siempre. Lo que no es siempre, tampoco es ahora.

Cuando la vaca parece perdida, aparece el cuidador de vacas para ayudarla. Cuando la vaca descubre quién es el cuidador, da leche para sí misma.

Dos más dos es uno. Uno más uno es cero.

Este momento es perfecto tal como es. Pero: 1) ¿Qué es este momento? 2) ¿Qué es perfecto?

No estás en apuros.

Solamente Tú.
*

1 comentario:

  1. Relámpagos: resplandores de luz en mitad de la tormenta.
    Oportunos para el otoño y arrebatadores en el verano, festejo previo de un florecimiento en primavera y adormecidos durante el invierno. Un atisbo leve que se abre paso entre el letargo de las nubes.

    Yule

    ResponderEliminar