domingo, 29 de enero de 2012

«Se revelará por sí mismo» (Ramana Maharshi)

*
Copio un fragmento del libro «Lo eterno en el tiempo», de A. R. Natarajan:

La primera mujer occidental que vino a Sri Ramanasramam fue M. A. Pigot, una inglesa que había leído La india secreta y que había venido a la India para ver al Maharshi.

Con frecuencia se desesperaba porque siempre había mucha gente y Ramana nunca estaba solo. Su sala estaba abierta a todos y a todas horas. Pero una mañana temprano, cuando vino a la sala, encontró que Ramana estaba solo, sin sus asistentes, «emanando una maravillosa quietud y paz». Con su permiso, le hizo algunas preguntas y obtuvo sus aclaraciones.

M. A. Pigot: ¿Cuáles son los obstáculos para la realización del verdadero Sí?

Ramana Maharshi: Sobre todo la memoria, los hábitos del pensamiento, las tendencias acumuladas.

M. A. Pigot: ¿Cómo puede desprenderse uno de esos obstáculos?

Ramana Maharshi: Busca el Sí por medio de la meditación, de esta manera: examina cada pensamiento hasta su origen, que es sólo la mente. Nunca permitas que el pensamiento continúe. Si lo haces, no tendrá fin. Llévalo a su punto de origen —la mente— una y otra vez, y tanto él como la mente morirán por falta de acción. La mente existe únicamente en virtud del pensamiento. Cuando paras el pensamiento no hay mente. A cada duda y depresión que surja, pregúntate, «¿Qué es eso que duda?, ¿qué está deprimido?». Vuelve a ello continuamente hasta que no quede nada más que la fuente de todo. Y entonces, vive siempre en el presente y sólo en el presente. No hay pasado ni futuro excepto en la mente.

M. A. Pigot: ¿Qué meditación podrá ayudarme?

Ramana Maharshi: Tienes que aprender a concebir el sujeto y el objeto como uno. Al meditar en un objeto, ya sea concreto o abstracto, destruyes el sentido de la unidad y creas dualidad. Medita en lo que eres en Realidad. Trata de comprender que tú no eres el cuerpo, no eres las emociones, no eres el intelecto. Cuando todo esto esté en calma, encontrarás...

M. A. Pigot: ¿El qué?

Ramana Maharshi: Lo descubrirás; yo no puedo decir cuál será la experiencia de cada individuo. Se revelará por sí mismo. Tenlo por seguro.

(...)

En el momento de la despedida, sus palabras fueron muy conmovedoras. Habló de las dificultades de la vida cotidiana y de los problemas mundanos. El mensaje de despedida de Ramana fue: «Haz en todo momento lo que es correcto y, después, déjalo atrás».


Ramana no intentó describirle a M. A. Pigot lo indescriptible. Pero le aseguró que se revelará por sí mismo. El Amor (el Ser, la Verdad) se revela a sí mismo cuando dejamos de taparnos los ojos y dejamos de desear lo irreal, soltándolo y demostrando así estar abiertos a la Realidad. Ramana no trató de explicarle lo indescriptible pero sí le explicó con breves palabras cómo podemos dejar de taparnos los ojos a la Verdad. Dejar de taparnos los ojos es suficiente. Es lo único que necesitamos hacer para que la Gracia se manifieste. Porque la Gracia ya está aquí. Sólo tenemos que aceptarla, lo cual es querer la Verdad y nada más que la Verdad.

Unas pocas citas más sobre este tema pueden encontrarse en este otro post: No hay nada que hacer ni entender, excepto eliminar los obstáculos imaginarios: http://jugandoalegremente.blogspot.com/2012/01/no-hay-nada-que-hacer-excepto-eliminar.html

¡Saludos!
*

No hay comentarios:

Publicar un comentario