lunes, 11 de febrero de 2013

Huang Po y el cambio de mentalidad

*
Leyendo un libro sobre budismo me encontré con una cita poética que dice:

Los necios rechazan lo que ven
y no lo que piensan,
los sabios, en cambio,
rechazan lo que piensan
y no lo que ven.

HUANG PO


Huang Po fue un antiguo sabio de hace siglos (vivió hace más de 1000 años, creo), del antiguo budismo 'Chan', en la antigua China (siglos después el budismo Chan se extendió al Japón y allí lo llamaron budismo Zen). La frase de la cita me recuerda a UCDM, no sé si Huang Po se refería a lo que a mí me recuerdan sus palabras, pero al leer ese breve poema me viene a la mente el famoso cambio de mentalidad que propone UCDM. Porque UCDM también dice lo mismo, que lo que importa es la actitud mental (el cambio de mentalidad es posible) y que lo que se ve (lo percibido) no es lo importante. Por eso UCDM nos anima a no obsesionarnos en cambiar alocadamente lo percibido (eso sería "rechazar lo que se ve", porque lo juzgamos o criticamos (lo condenamos) y luego deseamos cambiarlo a nivel de la forma), sino que nos enseña a ser más sabios y cambiar lo que pensamos en lugar de lo que percibimos, y al cambiar nuestra manera de pensar, las percepciones cambiarán también "por sí solas" (dicho en palabras muy antiguas: no se trata de cambiar el mundo cuando algo no nos gusta, sino de no aferrarnos a nuestras creencias sobre él). Por eso el sabio no pone el 100% de su energía en tratar de cambiar las cosas (lo que se ve), sino que simplemente cambia de mentalidad, o como dice Huang Po: "rechaza lo que piensa", o dicho de otra forma, cambia su manera de pensar para que eso que parecía molesto deje de serlo. Cuestionar lo que pensamos es un buen comienzo para el despertar. UCDM lo dice clarito: que el conocimiento no ofrece dudas (en el Cielo no hay ningún cuestionamiento porque no hay dudas) pero que para recordar el conocimiento (desde la percepción) tenemos que estar abiertos a cuestionar lo que hasta ahora pensábamos que era cierto. Por ejemplo en el Texto dice:

     Aprender este curso requiere que estés dispuesto a cuestionar cada uno de los valores que abrigas. (T.24.IN.2.1)

¡Justo lo que propone Huang Po! Porque las mentalidades cerradas, que están "seguras" de que sus ilusiones son ciertas, viven en una falsa certeza que conduce tarde o temprano a situaciones de temor. Pero quien se abre a cuestionar sus pensamientos, al abrirse con una mente humildemente receptiva permite que el Espíritu Santo le brinde nuevas ideas más acertadas, que le conduzcan primero a la percepción correcta y de ahí que brote el conocimiento, la aromática flor del Recuerdo de Dios.

¡Vivan los chinos!
*

No hay comentarios:

Publicar un comentario