viernes, 16 de octubre de 2009

Ya ES

*
Buscar la Verdad, el Ser, el Amor, la Unidad, la Bondad, Dios, la Armonía, la Paz, el Bienestar, la Felicidad, la Libertad... (como queramos llamarlo)... se asemeja a quien busca sus gafas llevándolas puestas. O al que busca por todos los lugares su reloj llevándolo sujeto a la muñeca desde el principio. No se trata de alcanzar algo que no somos, sino que más bien se trata de un "darse cuenta" de lo que ya Somos.

No necesitas luchar para Ser lo que Eres. Se trata de "darse cuenta" tranquilamente de que ya ES.

La Verdad Ya ES.
*

2 comentarios:

  1. Qué bella es esta afirmación que haces :-)
    Todo el personal buscando y corriendo de aquí para allá y resulta que todo está ya en nosotros; por lo menos todo lo que más anhelamos y con lo cual podríamos construir un Cielo en la Tierra. No sé en qué momeno el Ser Humano empezó a focalizarse casi totalmente en el exterior, olvidándose de "Ser", pero seguramente ha sido parte de la evolución y por lo tanto necesario. Ahora queda cambiar el enfoque sin olvidar lo aprendido , esto es, cómo caminar construyendo el camino. No sé, a veces parece complicado pues supongo que a algunos nos falta mantenernos en el "centro"; otra es simplemente dejarte fluir.
    Un abrazo Toni :-)

    ResponderEliminar
  2. Gracias por el comentario, Masira :-) Es un comentario muy atinado. Sobre todo me gusta el final, lo de dejarse fluir, que en cierto modo es uno de mis lemas (si tuviera lemas ese sería uno de ellos, ¡sin duda alguna! jejeje).

    La Vida creó la "confusión" o "velo", y es la Vida (la Unidad) quien disipará la "confusión" (desvelar el velo). Efectivamente la "confusión" no es algo malo, es una etapa, en cierto modo un juego (y muy valioso), una apariencia.

    A lo largo del tiempo han surgido valiosas sugerencias, como enfocarnos en el Amor, o la de observarlo todo (sintonizando así con el Observador divino, que es nuestra Esencia), o la de mantenernos en nuestro centro, o la de simplemente fluir.

    Es curioso que estas sugerencias (así como muchas otras) es la misma Vida-Unidad la que las realiza o deja de realizar. La mente egoica por sí misma nada puede hacer ni decidir, pero la Vida sí, la Vida es lo que somos en Esencia. Y es la Vida la que de forma espontánea nos impulsa a "mantenernos en nuestro centro" (o tratar de hacerlo), a observar, a amar, a dejarnos fluir, etc.

    Es la Vida la que hace y deshace (incluso la que impulsa que a veces nos sintamos fuera de nuestro centro, o sintamos que no fluimos). Y un día lo sentimos, lo sabemos (la Vida nos permite esta Gracia: decide que ha llegado la hora de sentir eso aquí: en este ser). Ya no "luchamos" (aunque pueda parecerlo), sino que fluimos. Y nos damos cuenta de que la confusión era una ilusión (apariencia) y que siempre fuimos y somos el Observador, siempre fuimos y somos Amor, siempre estuvimos y estamos en nuestro Centro, y siempre fluimos de manera perfecta.

    ¡Un abrazo! ;-)

    ResponderEliminar