viernes, 2 de octubre de 2009

Síntesis del SUNGAZING

*
Este post es una síntesis o resumen de la técnica del Sungazing (síntesis mejorada de algún comentario mío que hice por mail y por web):

Recomiendo, ante todo, escuchar alguna charla de las que dio HRM (Hira Ratan Manek, el hindú que viaja por el mundo explicando cómo realizar el Sungazing). Ésta que pongo es una charla que dio en España y está muy bien: http://www.youtube.com/view_play_list?p=7AC3ACAE1CA0BE3D&annota... (la charla aparece dividida en 12 vídeos, de unos 10 minutos de duración cada uno).

También puedes leer los links que seleccioné en un artículo de uno de mis blogs, aquí: http://ondamistica.blogspot.com/2009/06/sun-gazing-contemplando-el-... (lo más importante no es este artículo, sino los links o enlaces que contiene, dirigidos a sitios donde aportan mucha información). Entre los enlaces está la charla mencionada antes y este interesante documento en PDF: http://www.athanor.es/suscripciones/reportajes/El%20Mensajero%20del... (Actualización de 31 enero de 2010: como veo que no funciona ese link, añado este otro como opción de reserva: https://www.athanor.es/suscripciones/reportajes/El-Mensajero-del-Sol-70.pdf y también: http://avesagu.blogspot.com/2008/11/el-sol-nos-da-vida-y-alimento.html)

Si cuando empieces (recuerda que la primera vez se mira solamente durante unos pocos segundos) te deslumbra el Sol, quizás eso signifique que te convenga hacer antes los 2 meses de práctica previa que se recomiendan a veces (en caso de determinadas enfermedades o de tomar determinados medicamentos). Puse un artículo sobre eso copiando lo que dijo HRM, aquí: http://jugandoalegremente.blogspot.com/2009/08/precauciones-antes-d... (que el Sol deslumbre es normal, sobre todo al principio, por eso se aconseja practicar el Sungazing en el momento más suave posible, justo al amanecer o al atardecer, y se puede filtrar su luz para que deje de deslumbrarnos, como comento más abajo).

Leyendo esos enlaces tienes todo lo fundamental para empezar a practicar Sungazing. Como introducción quizás también te valgan unos comentarios que hice por mail a una amiga, sintetizando al máximo para que se hiciera una idea del asunto como aperitivo antes de revisar por sí misma los links. Copio esos comentarios que le hice (en rojo copio de los mails originales y en azul las modificaciones que se me ocurran para completar la información mejor):

De un mail:

(...) sobre mirar el Sol hay un proceso que llaman 'Sungazing' donde se mira al Sol cuando su luz es suave (al amanecer o al atardecer), empezando por tan solamente unos segundos (y aumentando unos pocos segundos cada día). Los resultados sobre la salud y como camino espiritual parecen ser prometedores, según comentarios de quienes lo han probado el tiempo suficiente.

(...) Llevo practicando Sungazing casi 100 días (eso cuando envié el mail, actualmente 116 días) y en mi caso me produce una intensa calma (otras personas reportan mejoras de salud, etc, por ejemplo he leído casos de algunos miopes que han mejorado su vista). Puede ser un camino interesante para aquellos que se vean llamados por su intuición a conectarse más íntimamente al Sol.

Saludos!

De otro mail:

Te resumo a continuación lo más básico, pero tengo que enfatizar que el siguiente resumen no puede sustituir al caudal de información que sale en los links sugeridos, ya que hay matices, detalles de por ejemplo qué han de hacer quienes padecen determinadas enfermedades antes de ponerse a mirar al Sol, etc.

Lo básico:

1) HRM (iniciales de Hira Ratan Manek) recomienda mirar al Sol solamente dentro de la "hora segura", que es la primera hora del amanecer y la última del atardecer. Se empieza a contar a partir de cuando se vería el Sol en el horizonte (si no hubieran montañas ni obstáculos) y desde ese momento disponemos de una hora de seguridad total. Para saber a qué hora amanece en el lugar donde vivimos, hay sitios en internet (por ejemplo en http://www.horlogeparlante.com/spanish/#sun y webs similares, donde has de poner el nombre de la ciudad donde miras el Sol y el día sale el actual pero el día siguiente solo cambia un minuto o dos) y programas que lo calculan eligiendo el lugar del mundo y el día, por ejemplo este programa: http://users.telenet.be/suncycle/index.html (que habría que descargarlo primero en el PC, luego al abrirlo ponerle la latitud y longitud del lugar donde vivimos -esto puede averiguarse con el famoso programa Google Earth) y te sale un calendario donde ver el horario de salida y puesta de Sol el día que le digamos del año que le digamos. Esto, como ves, es largo de contar en un resumen breve. Para dudas hay foros como el siguiente: http://sungazers.foroactivo.net/foro-de-sungazers-f1/ donde quien lo desee puede registrarse y preguntar para ver si quienes llevan más tiempo practicando tienen alguna sugerencia para lo que nos inquiete. La cuestión es que, una vez sabida la hora del amanecer y atardecer, entonces es cuestión de ver si en nuestra zona sale el Sol cuando aún es la hora segura, o no. Hay quienes se desplazan a parques o a montes para ver mejor al Sol, ya que además, dentro de la hora segura es mucho más suave y agradable si lo hacemos con la luz suave de los primeros minutos del amanecer o los últimos del ocaso.

2) El primer día se mira 5 ó 10 segundos (generalmente la gente suele decidirse por los 10), y cada día que repitamos la práctica añadimos 5 ó 10 segundos más (la gente que leo suele añadir 10). Los días nublados o los que no lo practicamos por el motivo que sea, se hace como si no existieran y el siguiente día que sí miremos al Sol, añadimos esos segundos y seguimos como si no hubiera habido días de pausa.

3) Entonces se realiza así la práctica, que en total dura 9 meses aunque quien lo desee puede dejarlo antes. Por ejemplo se puede abandonar muy bien tras completar 3 meses (sin contar los días de pausa), los cuales si hemos añadido 10 segundos cada día de práctica, 3 meses sería 90 días que a 10 segundos por día salen 900 segundos, o sea, 15 minutos. Esos 15 minutos sería el tiempo que a esas alturas estaríamos mirando al Sol cada día. Tras ese primer nivel, se alcanzan beneficios mentales y emocionales, y si por ejemplo alguien sólo quería salir de una depresión o vencer una fobia, con ese nivel basta. Quien lo desee puede continuar añadiendo 10 segundos al día, hasta alcanzar los 30 minutos diarios, y en este segundo nivel se obtienen beneficios principalmente físicos (salud) y una profundización de lo demás. Igualmente es buen momento para parar si uno no quiere más, pero quien desee explorar los beneficios espirituales, sigue añadiendo 10 segundos cada día hasta alcanzar los 45 minutos mirando al Sol, que es el tiempo máximo (HRM avisa que sobrepasar ese tiempo podría ser arriesgado para la salud de la vista) (para menores de 15 años y mujeres embarazadas indica no mirar al Sol más de 5 minutos). Tras esta tercera fase, "uno se convierte en su propio maestro", algunas personas pierden el apetito y dejan de comer, alimentándose de energía. Es bueno decir que estas etapas son orientativas, y el tiempo necesario para experimentar los beneficios puede variar de una persona a otra.

4) Tras completar el proceso, se hace un mantenimiento de un año mirando al Sol 15 minutos diarios (o caminando 45 minutos descalzos, por tierra, nunca hierba) y acabado esto, se acabó. Uno no necesita volver a mirar al Sol, aunque puede seguir mirándolo por Amor o puro gozo. (Al llegar a los 45 minutos, se suele hacer un 'retroceso' en minutos para llegar a los 15 minutos de mantenimiento, de la siguiente manera: al día siguiente de haber completado los 45 minutos de Sungazing, hacemos 44 minutos, el siguiente día 43, etc. Restamos un minuto de tiempo cada día, de modo que a los 30 días habremos restado 30 minutos y estaremos en los 15 minutos diarios de mantenimiento. El mantenimiento dura un año y después de eso los efectos beneficiosos son para toda la vida, según HRM).

5) Lo importante es mirar al Sol, pero si se puede, HRM recomienda mirarlo estando de pie y pisando descalzo sobre tierra seca (nunca hierba), y también aconseja darse baños de Sol (media horita) para la piel, esto es recomendable en las horas de luz suave también, por ejemplo en esa misma "hora segura" o en las 2 horas tras el amanecer, y las dos horas antes del ocaso. También sugiere poner agua al Sol, en recipiente de vidrio transparente (nunca plástico, ni vidrios de color), etc, cosas así se aprenden en la charla que sale en el link de arriba. Añado un par de cosas: a) Lo de estar de pie intensifica los efectos pero no es necesario, se puede mirar al Sol sentado -mejor si mantenemos la columna erguida al sentarnos- o incluso tumbado: lo importante es la base: mirar al Sol el tiempo previsto y en la luz suave recomendada. b) Lo de pisar la tierra con los pies descalzos es otro complemento, siempre que se pueda es bueno hacerlo así. En mi caso lo he hecho pocas veces sobre tierra, sí algunas veces sobre roca (algo que HRM no menciona) y lo que HRM sí dice es no hacerlo descalzos sobre hierba ni sobre suelo de cemento: en esos casos simplemente nos ponemos el calzado y hacemos el Sungazing con los pies calzados. No olvidar tampoco el sentido común y en invierno por la mañana no poner los pies descalzos si hace frío.

6) Se puede ser flexible y mirar al Sol fuera de la "hora segura", siempre que el índice de UV sea menor que 2 (durante la hora segura el índice de UV suele ser cero; para baños de Sol lo aconsejable es que el índice de UV que sea menor de 4, y mejor todavía si no supera el índice de 2). Pero es aconsejable aprovechar la luz más suave posible, en la hora segura y mejor aún en la primera media hora de la "hora segura".

Este resumen no es nada comparado con escuchar la charla de HRM y leer los links, pero da una idea del asunto. Espero que te sirva y a quien lo lea. Añado un punto:

7) Seguir nuestras intuiciones combinadas con el sentido común: jamás forzar la vista. Antes que forzar la vista, en las charlas se sugieren ideas como filtrar la Luz del Sol si nos deslumbra, mirándolo las primeras veces a través de una fina telilla blanca (ejemplo: una gasa) o a través de las hojas de un árbol. (He usado alguna vez como filtro la redecilla de un viejo bañador, que convenientemente doblada las veces necesarias amortiguan la Luz del Sol tanto como me convenga).

Para llevar la cuenta del tiempo, hay quienes usan el cronómetro del teléfono móvil (celular) o quienes preferimos conseguir un temporizador, ya que puedes ponerle el tiempo que quieres que cuente hacia atrás, eligiendo los minutos y segundos exactos para que avise con un sonido al llegar a cero. Y si pasa una nube, darle al botón de pausa y reanudar la cuenta en el segundo por el que íbamos cuando la nube se aparta, suponiendo que aún estemos en la hora segura. En fin, esto son sugerencias pues cada uno se organiza eso como quiere jejeje... (Encontré el temporizador en un bazar -interesante preguntar también en relojerías-, algunos lo llaman 'timer', en mi caso tuve que explicar que quería un cronómetro pero que vaya hacia atrás, como el cronómetro del microhondas pero sin microhondas, y que avise con un sonido al llegar a cero, como pita el microhondas jejeje)

Un Soleado Saludo

PD: El post donde explica qué enfermedades requieren una preparación antes del Sungazing lo posteé aquí: http://jugandoalegremente.blogspot.com/2009/08/precauciones-antes-d... (...) voy contando mis experiencias con el Sungazing cuando tengo algo que decir, en el apartado etiquetado como 'Sungazing', cuyo link es éste: http://jugandoalegremente.blogspot.com/search/label/Sun%20Gazing Se requiere de paciencia para leer tantas cosas, pero para comprender bien un tema lo mejor es 'empaparse' bien de toda la información posible. ¡Saludos! ;-)

Fin del mail que le envié a mi amiga.

Bueno, espero que sirvan estos datos. Confía en que Dios -la Vida- quiere lo mejor para cada ser, incluido Tú. Y en que eres divino, todos lo somos porque somos Hijos de la Vida.

Ojalá que esta información sea útil para quien quiera conocer el Sungazing.

¡Un Soleado Abrazo para todos!

PD: Añado algo que no puse en el mail: al Sol se le mira con naturalidad, como quien mira a una persona o incluso la tele. Se parpadea cuanto sea necesario, tantas veces como surja: esto no es problema ya que no se trata de mirar con los ojos como platos, sino de mirar con naturalidad, como si miraras un cuadro o a un amigo, y además puedes hacer tantas pausas como quieras. El Sungazing tiene efectos más intensos cuando se realiza con cariño y respeto. ¡Saludos!

Actualización (19 de junio de 2010): El 1 de abril de 2010 alcancé la etapa final del sungazing, los 45 minutos. Ahora estoy en el año de mantenimiento, pero aquel día escribí un detallado post que incluyo aquí por si a alguien le pudiera interesar: 45 minutos de Sungazing
*

4 comentarios:

  1. Hola Toni, felicidades por tu espacio, es maravilloso.

    Quería compartir contigo que en las últimas conferencias Hira dice que el mantenimiento es para toda la vida, siempre que apetezca, en lugar de un año. También le envié un correo preguntándole y me respondió que sí, que para toda la vida =)

    ¡Abrazos!

    ResponderEliminar
  2. Hola ConcienciaEcuménica, gracias por compartir la información. Sí, había leído sobre esto y el contexto parece ser el siguiente: había una especie de "ola de preocupación" respecto a si seguir mirando al sol tras acabar el mantenimiento pudiera ser perjudicial (esto por las ganas de muchos de poder seguir mirando, ya que realmente se disfruta mucho), y estas preocupaciones fueron llegando a HRM en forma de preguntas, así que él desde entonces viene diciendo que se puede mirar toda la vida, sin ningún problema.

    ¡HRM tan amable como siempre, facilitando las cosas! :-)

    (Además, las cosas son siempre fáciles cuando uno se abre a la inspiración, pues se siente momento a momento lo apropiado para las particulares circunstancias).

    ¡Abrazos!

    ResponderEliminar
  3. Veo que sabías más que yo Toni, desconocía eso que comentas. Creo que es una buena elección, además es posible que el Sol nos de beneficios siempre, 'acercándonos' un poco más hacia la Unidad, o mejor dicho deshaciendo el velo de la dualidad, al menos así siento yo esta maravillosa práctica.

    He escrito una entrada sobre tu espacio en Conciencia Ecuménica, espero que sea de tu agrado.

    http://concienciaecumenica.wordpress.com/2011/10/12/jugando-alegremente/

    ¡Un abrazo!

    ResponderEliminar
  4. Hola ConcienciaEcuménica, el Sol puede ser una puerta, una oportunidad, si nos soltamos inspirados por él y dejamos de darle alas a lo mental, sino simplemente ser, momento a momento, sin ideas preconcebidas.

    Las cosas más sencillas son las más reveladoras: el sol, la lluvia, el monte, caminar descalzo, la espontaneidad de cada momento, la risa, etc.

    Gracias por la entrada en tu blog, es un detalle. Todo lo que "sucede", todo lo que "hacemos", es de todos para todos, un compartir brillante dentro de la Familia que somos, que en realidad es una misma completa Unidad.

    ¡Saludos!

    ResponderEliminar