sábado, 28 de enero de 2012

No hay nada que hacer, excepto eliminar los obstáculos que hemos imaginado

*
El título de este post expresa una idea básica del advaita en general (incluido UCDM, que también ha sido llamado el "Vedanta cristiano"). No hay nada que hacer, pues la Verdad ya es. La Unidad es la Realidad, siempre. Como explicaba Shankara, la Realidad desaparece (parece desaparecer) por ignorancia, al superponer sobre ella las proyecciones que no son más que fantasías irreales. Ramana Maharshi decía que bastaba con simplemente volver la mente hacia adentro, en lugar de dirigirla hacia afuera. Volver la mente hacia adentro puede ser llamado con muchos nombres (indagación, discernimiento, desapego, el proceso de perdón entendido como en UCDM, la contemplacion, etc, incluso la simple escucha de la verdad es un tímido comienzo de esto mismo), pero finalmente todo es un mismo proceso que no puede ser impedido por nada ni nadie, excepto por nuestra propia dejadez. Este proceso no puede impedírnoslo nada porque no hay nada aparte de la Verdad, la cual es Amor sonriéndonos con los brazos abiertos. Lo irreal no puede impedir nada. No se trata de hacer nada, sino de una simple actitud: darnos cuenta de que todo lo perceptible por los sentidos y lo concebible mediante la mente humana son imágenes irreales, y al reconocer su falsedad y falta de valor surge desapego que es la actitud de descartar todas esas falsedades. No las necesitamos. Soltamos los juguetes para despertar a la Realidad.

Las palabras no alcanzan para describir lo indescriptible. Sin embargo, las palabras pueden resultar útiles para animar a deshacer los imaginarios obstáculos que nosotros mismos hemos fantaseado. Y eso es todo. No hay nada que hacer, ni nada que entender, excepto eliminar los obstáculos que ponemos a la Verdad, y así dejar que Ella misma se revele (es la Gracia).

Unas citas complementarias con el tema:

Leyendo la sección IV del capítulo 14 del Texto de Un Curso de Milagros, se comparten algunos destellos:

No tienes que comprender lo que es la creación para hacer lo que tienes que hacer antes de que ese conocimiento cobre sentido para ti. Dios no rompe las barreras, pues no las creó. Cuando las abandonas, desaparecen. (UCDM; Texto, Cap 14, IV, 4, 1-3) Nota 1: la palabra "creación" es reservada en UCDM para lo indescriptible, para lo verdadero, el puro Ser, el Amor; en el vocabulario de UCDM esa palabra "creación" no se refiere al mundo fenoménico (para el mundo fenoménico reserva palabras como "fabricación", "invención", "imaginación", etc). Nota 2: En UCDM la palabra "conocimiento" se usa siempre en el sentido de la Verdad-no-dual, o sea, equivalente a lo que en oriente se llama "consciencia-en-sí" o "conocimiento del Sí mismo".

No puedes comprender cuánto te ama tu Padre, pues en tu experiencia mundana no hay paralelo que te pueda ayudar a comprenderlo. En la tierra no hay nada comparable, ni nada que jamás hayas sentido aparte de Él se parece en lo más mínimo a Su Amor. (UCDM; Texto, Cap. 14, IV, 8, 4-5)

La Expiación te muestra la verdadera condición del Hijo de Dios. No te enseña lo que eres, o lo que tu Padre es. El Espíritu Santo, que lo recuerda por ti, te enseña sencillamente a eliminar los obstáculos que se interponen entre ti y lo que sabes. (UCDM; Texto, Cap. 14, IV, 9, 3-5) Nota: En el vocabulario de UCDM, la "Expiación" puede ser entendida como el "Proceso del Despertar" o términos similares que se nos puedan ocurrir: "discernimiento y desprendimiento de lo falso", "liberación de la irrealidad (del miedo, culpa, etc)", etc. La Expiación es el reconocimiento de la inocencia, de la pureza, de la plenitud.

Seguimos con una cita de Nisargadatta Maharaj:

La meditación es el ejercicio diario y deliberado de discernir entre lo verdadero y lo falso y renunciar a lo falso. Para empezar hay muchos tipos de meditación, pero finalmente todos se funden en uno. (Nisargadatta Maharaj en Yo Soy Eso, capítulo 16)

Le hicieron la siguiente pregunta a Ramana Maharshi:

Sadhu Natanananda (Natesa Mudaliar): Si todo acontece según el karma, ¿cómo se han de vencer los obstáculos de la meditación?

Ramana Maharshi: El karma atañe sólo a la mente dirigida hacia afuera, no a la mente dirigida hacia el interior.

(Pregunta y respuesta tomada del libro Lo eterno en el tiempo, de A. R. Natarajan, página 107)

Por lo tanto, nada puede impedir este proceso, pues no tratamos de reformar el ilusorio mundo (el cual está repleto de obstáculos ilusorios) sino que abandonamos todas las imágenes, todo lo exterior, y la mente no tiene otra alternativa posible que el interior: descartadas las ficciones, sólo hay reposo en la permanente Realidad.

Nótese que aunque no hay dentro ni fuera (sólo existe el Ser pleno), llamaremos externo a todo lo falso, pues son "imágenes" irreales, y esto incluye no sólo a los objetos perceptibles por los sentidos, sino también la autopercepción corporal (el cuerpo también es "externo") así como los pensamientos, emociones, etc. Hay que ir descartando todo lo conocido para que lo desconocido, lo cual habíamos negado, resulte obvio.

El mero hecho de discernir lo falso como falso, y descartarlo desapegadamente, es ya en sí mismo parte del proceso de volver la mente hacia adentro.

El nivel de madurez mental se alcanza cuando nada externo resulta de valor alguno y el corazón está dispuesto a abandonarlo todo (desapego). Entonces lo real tiene una oportunidad y la aprovecha. Los retrasos, si los hay, están causados por la resistencia de la mente a ver (discernimiento) o descartar (desapego).

(Nisargadatta Maharaj en Yo Soy Eso, capítulo 98)

El camino es simple porque no hace falta dar ni un solo paso. El único "paso" es un cambio de actitud, y lo que acompañe a esta actitud estará bien de cualquier modo, pues en el escenario de teatro estamos bendecidos por la inspiración que despierta en nosotros conforme descartamos lo falso y nos abrimos a la verdad interna, nos abrimos a lo eterno.

Simple. No hay problemas. Y si aparece alguno, se discierne que es falso, se descarta, y la mente se tranquiliza ("vuelve adentro, se pacifica"). Y todo va como la seda conforme las brumas ilusorias se desvanecen y amanece la evidencia de lo intemporal, del Amor ilimitado que siempre Es.

Sonreímos en paz ☼
*

2 comentarios:

  1. Parece claro y sencillo; pero para el "ego" en el que nos identificamos, y fuera del cual no recordamos nada, es tirarte al vacío , sin saber si alguna vez acabarás en algún sítio. ¿Donde voy? ¿Que hay más allá del conocimiento de la Mente, y del sentimiento del Corazón? ¿Quién volvió del Reino de los Cielos y nos dijo cómo era?

    El Cristianismo nos habla de Unión dentro de la ilusión , dentro de la Materia; nos habla de un Mundo nuevo con un Cielo nuevo y un hombre nuevo; esto nos es más fácil de entrever , porque sólo hay que hacer un Cielo en la Tierra. Hay que embellecer el Universo y vivir tan ricamente en él, todos juntos en Paz.

    Me ha encantado éste post ; es un resumen muy bueno y claro. Gracias Toni

    Saludos

    ResponderEliminar
  2. Hola Julia, me alegra que te haya gustado :-)

    Embellecer el sueño es seguir soñando, pero por supuesto que no hay peligro en seguir soñando, aquí todos somos amados, soñando o no jejje, dejemos a cada cual disfrutar a su manera ;-)

    La pregunta:

    ¿Quién volvió del Reino de los Cielos y nos dijo cómo era?

    Una pregunta más inspiradora parecería ser ésta:

    ¿Quién abandonó el Cielo alguna vez?

    Si la respuesta es nadie, entonces nadie tiene problemas jejeje

    Pero, en el otro lenguaje, "¿quién volvió del Reino de los Cielos y nos dijo cómo era?", pues a ver, veamos:

    1) Jesús

    2) Krishna

    3) Buda

    4) y en años posteriores (y coetáneos) a esos 3, muchísimos más (miles, incluso millones, a pesar de que se suele decir que son muy pocos; eso sí, la mayoría no se hicieron "famosos").

    El asunto es que realmente no "volvieron", pues nunca habían salido del Hogar. Simplemente despertaron del sueño. Y en cuanto a decir cómo es despertar, pues poco pudieron hacer, ya que es indescriptible. Bastante hicieron con dar pistas de lo poco que se puede decir en palabras: indicaciones para que cada uno vaya deshaciendo los obstáculos a la obvia Verdad.

    Lo más valioso que compartieron, fue su propio ser, su cariño y bella actitud, su silencio digno, su nobleza, su belleza interior, su inspiración desbordante más allá de las palabras.

    ¡Saludos! ☼

    ResponderEliminar