viernes, 1 de junio de 2012

Jugando con cinco palabras

*
Dichas palabras son: «La vida es un juego»

Es una idea que puede resultar inspiradora, aunque puede interpretarse de diversas maneras. Voy a juguetear con 4 posibles interpretaciones que se me ocurren. Estas interpretaciones también pueden a su vez reinterpretarse jajaja, pero este post ha de ser finito, no infinitamente especulador. Juguemos un poco.

Jugaré con 4 interpretaciones porque son las que me salen de primeras, si les doy a las palabras "vida" y "juego" los dos significados que más me gusta darles. La palabra "vida" puede ser entendida como la vida en el mundo (en el teatro de la proyección ilusoria) o como la vida pura (no-dualidad), que llamaría "Vida", con letra mayúscula para así distinguir una interpretación de la otra. Asimismo la palabra "juego" podemos entenderla de varias maneras, de las cuales elijo mis dos preferidas: A) "juego" entendido como algo ilusorio pero inofensivo. Lo principal aquí es que el juego se trataría de algo ficticio, ilusorio, no real y por lo tanto no puede ser peligroso de ninguna manera. Uno puede usar los juegos (así entendidos) para pasarlo bien o para enfadarse, pero en todos los casos se trata de algo ilusorio e inofensivo. Por ejemplo los niños pueden jugar a fútbol y sentirse muy contentos, o pueden sentirse enfadados discutiendo si fue gol o no o si eso era penalty o si me diste una patada, pero en cualquier caso no es más que un juego: finalmente acaban de jugar y se van indemnes a sus casas. B) "juego" entendido como una metáfora de la alegría, de la despreocupación, de la espontaneidad libre al saberse que no hay manera de resultar dañado. En este caso lo principal es la alegría y la inofensividad, la felicidad, la paz. No nos referimos a la forma del juego, sino a la alegría, la espontaneidad, la paz, el amor, la seguridad, la creatividad bien entendida: plenitud espontánea e intemporal. Este significado es aplicable a la no-dualidad, a la Consciencia Pura (no-dual), en el sentido de que la no-dualidad o Absoluto es pura inofensividad, dado que no hay nada aparte de Ello que pueda dañar. A partir de ahora, en el resto del post escribiré con mayúscula esta segunda manera de enfocar la idea de "juego", llamándolo "Juego". La mayúscula no trata de divinizar la idea, simplemente es para indicar que nos referimos al significado B, en lugar de al significado A. Notemos que en ambos casos usamos el concepto de inofensividad, pero en la interpretación A le damos prioridad al enfoque de que el juego es algo ilusorio (de ahí su inofensividad, pues algo irreal no puede dañar), mientras que en la interpretación B esa inofensividad no va reñida con la Verdad, dado que el Absoluto es también inatacable e inofensivo, pero no debido a su ilusoriedad (porque el Absoluto es lo único Real) sino debido a su inmutabilidad, a que no hay nada más, etc.

Ahora podemos comentar brevemente las 4 interpretaciones con las que se me ha ocurrido jugar: 1) La vida es un juego. 2) La vida es un Juego. 3) La Vida es un juego. 4) La Vida es un Juego.

Hay más posibles interpretaciones, pero estas cuatro son las que tratamos aquí. Por ejemplo otra podría ser en la onda de que la vida física es real pero la tomamos relajadamente como un juego, la cual sería una actitud mejor que muchas otras actitudes, pero no corresponde a ninguna de las 4 interpretaciones con las que voy a jugar aquí. Sí jugaré con las que mencioné. Empecemos:

1) La vida es un juego. Entendido como que la vida mundana, la vida física cotidiana que tantos quebraderos de cabeza parece dar, no es más que un ilusorio e inofensivo juego. Un juego no puede dañarnos porque no es algo real, sino un mero juego. Como cuando de niños jugábamos a tantas cosas... a ser soldados, y los unos nos matábamos a los otros con nuestras pistolas de juguete, incluso moríamos para después volver a jugar jejeje. Pero era todo como un inofensivo juego. En este sentido, la vida y el universo entero son simplemente nuestro juguete. Y cuanta más certeza tenemos de esto, menos miedo habrá, menos preocuparán las cosas, pues habremos reconocido su ilusoriedad, nos relajaremos y podremos simplemente juguetear alegremente. Esta actitud nos va abriendo al siguiente punto, el punto 2:

2) La vida es un Juego. Entendida así, la vida deja de parecer dramática y se capta el principal significado que hay tras su inofensividad: pura alegría, paz, un Festival de Felicidad; una Fiesta de Alegría y Amor. Este enfoque, dentro todavía del escenario de lo ilusorio pero empezando a captar la Verdad que hay tras las formas, corresponde con lo que Un Curso de Milagros llama el "sueño feliz" (o la actitud mental que nos acerca a tal sueño feliz). Aquí no se le da importancia a los símbolos (a las apariencias), sino a lo que estos símbolos reflejan: la inmensa paz y felicidad del Ser. Todo símbolo se vive como un mensajero del Amor, y toda vida se entiende como un Juego del Amor.

3) La Vida es un juego. De las 4 interpretaciones que he seleccionado, ésta es la única que no resuena con las otras 3. Es una interpretación falsa y muy descabellada, pues en este enfoque se está interpretando que el Absoluto, la Vida Pura, es un mero juego, o sea, algo ilusorio. Si uno autoindaga y se reconoce a Sí mismo, comprobará que esto no es así, porque el Absoluto es Real, ES LO QUE ES Y LO ÚNICO QUE ES.

4) La Vida es un Juego. Esta cuarta interpretación en cambio sí me parece compatible con las dos primeras, pues el Absoluto es inofensivo como un juego. Lo Absoluto no ataca a nadie. Ni siquiera ataca a lo que no existe. Lo Absoluto no ataca al ego ni a las ilusiones. Las ilusiones desaparecen ante la Verdad Absoluta, pero no es porque el Absoluto reconozca las ilusiones y las combata. Más bien es como cuando la oscuridad se disipa ante la presencia de la Luz. Y el Absoluto es todo Luz, todo Presencia, nunca duerme, nunca está ausente, nunca está carente, siempre es Pleno, lo trasciende todo, mucho más allá de lo que pueda llegar a indicar la tonta palabra "trascender", porque no hay nada que trascender: sólo Ello ES. Sólo hay Ello, ese Único, indescriptible, no importa las etiquetas que se le hayan adjudicado (Ello, Eso, Esto, Amor, Absoluto, Dios, Paz, Vacío, Plenitud, Silencio, eternidad, intemporalidad, ser, no-ser, Brahman, Para-Brahman, Felicidad, Consciencia Pura, Momento, sat-chit-ananda, turiyatita, Cielo, lo Inmutable, etc). Lo Absoluto es un Juego en el sentido de que es felicidad y nada puede dañar ni afectar en lo más mínimo su dichosa inmutabilidad. Es fiable, es seguro, es constante, es eterno, es lo que es. Es solamente el inmenso Amor compartido eternamente consigo Mismo, de una manera tan "amplia" y "profunda" que las palabras no sirven para comunicarlo. Pero se puede vivirlo porque es lo que Uno mismo es.

El breve par de frases que resume Un Curso de Milagros («Nada real puede ser amenazado. Nada irreal existe») pueden ser usadas como una brújula que siempre tenemos a mano para detectar lo que resulta valioso (o falso) de cualquier aparente circunstancia o idea, y así poder relajarnos y sonreír ante cualquier apariencia, tomándola como una caricia, un susurro de amor, un abrazo, una sonrisa, un alegre e inofensivo juego.

Juguemos alegremente, pues nada puede dañar la inmensidad de nuestro Ser. Nuestra Vida real es un Juego, pura inofensividad, una sonrisa con la que eternamente nos estamos auto-sonriendo. No hay sombras, no hay fantasmas. Nuestros juguetes no pueden dañarnos. Y nuestro verdadero Ser, lo Absoluto, todavía menos, pues Es puro Amor e inofensividad. ¡Delicioso, delicioso, delicioso! Y si queremos le podemos añadir una ramita de perejil, como diría el genial Karlos Arguiñano.

Ahora, para finalizar, prescindo del uso que propuse para las mayúsculas o minúsculas en las palabras "vida" y "juego", y finalicemos con un simple:

La vida es un juego. Bien entendida, ¡lo que vamos a disfrutar! ¡Nuestro bello y esplendidísimo Ser!

¡Gracias por jugar!

Nota: Este post, en principio iba a terminar así, con ese «¡Gracias por jugar!» como broche final. Sin embargo, al día siguiente me ha venido la idea de que he puesto demasiado énfasis en la etapa final, sin hacer hincapié en la fase inicial que suele incluir algo que para muchas personas resulta desagradable: la disciplina. Sin embargo, más de uno podría desanimarse si le pintan las cosas tan fáciles y cuando lo intenta se "choca" con la aparentemente "dura realidad", con los miedos y las viejas programaciones del ego, de las cuales quizás no ha aprendido a liberarse soltándolas y reemplazándolas por las benignas ilusiones que conducen al amor. Para compensar esto, añado estas notas finales al post:

La actitud mental de estar siempre dispuesto a reír (en el buen sentido), dispuesto a jugar alegremente, dispuesto a dejarse llevar en las alas de la dulce espontaneidad desapegada sin jamás ceder ni el más mínimo espacio al más mínimo miedo/duda/ilusión, tal actitud, tal disposición mental extendida a cualquier momento sin excepción, es el Cielo o Ser Absoluto. Pero para disfrutar el Cielo hay que haber limpiado antes diligentemente el espejo de la mente. Esto no puede hacerse sin una mente atenta y concentrada. Pero una vez purificado el espejo, se reflejará el último sueño o "sueño feliz", tras el cual brotará amorosamente el Cielo que siempre es, ante cuya magnificencia el espejo desaparecerá y no habrá nunca más necesidad de reflejos, sino que el Amor/Cielo reinará en la feliz intemporalidad para siempre.

Para limpiar el espejo (en realidad no hay espejo real que limpiar, pero del asunto del "clavo correcto" ya se comentó algo en otro post) y así re-aceptar el Cielo puedes usar cualquiera de los caminos que la Gracia de Dios dispuso para ti. Por ejemplo puedes seguir los consejos de Ramana Maharshi (pero con la sensatez de no seguir solamente algunos de sus consejos elegidos selectivamente, ¡sino siguiéndolos todos si uno realmente quiere llegar a experimentar el Cielo lo más rápidamente posible!) o puedes realizar Un Curso de Milagros.

Hay más caminos, obviamente. Aquí menciono dos que conozco. De los que conozco, he mencionado estos dos (Ramana Maharshi y UCDM) porque desatascan las ilusiones a un ritmo muy "rápido".

Sé que generalmente se considera más poético hablar sólo de espontaneidad, sin aludir a la etapa de la disciplinada purificación mental. Pero la feliz espontaneidad queda así liberada en la fase final, cuando el trabajo de limpieza/purificación ya está bastante avanzado. Entonces sí, el resto del camino es intensamente espontáneo y feliz (tanto más cuanto mayor sea la limpieza mental). Pero antes de esta fácil y ligera felicidad hay que disponer de una mente relativamente limpia y concentrada, una mente espontáneamente atenta (o sea, con el hábito automático de mantenerse alerta en dirección al despertar) que sea como una Luz que impide a las sombras del ego ponerse al mando. Éste es el motivo por el que tanto UCDM como Ramana Maharshi y tantos sabios enfatizan tanto la importancia de disponer de una mente "fuerte". Ramana decía que una mente concentrada se fortalece y así resulta para ella más fácil la autoindagación.

Veamos algunas citas:

     Todo el mundo tiene derecho a los milagros, pero antes es necesario una purificación. (UCDM: T.1.I.7.1) (Página 3 del Texto)

[...] cuando la mente está ocupada con un nombre o una forma, sólo comprenderá eso. Cuando la mente se expande en forma de innumerables pensamientos, cada pensamiento se debilita, pero al desvanecerse los pensamientos, la mente se concentra y se fortalece; para una mente así, la indagación del Ser se volverá fácil. (Ramana Maharshi; en Las enseñanzas de Ramana Maharshi) (("indagación del Ser": es otra manera de llamar a la "autoindagación"))

     El hábito de colaborar con Dios y Sus creaciones se adquiere fácilmente si te niegas diligentemente a dejar que tu mente divague. (UCDM: T.4.IV.7.1) (Página 70 del Texto)

     Al principio, necesitarás esfuerzo para recordarlo, pero después se vuelve algo natural y continuo. El trabajo proseguirá por sí solo, y tu paz se mantendrá imperturbable. (Ramana Maharshi; en El Evangelio de Sri Ramana Maharshi, libro 1, sección III)

      Tienes que cambiar de mentalidad, no de comportamiento, y eso es cuestión de que estés dispuesto a hacerlo. No necesitas orientación alguna excepto a nivel mental. La corrección debe llevarse a cabo únicamente en el nivel en que es posible el cambio. (UCDM: T.2.VI.3.4-6) (Página 31 del Texto)

       A menos que se conozca intelectualmente, ¿cómo practicarlo? Primero, apréndalo intelectualmente, y después no se detenga ahí. Practíquelo. (Ramana Maharshi, en Conversaciones con Sri Ramana Maharshi, 22 de septiembre de 1936)

      Vigila tu mente con sumo cuidado contra cualquier creencia que se interponga en el logro de tu objetivo, y recházala. (UCDM: T.4.IV.8.5) (Página 70 del Texto)

Al principio se requiere de un poquito de tenacidad, perseverancia para entrenar la mente y convertirla en una mente atenta que no se deja embaucar por las inercias del ego, ya que dichas inercias son lo único que produce ilusiones de infelicidad. En realidad la tarea de "limpiar la mente" no es tanto esfuerzo, es solamente tener un poco de constancia hasta favorecer el hábito correcto que ayuda a despertar. No hay que hacer nada, excepto tener un poquito de "buena voluntad" en cuanto a lo mental. Hemos hecho un gran trabajo para fabricar el inexistente ego, el cual requirió por nuestra parte de una gran tenacidad imaginativa/mental. Ahora podemos elegir deshacerlo, y es una cuestión meramente de cambiar de mentalidad, dejar de alimentar lo falso, dejar de creer en lo limitado y liberar la mente de toda barrera. Aunque al principio parezca necesaria la apariencia de esfuerzo, la Recompensa es tan enorme que bien merecemos ir a por ella. Una vez debilitados los malos hábitos de creer en el ego (la creencia en la separación, que se simboliza en la creencia de que somos cuerpos y en los "juegos del miedo y de la culpa") el resto del camino es un paseo que resulta más y más cómodo y feliz con cada paso que damos, hasta que uno se encuentra caminando la blandita y acojedora alfombra del "sueño feliz", que es la antesala de la iluminación.

La vida es un juego. Ya hemos jugado bastante a los juegos de los horrores, a los cuales concedimos toda nuestra atención. Es hora de levantar la mirada y empezar a jugar de verdad. Al principio los juegos del horror se negarán a irse, pero con la constancia suficiente en desenmascararlos y rechazarlos entregándoselos al Ser que nos guía interiormente, comenzaremos la fase maravillosa del jugar feliz, que nos llevará primero al sueño feliz e inmediatamente después a la iluminación. ¡El Cielo nos espera! ¡Es nuestra Realidad ya, desde siempre! ¡A qué esperamos para reconocer nuestro Ser! ¡Ya somos el Gozo de Ser! Nuestra eternidad es un gozoso y perfecto juego de infinito amor, gozando en una inmutable unidad en la cual no hay daño posible: ¡Sólo gozo y amor son nuestra realidad y nuestra "herencia"! Tan pronto como aceptemos completamente la Verdad, Ella se desvelará, porque es lo que ya somos, y lo somos eternamente. Es un Hecho. Soy la Verdad, Uno Inmutable. Quien se acepta completamente a Sí mismo tal como realmente es, no desea ni necesita nada: ni disciplina, ni procedimientos, ni tiempo, ni mundo, ni nada. Es Lo Que Es.
*

1 comentario:

  1. Esta entrada ha sido una de mis favoritas desde que te llevo leyendo, Toni.

    La parte final donde se habla acerca de la disciplina y sobretodo las citas de Ramana y UCDM es demoledor jejejeje.

    Tienes razón en el hecho de que muchos podemos desilusionarnos ante la aparente facilidad con la que algunos describen el proceso de despertar. No es fácil soltar, y es ahí donde más ayuda se necesita, así que un millar de gracias por tal servicio de incalculable valor jejeje

    Gracias por escribir y por ser!! Un abrazo.

    ResponderEliminar