sábado, 22 de enero de 2011

Cielo, siddhis, renacimiento (Ramana Maharshi)

*
Lo siguiente son algunos fragmentos del libro Conversaciones con Sri Ramana Maharshi, en este caso correspondientes al año 1935. Señalo con la letra D al devoto o visitante que pregunta, y con la letra M las respuestas de Ramana Maharshi.

D: ¿Son reales los dioses Isvara o Vishnu y sus regiones sagradas Kailasa o Vaikuntha?

M: Tan reales como que usted está en este cuerpo.

D: ¿Poseen ellos un vyavahara satya, es decir, una existencia fenoménica como mi cuerpo? ¿O son ficciones como el cuerno de una liebre?

M: Ellos existen.

D: Sí es así, deben estar en alguna parte. ¿Dónde están?

M: Las personas que los han visto dicen que existen en alguna parte. Así pues, debemos aceptar su afirmación.

D: ¿Dónde existen?

M: En usted.

D: Entonces, ¿es sólo una idea —que yo puedo crear y controlar?

M: Todo es así.

(...)

D: Si pensamos «yo soy lo real», ¿funcionará?

M: Todos los pensamientos son incongruentes con la realización. El estado correcto es excluir los pensamientos sobre nosotros mismos y todos los demás pensamientos. El pensamiento es una cosa, y la realización es otra completamente diferente.

D: ¿No es necesario, o al menos ventajoso, hacer invisible el cuerpo en el progreso espiritual de uno?

M: ¿Por qué piensa en eso? ¿Es usted el cuerpo?

D: No. Pero la espiritualidad avanzada debe efectuar un cambio en el cuerpo. ¿No es así?

M: ¿Qué cambio desea usted en el cuerpo, y por qué?

D: ¿No es la invisibilidad una evidencia de Sabiduría avanzada (jñana)?

M: ¡En ese caso, todos aquellos que hablaron, que escribieron y que pasaron sus vidas ante la vista de los demás deben ser considerados ignorantes (ajñanis)!

D: Pero los sabios Vasistha y Valmiki poseían esos poderes.

M: Podría haber sido su destino (prarabdha) desarrollar esos poderes (siddhis) junto con su sabiduría (jñana). ¿Por qué apunta usted a eso que no es esencial, sino proclive a evidenciar un obstáculo a la sabiduría (jñana)? ¿Se siente el Sabio (jñani) oprimido porque su cuerpo es visible?

D: No.

M: Un hipnotizador puede hacerse a sí mismo repentinamente invisible. ¿Es por eso un Sabio (jñani)?

D: No.

M: La visibilidad y la invisibilidad se refieren al veedor. ¿Quién es ese veedor? Resuelva eso primero. Las demás cuestiones no tienen importancia.

(...)

D: ¿No vamos al cielo (svarga), etc, como resultado de nuestras acciones?

M: Eso es tan verdadero como la existencia presente. Pero si indagamos quién somos y descubrimos el Sí mismo, ¿qué necesidad hay de pensar en el cielo, etc?

D: ¿No debo yo tratar de escapar del renacimiento?

M: Sí. Encuentre quién ha nacido y quién tiene ahora el trastorno de la existencia. Cuando duerme profundamente, ¿piensa usted en renacimientos o incluso en la existencia presente, etc? Encuentre de dónde viene el trastorno presente y ahí está también la solución. Usted descubrirá que no hay ningún nacimiento, ningún trastorno ni infelicidad presente, etc. Todo es Eso; Todo es Felicidad; de hecho, nosotros somos libres de todo renacimiento. ¿Por qué inquietarse por la miseria del renacimiento?
*

No hay comentarios:

Publicar un comentario