lunes, 5 de marzo de 2012

¿Es correcto pensar en el Curso como una reinterpretación de la Biblia o de los evangelios?

*
Un Curso de Milagros puede ser percibido de maneras muy diferentes en función de cada persona y dependiendo de con qué se le trate de comparar (se le pueden buscar semejanzas con el Advaita, con la Biblia, con el Budismo, la psicología, la pedagogía, la poesía, etc). Aunque el no-dualismo es el sello de UCDM, debido al lenguaje muchas personas lo comparan con la Biblia, de una forma u otra. Asimismo la Biblia, el Advaita, el Budismo, etc, pueden ser interpretados de diferentes formas, según el enfoque. Por ejemplo: algunos consideran que la Biblia son textos simplemente duales (otros han pensado lo mismo de los Vedas, Upanisads, etc), mientras que otros, como por ejemplo Ramana Maharshi, decía que la esencia de esos caminos (mencionó explícitamente la Biblia, que estudió de joven) es verdadera. Ramana destacaba de la Biblia la afirmación «YO SOY LO QUE YO SOY», y también mencionaba destacándola la también bíblica afirmación «Permanece en quietud y sabe que Yo Soy». Cuando le mencionaban el hecho de que hubiera relatos aparentemente duales incluidos en la Biblia o en las Puranas, Upanishads, etc, respondía al estilo "Shankara" diciendo que esas partes eran metáforas o parábolas adaptadas a las mentes de los diversos grados de madurez de los buscadores (el buscador superficial se dejará llevar por el relato de la metáfora, mientras que la mente madura entenderá el mensaje que hay tras las metáforas). Quienes saben interpretar las parábolas (su simbología) encuentran los significados disimulados entre sus adornos superficiales (Un ejemplo son los poemas épicos, como el Mahabharata, que incluye partes metafóricas y guerras, pero también partes más directas como la Bhagavad Gita). Lo que está claro es que cualquiera de estos caminos sirvieron a diversos místicos en las diferentes tradiciones para que despertaran a la iluminación.

A David Hoffmeister (le dediqué un post aquí: http://jugandoalegremente.blogspot.com/2012/03/david-hoffmeister-compartiendo-ucdm.html donde se pueden descargar unos libros, entre ellos el que incluye las siguiente citas: «Una sola mente») le preguntaron acerca de las similitudes entre UCDM y la Biblia:

Pregunta: ¿Es correcto pensar en el Curso como una reinterpretación de la Biblia?

David Hoffmeister: Sí, pienso que es importante ver que todo en la forma puede ser usado por el Espíritu Santo o por el ego. El Espíritu Santo ha usado la Biblia durante siglos para conducir al reino del cielo interno, y han habido muchos santos y místicos que siguieron ese camino. El Curso es otra herramienta ahora, pero encontrarás en él lo que quieras encontrar. Algunos toman el Curso y lo tiran al río. Otros lo tiran por el inodoro - he escuchado muchas historias. Una mujer se enojó tanto con el Curso que le arrancó las páginas una por una y las tiró a la basura. Un Curso de Milagros es muy directo, y el ego se asusta mucho de un libro así. Pero es importante darse cuenta de nuevo, que toda forma es neutra. Es el deseo del corazón que trae la salvación. El ego está asustado del Espíritu Santo. Un Curso de Milagros tiene una cita que dice que "al ego le encanta estudiarse a sí mismo". De modo que el Curso es una herramienta para llegar a la experiencia de Cristo, al igual que la Biblia lo es para llevar a la experiencia de Cristo. Hace 2000 años los escribas y los Fariseos se concentraron en la forma pero no tomaron en cuenta el espíritu, pero tú no quieres caer en esa trampa. No hagas algo especial del Curso de Milagros. Es sólo una herramienta que te ayuda a ir para adentro. El ego es la voz de la comparación. El ego puede intentar comparar al Curso con la Biblia, como si uno fuera mejor que el otro. La forma es neutra. En el Curso o en la Biblia encontrarán lo que están buscando. El ego encuentra maneras de sacrificio y castigo y penitencia y usa los símbolos del mundo para enseñar su sistema de pensamiento. El Curso se escribió de manera tal que fuera más fácil evitar estas trampas. Así que si tienes la voluntad, puedes alcanzar la experiencia a la que apunta el Curso.

En otro momento le preguntaron:

Pregunta: Por favor háblanos de los evangelios y el Curso.

David Hoffmeister: Se podría decir que Un Curso de Milagros es una aclaración e iluminación de los evangelios. Los evangelios fueron escritos por apóstoles que todavía creían en el ego. Ellos no pudieron entender muchas cosas que enseñó Jesús. Su idea del ego sobre el sacrificio, manchó su percepción de la crucifixión. Ellos percibieron que Dios tenía un hijo inocente que sufrió y murió por el bien de la humanidad. ¡Jesús no sufrió, y el Cristo no puede morir! La resurrección fue un pequeño símbolo apuntando a una gran lección: que no puedes matar al Cristo. Un Curso de Milagros reinterpreta algunos dichos de la Biblia y los evangelios. Jesús dice que él jamás pudo haber dicho “¿Traicionas al Hijo del Hombre con un beso?” porque Jesús no creía en la traición. Jesús no podría haber estado enojado en el templo. Eso hubiera contradicho todas sus enseñanzas. Jesús no podría haber dicho, “No he venido a sembrar paz, sino espadas”.

Pregunta: Leí la idea de Ken Wapnick de que lo que hizo Jesús en el templo era sólo un dispositivo de enseñanza.

David Hoffmeister: Exactamente.

Pregunta: Porque era un lugar tan público.

David Hoffmeister: Sí, así también lo veo yo. Eso de volcar las mesas del comercio en la casa de Dios fue una demostración de que el comercio y el camino de Dios no se mezclan. Al igual que la crucifixión, que fue un dispositivo de enseñanza extremo, una forma extrema de enseñar el amor.

Un Curso de Milagros también tiene algunos puntos en común con la psicología, usa algunas palabras del lenguaje psicológico: proyección, negación (en el sentido de represión, ocultación), disociación, percepción, transferencia, terapeuta, etc; lo cual es natural si tenemos en cuenta que los "padrinos" de UCDM (Helen Schucman y Bill Thetford) eran profesionales de la psicología y tal vocabulario les resultaba muy familiar (además a veces tenían que dar charlas a profesionales, sobre temas psicológicos, por lo que el lenguaje pedagógico también fue empleado para el Curso, con palabras como: aprender, enseñar, maestro, lección, alumno, etc). Relacionado con este punto de conexión con la psicología, a David Hoffmeister le preguntaron:

Pregunta: ¿Cómo entiendes la diferencia entre Un Curso de Milagros y la psicología tradicional?

David Hoffmeister: La psicología tradicional ofrece un estudio de la mente. Posee varias hipótesis y teorías sobre el comportamiento humano y los mecanismos de defensa de la mente. Un Curso de Milagros fue escrito por una mente Despierta. Es como un mapa del camino que nos aleja de la culpa de este mundo. Utiliza terminología de la Cristiandad, psicología y pedagogía, pero tiene significados distintos para muchas de las palabras. Por ejemplo, “salvación” es mucho más que una creencia en Jesús y en su muerte en la cruz. Implica aceptar la corrección en la mente debido a la creencia en la separación de Dios. Esto requiere un cuidadoso cuestionamiento del ego y desapegar a la mente de todas las creencias del ego. La psicología puede ser descripta como el estudio del problema. Un Curso de Milagros provee el camino a la corrección. Es en verdad una enseñanza en perdón. El Curso enseña que el perdón se aplica a tu propia percepción errónea. Libera el resentimiento en tu corazón y te permite observar que nada te ha sucedido excepto tu propio deseo y que tienes la voluntad de soltar ese deseo.

Finalmente, un comentario sobre las resistencias del ego al Curso:

Un Curso de Milagros es una forma rápida de des-hacer el ego, y la resistencia del ego es enorme. Si llegas a un punto tal que es muy extremo, lo mejor es dejar el libro por un tiempo. El Espíritu Santo y Jesús nunca se van a enojar. Hay varios relatos de personas que han utilizado el Curso como un tope de puertas o como un pie de maceta. Pero cuando el momento es oportuno, se retoma. Hay otros relatos de personas que leyendo el Curso tenían gran dificultad para comprender el significado. Luego, gracias a un momento de entendimiento y disposición, podían leer el Curso y comprenderlo más profundamente. En realidad, es una cuestión de voluntad de la mente, no una cuestión de cuánto lees o cuán rápido vas.

David Hoffmeister

¡Saludos!
*

1 comentario:

  1. Me ha gustado mucho este post, porque también había notado el paralelismo entre comunicados de la Biblia y del Curso de Milagros.
    En alguna ocasión esto me ocasionaba cierta turbación. Tanto el hecho de las particularidades duales, que presenta en ocasiones la Biblia,cómo, su inclinación sutil hacia el sufrimiento cómo pago de los errores, lo cual se presenta en algunos pasajes . Esto último, según mi entender, ocasiona "miedo", lo que nos ata más al mundo del ego.

    Por eso al encontrar paralelismos entre Biblia y Curso , me sentía algo contrariada.

    Después de leer éste post aclaratorio me siento más tranquila.

    Gracias

    ResponderEliminar