sábado, 31 de octubre de 2015

El elefante en la habitación (y la iluminación de Beethoven)

*
La gente normal no suele gastarse dos mil dólares y volar cruzando el país y sentarse en una habitación cinco horas al día durante una semana para que les digan que ellos en realidad no existen.

Susan Dugan

Esa cita, no carente de humor, la he sacado de la última entrevista que Susan Dugan le hizo a Ken Wapnick. En una de las preguntas de esa entrevista, Susan Dugan comenta eso.

En esa misma pregunta, luego añade al final lo del elefante en la habitación. Ella dice:

Es como el elefante en la habitación; que se me ha ido la olla. Hay una norma tácita de "no preguntes, no digas nada sobre eso". (Susan)

Como esa parte en inglés contiene varias frases hechas, la aclaré así cuando posteé esa entrevista:

((El elefante en la habitación es un proverbio inglés que alude a cuando en una reunión hay un tema tabú —incómodo de tratar— que es evidente para todos —ese es el elefante— y todos guardan silencio con respecto a eso, nadie saca el tema, en un silencio tácito para evitar conflictos o no herir las susceptibilidades de las personas presentes; en el caso de Susan, ese tema tabú es la no-dualidad de Un curso de milagros con sus ideas de que las personas no existen, etc, lo cual puede hacer parecer a Susan —a ojos del mundo, desde la perspectiva de sus amigos y familiares "normales"— un poco loca o como que se ha pasado de la raya con sus excentricidades, vamos, para decirlo con una frase típica, que se le ha ido la olla jejeje))

Supongo que cosas parecidas se dan de vez en cuando si alguien "normal" descubre de algún conocido su afición a la no-dualidad jejeje. En realidad la no-dualidad es tan sorprendente... Quizás es en cosas así cuando más útil puede ser aquel antiguo lema de: saber, osar, hacer y callar. Sobre todo la parte de callar jejeje.

Y, en fin, a quien le interese leer esa entrevista (está enfocada desde el punto de vista de no-dualidad de Un curso de milagros, no con el lenguaje del advaita), esa entrevista la posteé aquí:

Convirtiéndolo en lo más importante (Entrevista a Ken Wapnick): http://hablemosdeucdm.blogspot.com/2015/09/convirtiendolo-en-lo-mas-importante.html

Otro aliciente de la entrevista son los comentarios que hace Ken Wapnick sobre que la música de Beethoven le ayudó tanto en su proceso de reconocer la realidad (en otras palabras, en su iluminación, aunque no tengo noticia de que Ken Wapnick alguna vez dijera directamente que estaba iluminado, aunque es un clamor general que así era, e indirectamente tal vez sí lo reconocía, aunque eso siempre puede ser interpretable). Ken Wapnick había comentado años atrás en otra entrevista que en su opinión Beethoven se iluminó hacia el final de su vida y que eso puede sentirse al escuchar su música. Como decía Ken, no te darás cuenta de eso leyendo su biografía, pero lo puedes sentir al escuchar su música; en su última época, especialmente en los últimos cuartetos de cuerda, estaba iluminado. Esta otra entrevista también se la había hecho Susan Dugan y también la posteé en su día en alguno de mis blogs, en este caso en este mismo de Sois Dioses, aquí:

El centro tranquilo (Entrevista a Kenneth Wapnick): http://jugandoalegremente.blogspot.com/2012/02/el-centro-tranquilo-entrevista-kenneth.html

A quien le interesen únicamente las partes de esas dos entrevistas que tratan sobre la música de Beethoven, posteé un tema sobre eso aquí:

Beethoven y la no-dualidad: http://hablemosdeucdm.blogspot.com/2015/10/beethoven-y-la-no-dualidad.html

A quien le interesen los escritos y entrevistas de Ken Wapnick, encontrará bastante material aquí:

Índice de links de los posts sobre Ken Wapnick: http://hablemosdeucdm.blogspot.com/2015/09/indice-de-links-de-los-posts-sobre-ken.html

Saludos
*

No hay comentarios:

Publicar un comentario