viernes, 6 de noviembre de 2009

25 minutos de Sungazing

*
Esta mañana alcancé los 25 minutos de práctica de Sungazing. Sin novedad al frente: todo fluye perfectamente.

Casi dejaría esa breve y solitaria línea anterior. Pero siento el impulso de hacer un comentario aparte, no sé por qué. Se trata de lo siguiente. Hace tiempo que se ve la tendencia a que los alimentos sean cada día menos naturales y más tóxicos. Sucede con los animales (por el maltrato a que los sometemos y por la alimentación tóxica con que los alimentamos antes de posteriormente comérnoslos; añadamos los conservantes, colorantes, etc y ya tenemos montado el "cóctel tóxico") pero no parece una solución definitiva el camino vegetariano porque las plantas están sufriendo también los efectos de esta tendencia: cada día son más tóxicas (por las sustancias químicas que les echamos para que no sean afectadas por los insectos; por el tratamiento para que se conserven más tiempo; el caso de las semillas transgénicas, etc). A este paso llegará el día en que tendremos que plantarnos nuestra propia comida si queremos estar seguros de que es natural. Veo el Sungazing como un apoyo valioso en este contexto: creo que si aprendemos a optimizar la energía que absorbemos del Sol, tendremos más y más acceso a esta alimentación natural que no ha sido ensuciada por los tóxicos. El alimento que viene del Sol es amor, es libertad, es gratuito, es generoso, es natural y no lleva tóxicos.

En mi vida personal, en el punto en el que estoy de mi proceso de vida ingiero carne varias veces semanalmente (no soy partidario de dejarla hasta que el impulso provenga de adentro de mí mismo con gran potencia y con el impulso de la alternativa bien consolidado) y algunas otras sustancias "mejorables", pero últimamente me está llegando el impulso de ir reflexionando sobre este tema y el resultado es que ya he modificado algún pequeño segmento de mi alimentación (me gusta ir poco a poco, siguiendo el ritmo de los impulsos interiores). Incluso empiezo a reflexionar sobre la posibilidad de reducir paulatinamente las comidas con carne, aunque no lo considero algo primordial, ya que no debe ser un asunto llevado a cabo por "esfuerzo de voluntad", sino de forma natural, siguiendo espontáneamente el ritmo del fluir universal, guiándome de mi impulso interior.

Sobre este tema puede ser bueno recordar que no es un tema para obsesionarse, pues no es tan primordial como sintonizar con las frecuencias del Amor de cualquier manera que podamos. Como ya se dijo hace siglos, lo verdaderamente tóxico no es tanto lo que entra de la boca, sino lo que sale del corazón (odios, envidias, cólera, etc). Este tema es un asunto razonable de abordar, pero no con obsesión, sino calibrando tranquilamente la situación y tomar las decisiones oportunas cuando lo sintamos intuitivamente correcto. Sin forzar situaciones, sin tensiones: con sabiduría, con sensatez.

Como deba ser, será. Y mientras tanto veo que a veces me pongo a reflexionar. Y esta vez he dejado aquí por escrito esta especie de introducción a este tipo de reflexiones. En cualquier caso, todo fluye perfectamente dirigido por la Consciencia-Unidad.

¡Saludos!
*

10 comentarios:

  1. Amigo, si sigues comiendo carne significa que hay algo que está muy mal en ti. No voy a repetir palabras de grandes maestros ascendidos que ya explicaron muy bien por qué, además si no nace de ti el impulso, repito, estás muy desequilibrado, y de nada pueden servir todas las bonitas palabras que escribas en este blog. Mi consejo del alma es que revises qué te pasa, nada tiene sentido si no entiendes ni sientes esto.
    NO HAY NINGUNA, ABSOLUTAMENTE NINGUNA EXCUSA PARA COMER ANIMALES.
    Si no lo sientes así, quizás deberías dedicarte a otra cosa, la vida es para gente valiente...

    ResponderEliminar
  2. Estoy de acuerdo con eso de dejar fluir segun el impulso interior.A mi me ocurre algo parecido con la alimentación, y paulatinamente siento el deseo de consumir menos carne, aves,pescados etc.He bajado mucho el consumo. Pero tambien siento deseos de llenarme de la energìa del sol, de la naturaleza, y de las verduras,cereales,frutas.Estoy incorporando algunas recetas macrobióticas.Me gusta y me siento mucho mejor.Todo fluye perfectamente dirigido por la Conciencia-Unidad. Unicidad segun UCDM.Namasté.

    ResponderEliminar
  3. Gracias Carlos y Lamat por vuestros aportes. Todos los seres somos una Familia y si cada uno aportamos lo mejor de nosotros mismos crearemos este fluir tan vitalizador de Amor y Cooperación. En esta Familia Divina que somos, el "grande" ayuda al "chico", y avanzamos todos unidos por el bien de toda la Vida. Con esta actitud, de la mano los unos de los otros como hermanos, transcendemos la dualidad limitadora y sintonizamos un universo pacífico, amoroso, unido en hermandad, sin guerras, donde no competimos unos con otros sino que nos tendemos las manos aportando cada uno lo que puede, el "grande" más, el "chico" en su medida, el "chico" ayudado por el "grande" pues es la Naturaleza del Amor que el "mayor" tutele y guíe amorosamente al "menor" (eso sí, sin interferir en su libre albedrío si no acepta la ayuda directa).

    Un ejemplo de esta actitud nos la da el Sol, que nos ayuda a todos los seres sin excepción, tendiéndonos su "mano" amorosamente y ofreciéndonos lo mejor de Sí Mismo. Como siempre, el "grande" ayudando al "chico". Me encanta que la Vida funcione tan maravillosamente; es algo hermoso. A nadie nos falta nada que nos resulte necesario, pues la Vida se ocupa paciente y amorosamente de todos nosotros. Incluso los frutos más verdes acaban madurando. Estoy muy agradecido por ello.

    Me siento inmensamente agradecido por la Luz del Sol, por el Amor y la Luz y las Bendiciones constantes que me concede la Vida; por el Amor, la Luz y las Bendiciones constantes que sé que la Vida nos concede a todos, absolutamente a todos los seres, incluidos quienes aún no lo sienten.

    ¡Gracias, VIDA, por todo lo que haces por todos nosotros! ¡Gracias VIDA, por SER en cada uno de nosotros! Somos UNO, somos la VIDA, somos el AMOR.

    Abrazos a todos y gracias por SER.

    ResponderEliminar
  4. Si hay algo mal en el que come carne no es más que el mecanicismo al que ha sido sometido el cuerpo por la cultura y la educación - y aunque desarrolles la espiritualidad te lleva un tiempo a cambiar los hábitos - Carlos si dejas de comer carne por un ideal fallo - . Coincido totalmente con Mago en que hay que esperar que la vida nos lleve a tal o cual hábito de manera espontánea y natural y no dogmáticamente.

    ResponderEliminar
  5. Gracias por el aporte, Gesus. Lo explicas muy bien. El final, con eso de "no dogmáticamente", me ha recordado un par de anécdotas sobre el tema. Las menciono de memoria porque no tengo a mano los libros donde las leí, así que las cuento en términos aproximados (con mis palabras).

    Una es la del Maestro Ascendido El Morya, quien dio un ejemplo sobre el no-dogmatismo en la cuestión de si comer o no comer carne, durante la que creo que fue su última vida (en la cual ascendió). Él era el gobernante y líder de su pueblo (en oriente, creo) y lo que él hiciera influía mucho a los demás, pues el pueblo de amaba por su bondad y sus sabias decisiones como gobernante. Sucedió que él estimaba la alimentación vegetariana, pero se dio cuenta de que su pueblo se afligía por querer imitarle sin estar preparados para ello. Para que no se sintiesen mal ingiriendo carne, El Morya (no recuerdo su nombre en esa vida) decidió comer carne 6 meses al año, siendo vegetariano los otros 6 meses. Así daba ejemplo pero sin dogmatismos, sino paciente y comprensivamente (es más importante sembrar el Amor y la Consciencia, y la alimentación entonces mutará cuando la Vida proceda).

    La otra anécdota es del libro "Yo Soy: La Mágica Presencia" (no estoy 100% seguro de si era ese título, pero creo que narra la continuación del libro "Misterios desvelados"). Ahí se cuenta la historia de la familia Rayborn (igual me falla la memoria con estos nombres) y Daniel Rayborn tomaba carne y tenía animales o algo de eso, incluso pocas semanas antes de su Ascensión (el libro relata su ascensión). Puesto que el Maestro Saint Germain había prevenido al narrador del libro sobre los daños de ingerir carne, éste le preguntó al Maestro (estando a solas con él) que cómo era que D. Rayborn estando a punto de ascender, aún tuviera esos asuntos con la carne. Saint Germain explicó con flexibilidad que a veces se dan esos casos.

    Dejar de comer animales es no solo beneficioso, sino un reflejo de nuestra compasión (por el tratamiento industrial y frío que se las da, tratándolos casi como meros objetos para satisfacer a los humanos). Pero debemos acceder a esto con naturalidad, sin mirar por encima del hombro a nuestros hermanos que aún comen carne, pues cada ser madura a su debido tiempo, en el ritmo determinado por la Vida-Unidad.

    Quienes comen carne necesitan nuestro cariño, el estímulo de nuestra consciencia para ir avanzando de forma natural. En cambio, criticarles demasiado a veces tiene el efecto contrario, según pude comprobar en varias ocasiones hace unos años. Prefiero sugerir, sin criticar. Porque la Vida guía a cada ser, y pretender decir a los demás lo que deben hacer es algo arrogante, ni siquiera los ascendidos meten presión en este sentido, sino que ofrecen sus sugerencias con suave sutilidad: con el Amor por delante.

    Los que comen carne necesitan nuestro Amor y Sabiduría, no nuestros reproches ;-)

    Básicamente, cada persona es un mundo. La Vida nos guía a todos de la mejor manera, de eso no me cabe ninguna duda.

    Que la Luz nos bendiga a todos, así como a nuestros hermanos animales, a las plantas, a los iluminatis (que tanta luz necesitan) y a todos los seres.

    ResponderEliminar
  6. Hola!
    Felicidades por el blog!! ;) llegué a el "casualmente" y ya lo bookmarkee.
    Comentar q estoy de acuerdo con tu postura aun cuando llevo sin comer animales hace años, lo q si he notado como un cambio es tornar mi dieta al crudivorismo, la verdad es que mi transición está siendo super rápida y sin ansias de alimentos cocinados o animales...quizás sea pq es mi momento en este asunto, pq lo q si digo es q los vegetarianos-veganos-crudistas dogmáticos me entristecen bastante con esa actitud de "soy más que tu".
    Yo tuve que lidiar con emociones negativas como culpa, autocastigo, menosprecio a mi misma cuando no seguía la dieta como "debía ser"( sin animales), rallando ya en lo obsesivo...lo cual a nivel espiritual-energético-emocional-mental es aun más perjudicial q las toxinas de la carne...`por ejemplo, después de hacer algunos cursos de crecimiento espiritual sentía la necesidad de alimentos densos que "anclasen" como carnes etc y me privaba de ellos, lo cual era todo menos cuidarme y amarme...
    Para no extenderme, opino q hay q estar sintonizado con tu cuerpo y el te dirá lo q es bueno para ti en el momento concreto..ahora mi cuerpo me pide vegetales, frutas, semillas, frutos secos y todo crudo, nada de alcohol..pero por ejemplo fumo ( oh! sacrilegio! ;) )y en ello estoy pero tengo claro q si un día mi cuerpo me pide un pedazo de pollo o un plato de garbanzos se lo proporcionaré...Lo que te cueste o te haga sufrir no proviene de tu sabiduría interior sino de la mente condicionada por x creencias.
    Curiosamente me ha pasado lo mismo con los protocolos de meditación y práticas: ya no me pongo tiempos largos a meditar o limpiar chakras etc...actualmente uso sungazing, hooponopono y dar gracias por todo a todas horas...cada vez me alejo más de las prácticas establecidas y me guío más por mi voz interior.
    En fin...
    Un placer visitar tu blog!

    Luz&Amor

    ResponderEliminar
  7. Hola Anna, resueno mucho con tu manera de ver las cosas, en todo lo que mencionas, incluido el tema de la meditación, pues también me centro más en la voz interior y en la "meditación informal" que en las meditaciones formales.

    El crudivorismo me parece genial, es el alimento sólido más puro que tenemos a nuestra disposición, y recuerdo que ciertas comunicaciones (de Sirio) mencionan muy favorablemente este tipo de dieta (vegetariana en general, y especialmente los alimentos crudos). Si te interesa leer ese tipo de comunicaciones sirianas, mencioné el tema aquí:

    http://jugandoalegremente.blogspot.com/2009/11/tres-interesantes-libros-de-patricia.html

    El sungazing es una opción maravillosa disponible para todos, nos ayuda a sintonizar con elevadas frecuencias y a ponernos en orden gradualmente en todos los niveles.

    Gracias por tu comentario, ¡el placer ha sido mío!

    Un abrazo soleado y que seas feliz (y ya de paso que la felicidad nos envuelva también a todos sin excepción)

    ResponderEliminar
  8. Jeje, si! si somos felices lo emanamos y se contagia! :)
    Voy a ver lo q dices de Sirio, hace tiempo q no leo sobre canalizaciones pero ahora mismo voy a echar un ojo.
    Por cierto, es normal ver simbolos tras el sungazing? el 1er día vi un uno al reves- q resultó ser un símbolo rúnico- y luego tengo sueños en los q no dejan de emerger cuadrados y triángulos con los bordes dorados ¿?
    Llevo una semana pero estoy en 40'' pq hay días q no he oído el despertador :S
    Salu2!
    Luz&Amor!
    Anna

    ResponderEliminar
  9. Lo de ver símbolos tras el sungazing... En mi caso no veo símbolos, pero lo considero "normal" (es una palabra engañosa pues creo que no existe la normalidad, pues la normalidad es una abstracción mental jejeje) en el sentido de que me parece positivo, cada persona es un mundo y el sungazing puede "disparar" nuestra capacidad para percibir códigos e informaciones de muchos niveles.

    Con los sueños me pasa también que no tengo la tendencia a ver símbolos, pero me sigue pareciendo algo positivo y como decía, cada ser es un mundo y cada uno vamos activando nuestros procesos al ritmo que cada uno requiere.

    Desde mi punto de vista, el sungazing actúa en todos los niveles. Incluso simbólicamente podemos ver que la sociedad ha sido inducida a "distraerse" (del Ser, de la Verdad), pongamos como símbolo el mirar la televisión. Y al mirar al Sol tenemos un símbolo donde retornamos la mirada a lo esencial: a la Luz. Por supuesto, más allá de este simple símbolo, el Sol irradia una energía amorosa que nos libera de las ilusiones. Es el mejor espejo del mundo donde mirarnos, porque refleja lo mejor que somos: pura Luz.

    ¡Saludos! :-)

    ResponderEliminar
  10. No es tan malo lo que entra por la voca, como lo que sale por ella.
    Saludos

    ResponderEliminar